Aquellos clientes no conformes podrán solicitar la baja llamando al 1004

UCE CALIFICA DE PRÁCTICA ILEGAL EL COBRO DE IDENTIFICACIÓN DE LLAMADAS

Esta actuación injusta pretende incrementar la cuota de beneficios de la compañía creando nuevas estrategias de cobro que repercutirán en los clientes.

La Comarca

23/09/2008

(Última actualización: 24/09/2008 14:00)

Imprimir

A partir del 1 de octubre, los recibos de telefonía fija con identificación de llamada de Telefónica incluirán una tasa de 0,58 euros por el servicio. Una situación que supondrá un incremento en la facturación de todos los usuarios y que implicará para la compañía de telefonía unos ingresos anuales que ascienden a 24 millones de euros.

La Unión de Consumidores de Castilla-La Mancha-UCE valora negativamente esta práctica y la califica de “ilegal” puesto que los usuarios en ningún momento solicitaron ese servicio sino que la compañía lo ofreció gratuitamente durante siete años. Esta forma de actuar, dando a conocer las ventajas y beneficios de un servicio para luego cobrarlos, es injusta y especuladora. La compañía de telefonía pretende aumentar su cuota de beneficio adoptando una actitud abusiva al facturar servicios no requeridos por los clientes, en consecuencia entendemos que en ningún momento ha existido un beneficio social en la promoción gratuita sino simplemente toda una operación de publicidad y difusión de las ventajas de un servicio para generar la necesidad de uso en los usuarios y, una vez acostumbrados a su utilización, poder exigir su cobro. La propia compañía ha reconocido que este sistema de identificación ha sido un “producto promocional”, una oferta que en algún momento debía terminar.

UCE entiende que los hechos son suficientemente graves como para dar conocimiento al Instituto Nacional de Consumo y a la Secretaría de Estado de las Telecomunicaciones, además de exigir al Ministerio de Sanidad y Consumo que sancione a la compañía. No es admisible que las empresas de telefonía especulen con la prestación de servicios, cambiando las condiciones de uso de forma arbitraria y cobrando prestaciones que los clientes no han pedido su activación. Estas situaciones están demostrando que, detrás de esas promociones y ventajas gratuitas, lo que verdaderamente las compañías pretenden es aumentar sus resultados económicos, por tanto el usuario deberá ser muy crítico con toda la información publicitaria que recibe sobre nuevos servicios y ofertas. A ello debemos añadir que desde el 10 de julio dos millones de usuarios que no tenían contratado ningún servicio de ADSL o tarifa plana de voz por tener activada la identificación de llamada ya se les esta cobrando ese concepto.

El Real Decreto 424/2005 de 15 de abril por el que se aprueba el Reglamento sobre las condiciones para la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas, el servicio universal y la protección de los usuarios, define la identificación de llamada como una “facilidad” y no como un servicio propiamente dicho; además, en su artículo 75 se reconoce que los abonados podrán de manera gratuita, activar o desactivar la visualización de las llamadas entrantes. Por lo tanto el conflicto legal reside en su calificación de servicio por parte de la compañía, ya que nunca se solicitó su activación como tal y por tanto no es comprensible su cobro.

UCE recuerda que la compañía de telefonía debe informar a sus clientes de la nueva tasa del servicio en sus facturas, dentro del compromiso de la empresa de comunicar los cambios con antelación. También es importante señalar que todos aquellos usuarios que no estén conformes con el cobro de este servicio podrán solicitar la baja llamando al 1004.