La multinacional Ser-Viz Ibérica se hará con la gestión productiva a principios de noviembre

EL PREACUERDO ENTRE TRABAJADORES Y DIRECCIÓN DE FUENTE AGRIA EMPLEO DEBERÁ SER RATIFICADO POR LA NUEVA EMPRESA PROPIETARIA

J. Carlos Sanz

14/10/2008

(Última actualización: 14/10/2008 12:00)

Imprimir

“Un preacuerdo que restablece la normalidad”; así piensa Casto Sánchez, Director de la Fundación Fuente Agria, de la que depende el Centro Especial de Empleo dedicado a la fabricación de perchas y donde ayer se vivió un episodio de conflictividad laboral cuando cerca de 60 trabajadores se plantaron a las puertas de la fábrica al no estar de acuerdo con la manera en cómo la dirección de esta empresa había decidido implantar un tercer turno.

Afortunadamente, tanto para los intereses de Fuente Agria Empleo como de la plantilla, las conversaciones entre el comité de empresa y la dirección desembocaron en un preacuerdo que se antoja favorable a ambas partes. Aunque Casto Sánchez cuestiona la legitimidad de la protesta que llevaron a cabo los trabajadores al entender que en días previos “ya se habían planteado las mejoras en la mesa de negociación”, de ahí que apunte directamente a la actitud instigadora de “algún representante sindical autorizado” por lo que considera crear alarma social “cuando no hubiera sido necesaria la movilización”.

Turno de noches voluntario y retribuciones salariales

Al margen de que Casto no comparta las maneras, lo que sí confirma es que con el preacuerdo alcanzado se garantiza el establecimiento del turno de noches, “incuestionable por exigencias de producción” matiza Sánchez, así como la mejora de retribuciones salariales acordes con un trabajo a turnos.

Sin embargo, y pese a que ambas partes acordaron que la incorporación de los trabajadores al turno de noches fuera voluntaria, Casto Sánchez reconoce que está habiendo dificultades para alcanzar el número mínimo que se precisa, concretamente 13 personas, y anuncia que con toda probabilidad la dirección de Fuente Agria Empleo tenga que designar a algunos trabajadores para cubrir los puestos.

En dicho preacuerdo se contempla incentivos salariales de 300 euros por cada trabajador incluido en el turno de noche, “retribuciones que ya figuraban en nuestra propuesta antes de que se produjera el parón” añade Sánchez. Además, con la implantación de un tercer turno, la fábrica deberá estar operativa las 24 horas al día por lo que se ha fijado una jornada laboral de 10 horas por cada trabajador en el turno de noches “y para compensar el ritmo de producción”.

Ser-Viz Ibérica entra en escena

Claro que para su completa ratificación, en el preacuerdo adoptado interviene un tercer protagonista como es Ser-Viz Ibérica, la multinacional dedicada a la fabricación de perchas y accesorios para la moda, que se hará con la gestión productiva de Fuente Agria Empleo a más tardar en noviembre. “La fábrica, para ser viable, debe alcanzar niveles de producción en un margen de rentabilidad” señala Casto Sánchez como principal motivo que ha llevado a la Fundación Fuente Agria el vender casi todas las participaciones para que Ser- Viz Ibérica se convierta en el principal accionista “aunque nuestro propósito es que gradualmente compre todas las participaciones”.

Confiesa Casto Sánchez que los representantes de Ser- Viz Ibérica están al corriente del preacuerdo alcanzado y cree que no habrá problemas en que la multinacional lo ratifique “aunque habrá que pulir matices” anuncia. Recuerda el Director de la Fundación Fuente Agria, que la fábrica de perchas, al ser un Centro Especial de Empleo, recibe fondos públicos pero no los suficientes para su mantenimiento por lo que la comercialización de los productos es la principal vía de financiación. “Nuestro afán no es lucrativo y lo que nos mueve es el mantenimiento del empleo para los discapacitados, sobre todo para los psíquicos que de no ser por esta fábrica estarían desamparados” admite Sánchez.

Fuente Agria seguirá en el Consejo de Administración

Pero Fuente Agria no se desvinculará de su fábrica de perchas; aunque Serviz-Ibérica sea el accionista mayoritario, el verdadero propietario por así decirlo, la empresa seguirá siendo un Centro Especial de Empleo. Sánchez señala a La Comarca que la Fundación Fuente Agria ha puesto como condición en el contrato de compra-venta su presencia en el Consejo de Administración “para así velar por la promoción del empleo para los discapacitados físicos y sensoriales” y también ha reflejado en una cláusula el respetar los derechos laborales acordados con el comité de empresa y los trabajadores.

Por tanto, para hablar de un verdadero acuerdo habrá que esperar la decisión de Ser-Viz Ibérica, una empresa que en su página web se presenta como líder del sector del plástico con una cuota de mercado del 30%.

Rubén Vázquez, el Consejero Delegado de Ser-Viz Ibérica, ya habla de una ampliación de sus capacidades productivas con la incorporación de la fábrica de Puertollano. Asegura que dicha iniciativa “es un centro especial de empleo con más de 70 empleados, y es una de las principales apuestas industriales de Castilla La Mancha dentro de este tipo de empresas. Ha cosechado importantes resultados en su primer año, y su principal objetivo es convertirse en una iniciativa industrial con altos ratios de productividad y promover el equilibrio social, así como ayudar a la comunidad de discapacitados”. Así pues, el preacuerdo está sujeto con alfileres hasta ver el posicionamiento definitivo de Ser-Viz Ibérica.

Satisfacción en CC.OO. por el preacuerdo

La otra parte de este conflicto ha estado asesorada por el sindicato CC.OO. Pone en la picota Fulgencio Ruiz, Secretario comarcal, a la dirección de la empresa por “su pretensión de implantar un cuadrante a tres turnos y la jornada de cuarenta horas semanales. Los trabajadores defienden su jornada actual de 35 horas semanales de lunes a viernes de mañanas y tardes”.

Agrega que el Comité de Empresa propuso en la negociación que las condiciones actuales de jornada y horario fueran respetadas y se aceptara la implantación de un turno de noche de lunes a viernes, sobre la base de que lo integren personas voluntarias debidamente retribuidas. A juicio de Ruiz, “el resultado de la negociación aceptado por ambas partes, fue establecer un plus de nocturnidad, doblando la oferta anterior de la empresa, con cantidades a partir de 300 euros mensuales según categorías profesionales, para abonar a las personas que integren el turno de noche y dejar al resto del personal en sus condiciones actuales de jornada y horario”.

Comisiones Obreras considera satisfactorio el resultado de este preacuerdo; según Ruiz “viene a dar salida a un conflicto laboral que afecta a personas discapacitadas y por ello resultaba más urgente encontrar una solución”.