Del 4 de diciembre al 10 de febrero en "El Prado"

CCM HACE POSIBLE LA EXPOSICION “LOS GRECOS DEL PRADO” Y LA EDICION DE UN CATALOGO SOBRE LA OBRA DEL GENIAL ARTISTA

Un extraordinario conjunto de obras, la mejor y mayor representación del artista que se conserva reunida en el mundo, donde tanto el catálogo como la exposición han sido patrocinados por CCM.

La Comarca

01/12/2007

(Última actualización: 25/08/2008 14:00)

Imprimir

Con motivo de la edición del catálogo razonado de la colección de 47 obras del Greco que conserva el Museo del Prado, la pinacoteca presenta la exposición “Los Grecos del Prado”, en la que por primera vez se reúne la totalidad de los fondos del cretense que atesora el Museo, incluyendo San Bernardino, obra maestra depositada en Toledo desde 1910. A través del recorrido de la muestra, el visitante descubrirá la historia del Greco en el Museo y la forma en la que ingresaron sus obras. Una ocasión única para llamar la atención sobre este extraordinario conjunto de obras, la mejor y mayor representación del artista que se conserva reunida en el mundo. Tanto el catálogo como la exposición han sido patrocinados por CCM.

Madrid, 30 de Noviembre de 2007.- Curiosamente, la primera exposición monográfica que celebró el Prado, en 1902, estaba dedicada al Greco. Un siglo después, el Museo vuelve a reunir la colección del maestro cretense proponiendo una nueva mirada sobre la misma en paralelo a la publicación de su primer catálogo razonado, dirigido por Leticia Ruiz, jefa del Departamento de Pintura Española del Renacimiento del Prado. Esta primera exposición que tuvo lugar a principios del siglo XX incluía una veintena de obras que constituían todas las atribuidas al Greco que pertenecían al Museo en ese momento. Afortunadamente y por diversas razones, el Prado posee a día de hoy un número bastante mayor de obras del cretense por lo que la exposición actual incluye 37 obras autógrafas del Greco junto a otras 10 de sus seguidores o su entorno. Con ella, el Museo celebra la publicación del catálogo razonado de esta colección proponiendo un recorrido similar al que se refleja en el libro, que toma como punto de partida el origen de los grecos del Museo: desde el primer conjunto, que procedía de las colecciones reales; continuando por las obras religiosas que vinieron a enriquecer este primer germen de la colección, procedentes del desaparecido Museo de la Trinidad; hasta los que corresponden a época más reciente, procedentes de donaciones, legados y compras.

A la treintena de obras del Greco que exhibe el Prado en sus salas habitualmente, se suman ahora otras pinturas suyas o de su entorno, que no se exponen de forma permanente, o que se encuentran depositadas en otras instituciones, como es el caso del San Bernardino, obra maestra del artista depositada en la Casa-Museo del Greco en Toledo y no expuesta en el Prado precisamente desde la muestra de 1902.

El catálogo de la colección que se presenta ahora confirma como obras autógrafas del Greco con la colaboración de su taller 37 de las 47 obras que se exhiben en la exposición y cuyo conjunto total se incluye también en la publicación.

La exposición

La exposición comienza con las primeras obras del Greco que se expusieron en el Museo, las procedentes de la colección real. Se trata de una galería de retratos, entre los que figuran hitos tan representativos como El caballero de la mano en el pecho y que le otorgaron durante buena parte del siglo XIX una notable fama como retratista del caballero español. Junto a estos se expone también La Trinidad, pintada para el retablo de Santo Domingo de Toledo, una de las grandes obras maestras del artista y la primera pintura religiosa con que contó el Prado.

Este origen de la colección del Museo describe también la fortuna crítica del pintor. Hasta 1872 tenía una absoluta prevalencia la imagen del Greco retratista que ofrecía el Prado pero, gracias a la incorporación en 1872 de las 15 composiciones del artista procedentes de los fondos del Museo de la Trinidad, el Greco comenzó a ser cada vez más valorado por sus escenas religiosas, entre las que cabe destacar La Anunciación del retablo de Doña María de Aragón, el único encargo que tuvo en Madrid y protagonista del segundo ámbito de la muestra.

