UD Puertollano 9 Membirlla CF 0

UNA NUEVA VICTORIA APABULLANTE DEL EQUIPO FEMENINO DE LA UD PUERTOLLANO

UD. PUERTOLLANO: Ana Belén, Coral (Tamara), Inés, Amparo, Pilar, Ana Caballero, Virginia, María, Gloria, Cristina Bermal y Vanesa.

MEMBRILLA CF.: Mª Carmen Granados, Elvira (Yolanda), Noelia, Laura Muñoz, Teresa, Ana Mª, Alicia, Lidia, Catalina (Miriam), Laura Jiménez (Mª Carmen Serrano) y Rosana.

CAMPO: Anexo Sánchez Menor. Tarde lluviosa que impidió la afluencia de público.

ÁRBITRO: D. Gabriel Fernández Ruiz. Aceptable intervención. Partido que se le presentó sin complicaciones. No influyó en el resultado final, si bien benefició a las locales en alguna ocasión.

13/05/2008

(Última actualización: 24/08/2008 12:00)

Imprimir

La tristona tarde acompañó a un conjunto local con la confianza subida y a un visitante dispuesto a dar la cara. Ambos equipos, viejos conocidos de la temporada, no cedieron en ningún momento a pesar de las inclemencias del tiempo. Las primeras repitieron la faena de sus cara a cara anteriores y las segundas demostraron que no cejan en el empeño de forjarse como un buen equipo sin que los resultados de éste, su primer año, les desalienten en el intento.

Primera parte:

El míster local plantó sus efectivos con alguna modificación. En la cabeza del escuadrón se encontraba, como siempre, Gloria que se apuntó 4 de los 9 tantos conseguidos. En el centro, repartiendo el pastel, estaban María y Cristina Bermal, ésta última recuperando una posición en la que se siente a gusto... y esto se notó en el campo. Por las bandas, ante la notable ausencia de Esther, Virginia y Vanesa pusieron la táctica y la velocidad. Ana Caballero ejerció de banda elástica para no partir el equipo en dos mitades. Atrás quedaban en la retaguardia Coral, Amparo, Pilar e Inés, recuperada a marchas forzadas de su lesión de hombro. Y como no, Ana Belén aseguró a cal y canto una portería en la que no tuvo ninguna complicación.

El partido, indiscutiblemente, tuvo el color azul que le faltó al cielo durante todo el encuentro. El primer gol se anotó en el ‘9, obra de Gloria, al enganchar un pase aéreo de Virginia y provocando la salida de la portera membrillata . En el ’12, con un estupendo zurdazo desde fuera del área, María supera una línea de defensa muy bien colocada y hace el segundo por la escuadra izquierda. El tercero se lo apunta de nuevo Gloria en una bonita jugada personal y con una portera que, lejos de amilanarse, salía a buscar la dirección del esférico sin suerte en su intuición. En el ’21 repite Gloria, pero en este caso se apunta sólo medio gol, porque fue Inés la que, después de internarse por toda la banda, ya en el área pequeña, decide que sea la delantera la que asegure el tanto.

Entre gol y gol, otras azulillas erraron en el intento: Vanesa desde el lateral del área, con un lanzamiento entre centro y chut, Virginia que de jugada estrella un balón en el palo y cuyos lanzamientos de córner incomprensiblemente tenían una invisible atracción con los guantes de la portera y Cristina B., que se enfrenta en un tú a tú con la portera ganándola ésta por la mano...

Las visitantes únicamente tuvieron una ocasión de crear peligro con un lanzamiento de falta, algo lejano, por lo que, al no intervenir ningún apoyo, el balón llegaba a los guantes de Ana B. tranquilamente.

Segunda parte:

En esta mitad hubo más de lo mismo. Gloria hace el quinto en el ‘4. Coral abandona el terreno de juego con alguna molestia y Tamara suple su posición con el mismo coraje. El colegiado pita un penalti por una antirreglamentaria mano visitante que convierte Cristina B. en el 6º. Aleluya coreaba la afición cuando vio como Vanesa firmaba el 7º gol, algo que parecía imposible en los últimos partidos. Pilar también se apunta un tanto en el ’34. Aunque el mejor de todos fue el 9º y último, obra de Cristina B., metiendo un gol por toda la escuadra izquierda que le fue imposible detener a Mª Carmen.

Con el peso de esta goleada, las chicas de José María viajan el próximo sábado día 17 a la capital. En Ciudad Real deben seguir cosechando victorias, sin menospreciar nunca a ningún equipo, por muy accesible que éste pueda parecer, ya que todas las féminas saltan al campo con la ilusión puesta en dejar alto el nombre de su club.