En el espacio entre las calles Teniente Giraldo, Torrecilla y Talavera Baja

LAS OBRAS DE PEATONALIZACIÓN DE LA CALLE CALZADA ESTÁN LLEGANDO A SU FINAL

Antes ha habido que derribar varios inmuebles situados en este espacio y que ocupaban parte del nuevo vial

La Comarca

14/10/2008

(Última actualización: 14/10/2008 12:00)

Imprimir

Los trabajos de peatonalización de la calle Calzada han entrado en la recta final con la realización del tramo entre las calles Teniente Giraldo, Torrecilla y Talavera Baja. Unas obras que se han retomado una vez que se han procedido al derribo de varios inmuebles situados en este espacio y que ocupaban parte del nuevo vial, que ahora ganará en amplitud y comodidad a la hora del tránsito en un itinerario de gran influencia por la cercanía de Correos y supermercados.

La peatonalización de la calle Calzada se inició el pasado mes de abril en una actuación sobre uno de los viales más transitados, populares y una de las principales arterias de la ciudad, dentro del plan que está acometiendo la Concejalía de Urbanismo para la creación de un centro comercial abierto en las calles existentes entre el Paseo de San Gregorio y plazas de Constitución y Villareal.

La actuación integral para dar mayor vida y realce a este vial con numerosos establecimientos comerciales sirve de conexión de la calle Aduana con plaza Villareal y Elio Antonio de Lebrija. Se trata de hacer una ciudad más habitable y que el ciudadano pueda disfrutar más ampliamente de los espacios que se ofrecen para hacer sus compras o para acudir a edificios oficiales.

El Ayuntamiento de Puertollano ha destinado 130.000 euros en gastos de materiales para la reforma y acondicionamiento de la calle Calzada, que ha ganado en estética con la ampliación de acerados y la desaparición de espacios destinados a aparcamiento. Se trata de una calle semipeatonal, ya que se permite el tránsito a cocheras de los diversos edificios y vehículos de emergencia.

En una primera fase se acometió el levantamiento del antiguo solado, bordillo y pavimento y dando servicio de suministro de agua a los edificios afectados. Se ha instalado una nueva red de agua de polietileno con un incremento de la capacidad al aumentar el diámetro de la tubería de 125 a 160 milímetros.

También se han llevado a cabo nuevas acometidas, redes de gas, energía eléctrica y telefonía y se ha dejado mayor espacio para futuras conducciones con el fin de evitar tener que levantar el terreno para atender a las necesidades que puedan surgir a lo largo del tiempo.

El solado es similar al que instalado en otras zonas peatonales adyacentes, con un acerado de granito, aunque en esta ocasión de color rosa porriño. Para el tránsito de vehículos en el espacio central se ha colocado adoquín de granito.