Durante el acto institucional hizo un reconocimiento a todos los ayuntamientos democráticos

JOSÉ MARÍA BARREDA: “MI PATRIA CHICA ES MUY GRANDE PORQUE ES EL CORAZÓN DE CADA UNO DE MIS PAISANOS”

El presidente de Castilla-La Mancha ha intervenido en el IX Día de la Provincia que la Diputación de Ciudad Real ha celebrado en La Solana

La Comarca

26/07/2008

(Última actualización: 25/08/2008 12:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha afirmado hoy en La Solana (Ciudad Real) que “mi patria chica es muy grande porque es el corazón de cada uno de mis paisanos” y ha expresado su plena confianza en el futuro de la región.

Barreda, que ha clausurado el acto institucional del IX Día de la Provincia que organiza la Diputación de Ciudad Real, ha señalado que “los castellano-manchegos tenemos que dar ejemplo de cómo progresar sin hipotecar el futuro de las generaciones venideras” y ha apuntado que “ni siquiera ahora, en esta mala coyuntura económica, debemos perder la perspectiva del mundo en que vivimos, en el que hay muchas personas que viven infinitamente peor”.

Según el presidente, en este avance han tenido un papel protagonista los ayuntamientos democráticos, ya que “sin ellos no habríamos progresado tanto en nuestro bienestar y en nuestra calidad de vida”, y los alcaldes y concejales que han integrado las corporaciones locales a lo lago de estas tres décadas.

José maría Barreda ha proclamado que “la sociedad necesita de hombres y mujeres como vosotros” y, en este sentido, ha destacado que “la política es un acto generoso y es necesaria para organizar la convivencia ciudadana, porque, dónde no hay política, hay dictadura y subdesarrollo”.

El presidente de la Región considera una “buena idea” que la Diputación ciudadrealeña haya instituido la organización del Día de la Provincia y ha recordado que, según los datos de las encuestas, Ciudad Real es la provincia que mejor ha entendido el hecho autonómico y la que posee un mayor sentimiento de pertenencia a Castilla-La Mancha.

Aparte de estas consideraciones, las palabras más emotivas de José María Barreda han sido para las personas y entidades distinguidas con los Premios Solidaridad que concede cada año la institución provincial.

El presidente ha elogiado la labor de Cáritas Diocesana y de Manos Unidas, las dos ONG’s premiadas, pero ha alabado especialmente a María Dolores Cruz y a Sebastián Galán, a quienes ha dado las gracias por ser un ejemplo para todos y “por recordarnos que se puede confiar en los seres humanos”.

Homenaje a alcaldes y concejales

Por su parte, el presidente de la Diputación de Ciudad Real, Nemesio de Lara, hizo un llamamiento a la solidaridad entre pueblos y comarcas en el Día de la Provincia e insistió en que “no podemos olvidarnos ni de los pueblos pequeños ni de las comarcas que desfallecen”.

De Lara hizo referencia a la necesidad de pensar en los ciudadanos que son “algo más que un número y un voto”, y abogó por celebrar actos como el Día de la Provincia, iniciativas que “sirvan para hacer ver que en política lo importante es hacer, y no destruir”.

Para el presidente de la Diputación, el Día de la Provincia no sólo gravita sobre la solidaridad entre pueblos y comarcas, sino que también se centra en la solidaridad como concepto más universal, “lejos del marketing solidario, de las escenografías, tan artificiales a veces, puesto que la solidaridad no es otra cosa que dar al que menos tiene”.

Asimismo, De Lara afirmó que Ciudad Real es una provincia que “está viva”, que “es diversa en su morfología, costumbres y paisajes y avanza al ritmo en que lo hace Castilla-La Mancha, sin complejos, navegando a favor del viento o contra el aire, pero con brío”. Además, añadió que Ciudad Real “ya se ha sacudido el polvo viejo y ha limpiado el moho de la resignación espectadora y no protagonista de su historia”.

Finalmente, De Lara recordó que el Día de la Provincia tiene un marcado componente de homenaje a alcaldes y concejales, y agradeció a los premiados su labor y su capacidad por “demostrarnos que otro mundo es posible”.

El delegado del Gobierno en la región, Máximo Díaz-Cano, se dirigió a los asistentes para poner en valor el trabajo diario de los alcaldes y concejales al frente de los ayuntamientos y afirmó que “hacen que exista la esperanza” ya que, añadió, “con su esfuerzo permiten que nuestros pueblos y ciudades avancen”.

Por último, el alcalde de La Solana, Diego García-Abadillo, hizo referencia a los treinta años de “nuestra joven democracia” y aseguró que gracias a ella “nuestros pueblos se han fortalecido, son más bellos, más dinámicos, han generado riqueza y la han distribuido mucho mejor”. Asimismo, resaltó la necesidad de seguir tomando medidas para que las corporaciones municipales puedan seguir prestando los servicios que necesitan los ciudadanos.

Premios a la Solidaridad

Por su parte, los galardonados con el Premio Solidaridad 2008, que este año alcanzan su IV edición, también dedicaron unas palabras al público asistente a los actos que conmemoran el Día de la Provincia de Ciudad Real. María Dolores Cruz y Sebastián Galán, en quienes ha recaído el premio en la modalidad de Persona Física por haber acogido en su familia a Lucía, una niña con parálisis cerebral, aseguraron que el calor y la unión que les ha proporcionado ha sido “nuestro gran premio”, y agradecieron el esfuerzo, la insistencia y la dedicación de todos aquellos que les están ayudando.

Manuel Piqueras, director de Cáritas Diocesana de Ciudad Real, recogió de manos del presidente Barreda el galardón que ha recibido por la labor que desempeña el centro Siloé de Cáritas, dedicado a drogodependientes que viven en situación de desarraigo. Piqueras agradeció a todos los que trabajan en el centro su dedicación y dedicó unas palabras a los voluntarios que, afirmó, “son unos apasionados de la solidaridad”.

Mercedes Ledesma, que desde Manos Unidas trabaja apoyando a los más necesitados, recibió del alcalde de La Solana el accésit en la modalidad de Persona Física y destacó la solidaridad existente en una provincia en la que, declaró, “muchas personas trabajan por los demás”. En este sentido, Ledesma resaltó la labor de todos los docentes que “con su esfuerzo diario sensibilizan a sus alumnos sobre la situación que viven muchos niños desfavorecidos”.