Así lo anunció el presidente Barreda en el Debate del Estado de la Región

EL PRESUPUESTO DE CASTILLA-LA MANCHA PARA 2009 SUPERARÁ LOS 9.400 MILLONES DE EUROS

Es un presupuesto que plantea un escenario de crecimiento próximo al 5,6%, un incremento muy superior al esperado para la economía española en 2009. Este crecimiento presupuestario se orienta en dos direcciones: garantía del gasto social y dinamización económica.

La Comarca

04/09/2008

(Última actualización: 04/09/2008 14:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, adelantó hoy en el marco de la celebración del Debate del Estado de la Región que el Presupuesto de nuestra Comunidad Autónoma para el año 2009 superará los 9.400 millones de euros.

Se trata de un presupuesto que plantea un escenario de crecimiento global próximo al 5,6%, muy superior al esperado para la economía española en 2009.

A juicio del presidente autonómico, en una situación de crisis económica, los Presupuestos son un instrumento útil como garante de los servicios esenciales y del componente social del gasto público y para contribuir a mitigar los efectos negativos dinamizando la actividad económica desde el esfuerzo público.

En este orden de cosas, indicó que el próximo año tendrá claras prioridades en materia de gasto público. Por ello, el crecimiento presupuestario del Gobierno que preside se orienta en dos direcciones: garantía del gasto social y dinamización económica.

Garantía social y dinamización económica

Barreda explicó que, en relación a la garantía social, el área de servicios sociales es la de mayor crecimiento (en el entorno del 15%) y la sanitaria sigue creciendo muy por encima del crecimiento medio (una tercera parte del total se dedica al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, cuyo presupuesto crece un 7%).

En cuanto a la dinamización económica, indicó que la dotación para trabajo y empleo se encuentra también entre las prioridades (con un crecimiento del 6,7%).

Además, y con la finalidad de favorecer el desarrollo de sectores económicos estratégicos y, en particular, las Pymes, crecen algunas partidas destinadas al fomento empresarial y la industria, tal es el caso del incremento destinado al Instituto de Promoción Exterior, con un 10%.

En este orden de cosas, garantizó que desde el Gobierno autonómico se seguirá invirtiendo en capital humano y capital físico. El presupuesto de la Consejería de Educación y Ciencia crecerá un 6,8% y las políticas de infraestructuras y vivienda crecerán, también, por encima del 6%.

No obstante, el presidente de Castilla-La Mancha adelantó a este respecto que quiere estudiar los presupuestos con los agentes sociales y que estará atento a las posibles aportaciones de los grupos parlamentarios.

Prevenidos y preparados

La elaboración de este Presupuesto y la nueva estructura del Ejecutivo castellano-manchego tienen como finalidad, según apuntó el presidente Barreda, que “estemos mejor preparados” cuando pase la crisis, porque “si hacemos bien las cosas y trabajamos juntos podemos convertir la crisis en una gran oportunidad”.

Se trata, apostilló, de convertir el riesgo en una oportunidad para nuestro desarrollo. Y para obtener tal meta, en Castilla-La Mancha cuando finalice este periodo de recesión económica habrá más y mejor capital físico y capital humano; más carreteras y autovías; más disponibilidad de agua, más energía renovable, eléctrica y gasística; mejor sistema educativo; más masa crítica universitaria e investigadora; más prestaciones sociales y un mercado de trabajo estable.

Ventajas de Castilla-La Mancha

Además, según dijo, se valora la gran estabilidad política y parlamentaria que tenemos en Castilla-La Mancha, pues “ofrece tranquilidad y seguridad a los empresarios e inversores y facilita mucho la superación de las dificultades”, aseveró.

José María Barreda terminó su primera intervención en este debate mostrando plena confianza en el esfuerzo, en la inteligencia y en la capacidad de superación de la sociedad de Castilla-La Mancha.

“Ahora es el momento de que empujemos todos. Juntos podemos superar dificultades. Por eso señorías, con todos ¡para el bien de todos!”, concluyó.