El cuarto espacio de la muestra está dedicado a los generosos legados y donaciones que entre 1915 y 1962 aportaron al Prado otras importantes obras del pintor, como el San Sebastián, donación de la Marquesa de Casa Riera en 1959, o las dos excepcionales esculturas de Epimeteo y Pandora, donadas por la viuda del Conde de las Infantas en 1962. Sus donaciones supusieron un gesto de enorme generosidad ya que en el momento de las mismas el Greco ya era sumamente valorado. Había pasado de ser un artista considerado secundario dentro de la escuela italiana en la época de la fundación del Prado, en 1819, a tener un reconocimiento total en el siglo XX.

La quinta y última sala reúne las obras compradas por el propio Museo o el Estado, y que han servido no sólo para añadir obras tan emblemáticas como La Adoración de los pastores que el Greco realizó para su sepultura, sino para mejorar algunos aspectos de su producción que no estaban representados, o lo están escasamente, en la institución, como las series de apóstoles, la producción no religiosa del cretense a través del magnífico lienzo Fábula, o la etapa italiana. A esa fase corresponde la última de las adquisiciones, La Huida a Egipto, que ingresó en el Prado en el año 2000.

Catálogo razonado

Con esta publicación, el Museo del Prado consolida el desarrollo de un ambicioso proyecto que consiste en acometer una revisión completa de su colección de pintura a través de la publicación de los correspondientes catálogos razonados de las obras de los distintos artistas, épocas y escuelas que la conforman. Este volumen, dedicado al estudio pormenorizado de la obra del Greco (Candía, Creta, 1541-Toledo, 1614) y de su entorno más inmediato, es el tercer catálogo razonado que publica el Museo, tras la publicación de los de pintura flamenca en 1975. Fruto de varios años de investigación, en los que se han llevado a cabo el estudio técnico y la restauración de todo el conjunto, el catálogo recoge importantes aportaciones. Esta puesta al día de los conocimientos de los grecos del Prado ha esclarecido numerosas consideraciones y aspectos artísticos o monográficos que hasta ahora se tenía sobre la valoración de sus obras.

El principal núcleo del catálogo, integrado por treinta y siete piezas, lo constituyen las obras autógrafas del artista, entre las que se incluyen las esculturas de Epimeteo y Pandora. El resto lo forman trabajos de escuela, de taller o de sus seguidores, entre los que se halla una reducción del Expolio firmada por el hijo del pintor, Jorge Manuel Theotocopuli.

El lector encontrará en sus páginas un detallado análisis de cada una de las obras, incluyendo información sobre su procedencia, bibliografía, estado de conservación, historia de sus restauraciones, así como iconografía, fuentes visuales y fortuna crítica, sin olvidar tampoco el lugar que algunas de ellas ocuparon dentro de programas decorativos de la importancia del retablo de Santo Domingo el Antiguo o el del Colegio de doña María de Aragón, a los que se dedica un estudio aparte.

El trabajo ha corrido a cargo de la especialista en el pintor Leticia Ruiz Gómez, jefa del Departamento de Pintura Española del Renacimiento del Museo Nacional del Prado, autora asimismo del ensayo que precede al catálogo y en el que se traza un esclarecedor recorrido por el papel que el artista ha jugado en las colecciones del Prado a lo largo de sus casi dos siglos de historia, desde su tímida presencia en las primeras décadas del siglo XIX, hasta su definitivo reconocimiento en los albores del XX.

Relación de obras

Caballero anciano

Óleo sobre lienzo, 46 x 43 cm

1587-1600

Caballero joven

Óleo sobre lienzo, 65 x 49 cm

1600-1605

Don Rodrigo Vázquez de Arce, presidente de los consejos de Hacienda y de Castilla

Óleo sobre lienzo, 62.5 x 42 cm

1594-1604

El caballero de la mano en el pecho

Óleo sobre lienzo, 81.8 x 65.8 cm

h. 1580

El licenciado Jerónimo Cevallos

Óleo sobre lienzo, 70.8 x 62.7 cm

1613

El médico

Óleo sobre lienzo, 96 x 82.3 cm

1582-1585

La Trinidad

Óleo sobre lienzo, 300 x 179 cm

1577-1579

Un caballero

Óleo sobre lienzo, 67 x 55 cm

h. 1586

Cristo abrazado a la Cruz

Óleo sobre lienzo, 108 x 78 cm

h. 1602

El bautismo de Cristo

Óleo sobre lienzo, 350 x 144 cm

h. 1598

El entierro del señor de Orgaz (parte baja)

Jorge Manuel Theotocopuli

Óleo sobre lienzo, 189 x 250 cm

El Expolio

Jorge Manuel Theotocopuli

Óleo sobre lienzo, 120 x 65 cm

1595-1600

La Anunciación

Óleo sobre tabla, 26 x 20 cm

h. 1570

La Anunciación

Óleo sobre lienzo, 315 x 174 cm

1596-1600

La Crucifixión

Óleo sobre lienzo, 312 x 169 cm

1596-1600

La Sagrada Familia con Santa Ana y San Juanito

Óleo sobre lienzo, 107 x 69 cm

1595-1600

La Virgen María

Óleo sobre lienzo, 52 x 41 cm

h. 1597

San Antonio de Padua

Óleo sobre lienzo, 104 x 79 cm

1577-1579

San Benito

Óleo sobre lienzo, 116 x 81 cm

1577-1579

San Bernardino

Óleo sobre lienzo, 269 x 144 cm

San Francisco en éxtasis

Óleo sobre lienzo, 111 x 87 cm

San Francisco en oración

Óleo sobre papel, 21 x 26 cm

San Juan Evangelista y San Francisco de Asis

Óleo sobre lienzo, 64 x 50 cm

San Pedro y San Pablo

Óleo sobre lienzo, 120 x 128 cm

Epimeteo

Policromado tallado, 44 x 17 x 9 cm

1600-1610

Fraile trinitario

Óleo sobre lienzo, 35 x 26 cm

h. 1610

Julián Romero y su santo patrono

Óleo sobre lienzo, 206.7 x 127.5 cm

1594-1604

La Coronación de la Virgen

Óleo sobre lienzo, 99 x 101 cm

1592

Pandora

Policromado-tallado, 43 x 12.7 x 8 cm

1600-1610

Piernas de San Sebastián

Óleo sobre lienzo, 91 x 115 cm

1610-1614

San Ildefonso

Óleo sobre lienzo, 241 x 162 cm

San Juan Evangelista

Óleo sobre lienzo, 99 x 77 cm

h. 1600

San Sebastián

Óleo sobre lienzo, 115 x 85 cm

1610-1614

Adoración de los pastores

Óleo sobre lienzo, 319 x 180 cm

1612-1614

El Salvador

Óleo sobre lienzo, 72 x 55 cm

1610-1614

Fábula

Óleo sobre lienzo, 49 x 64 cm

h. 1600

La Huida a Egipto

Óleo sobre tabla, 15.9 x 21.6 cm

h. 1567

La Resurrección

Óleo sobre lienzo, 275 x 127 cm

1596-1600

La Santa Faz

Óleo sobre lienzo, 71 x 54 cm

1590-1595

San Andrés y San Francisco

Óleo sobre lienzo, 167 x 113 cm

h. 1595

San Felipe o Santo Tomás

Óleo sobre lienzo, 72 x 55 cm

1610-1614

San Francisco de Asís

Óleo sobre lienzo, 160 x 103 cm

1604-1614

San Juan Bautista y San Juan Evangelista

Óleo sobre lienzo, 110 x 87 cm

h. 1603

San Pablo

Óleo sobre lienzo, 72 x 55 cm

1610-1614

Santiago el Mayor

Óleo sobre lienzo, 72 x 55 cm

1610-1614

San Jerónimo

Óleo sobre lienzo, 110 x 109 cm

Comunidad de Madrid