En el Auditorio Municipal, a partir de las 21 horas

MAÑANA SE CELEBRA EN PUERTOLLANO EL FESTIVAL FLAMENCO "DÍA DEL MINERO"

Como ya avanzó nuestro diario contará con la intervención de Capullo de Jérez, Fernando Terremoto, Fernando de la Morena y Paco Taranto,al cante. Y a la guitarra, Manolito Niño Jero, Manuel Valencia, Antonio Jero y Antonio Carrión.

La Comarca

28/11/2007

(Última actualización: 24/08/2008 14:00)

Imprimir

El Auditorio Municipal acoge mañana, a 30 de noviembre, a partir de las 21 horas, el festival Flamenco del Minero de Puertollano, que organiza la Peña Flamenca Fosforito con el patrocinio del Ayuntamiento de Puertollano.

Intervendrá al cante Capullo de Jérez, Fernando Terremoto, Fernando de la Morena y Paco Taranto, y a la guitarra, Manolito Niño Jero, Manuel Valencia, Antonio Jero y Antonio Carrión.

El precio de entrada es de 12 euros y con tarjeta al ciudadano de 10 euros. La venta de entradas en Televenta (902 405 902), taquilla del Auditorio y Peña Flamenca Fosforito.

Biografías (Texto cortesía de "deflamenco.com")

Fernando Terremoto

Nace en Jerez de la Frontera (Cádiz), hijo del mítico cantaor Terremoto de Jerez, del que hereda su nombre artístico. Aunque inicialmente se inclina por la guitarra, debuta como cantaor flamenco en 1989 en la peña Don Antonio Chacón de Jerez, acompañado a la guitarra por Moraíto Chico. A partir de ahí, comienza a cantar por peñas y festivales de la geografía andaluza.

Mas tarde, se traslada a Madrid contratado para la sala de fiestas Zambra, compartiendo cartel y éxito con las primeras figuras del flamenco de aquellos momentos. En 1990, participa en la final del primer concurso de la Comunicad Autónoma Andaluza, y en 1992, forma parte, como solista, del espectáculo creado por la Expo '92 de Sevilla, Arco de Santiago. Dos años después se incorpora a la Compañía de Manuel de Paula para estrenar Chachipén, actuando en la Bienal de Flamenco y haciendo gira por Andalucía. Es en 1996 cuando se alzó con el Primer Premio de Cante del Concurso de Jóvenes Flamencos de la IX Bienal de Flamenco, consagrándose así como una verdadera figura del cante. Al año siguiente protagoniza el ciclo Conocer el flamenco, junto a Niño Josele e Israel Galván, realizando doce conciertos en las más importantes peñas flamencas de la provincia de Sevilla. En el XV Concurso Nacional de Cñordoba (1998) se alzó con tres premios nacionales de cante: Premio Manuel Torres (por seguiriya y martinete), Premio Niña de los Peines (por soleá por bulería y bulería) y Premio Antonio Chacón (por malagueña y tarantos).

Actúa en los más importantes festivales del panorama flamenco, como el Festival de Barcelona, la Bienal de Flamenco de Sevilla en varias ediciones, el Festival de Arte Flamenco de Mont Marsans en Francia, el Festival de Cante grande Antonio mairena, la Fiesta de la Bulería de Jerez, etc. Su cante ha trascendido al extranjero actuando en parís, Toulouse, Marsella, Lyon, Amsterdan, Rótterdam, Amberes, Ginebra... y representando a España en la Expo '2000 de hannover... A finales de 2001, fue distinguido con la Copa de Jerez que concede la Cátedra de Flamencología de Jerez, distinción que le fue entregada en la gala celebrada en el Teatro Villamarta de esta ciudad.

Capullo de Jerez

El eco de Miguel Flores, "El Capullo de Jerez", encierra los secretos del flamenco más rancio. Es un artista a la vieja usanza, formado desde niño en la escuela de la vida y cantaor las veinticuatro horas del día. Un intérprete absolutamente personal, a quien se puede identificar, sin la más mínima duda, casi antes de que empiece a templarse. Posee el genuino soniquete de su tierra, pero aborda los cantes de una forma que le diferencia con claridad de todos sus paisanos. Como los grandes creadores, ha acuñado un sello propio. En el panorama flamenco de comienzos del siglo XXI, cada vez más monocorde, El Capullo resulta un personaje felizmente incatalogable.

Nació el 3 de abril de 1954, en la calle de Cantarería, en pleno corazón del barrio de Santiago, dentro de un patio de vecinos donde no pasaba una sola noche sin que se improvisara una fiesta colectiva. Allí se fraguaron sus primeros recuerdos musicales al lado de grandes como Terremoto, Tio Borrico o la Paquera. Asegura que sus letras y sus músicas salen de la vida.

Está completamente de acuerdo con El Sordera, venerable patriarca del cante jerezano, quien asegura que "para saber de esto, hay que trasnochar". Jerezano por los cuatro costados, se siente orgulloso de haber heredado en la sangre el particular ritmo que se imprime a la bulería en su tierra.

Pocos flamencos están tan pasados de compás como El Capullo y tienen esa capacidad natural de cuadrar siempre a la perfección los tercios. Y a la hora de bailar, tampoco hay que perderlo de vista. "Nuestro cante es distinto al de cualquier otro sitio", afirma. "Y con el baile pasa igual, aquí no sólo zapateamos, movemos las manos, el cuerpo..."

Después de casi tres décadas de rodaje profesional, adquiriendo poso en cientos de fiestas y reuniones, se encuentra en el mejor momento de su carrera. Sabe que ha llegado el momento de dar su gran salto profesional y está más centrado que nunca.

El mundo discográfico del flamenco se encuentra cada vez más dirigido por el diseño comercial, y este trabajo de El Capullo -que llevaba mucho tiempo sin encerrarse en un estudio- supone un sólido y refrescante aliento para el cante de raíz. Ha grabado lo que él quería y el resultado constituye una elocuente muestra del enorme talento que posee y de su extraordinaria dimensión artística. Los cantes de ritmo -su gran especialidad- son mayoría. Todos ellos, hasta los más pegadizos, poseen la solera del mejor flamenco. Estudiando discos en casa no se aprende a cantar así.

Fernando de La Morena

Nacido en el flamenquisimo barrio de Santiago de Jerez, lleva el compás como santo y seña de su cante. Nunca se dedicó profesionalmente y exclusivamente al flamenco porque tardó en hacerlo, pero sí había participado en bastantes espectáculos con primeras figuras del género: El Lebrijano, Manuela Carrasco o Moraito Chico entre otros. También ha participado como invitado especial en diversos discos y cuenta con uno en solitario.

Después, al centrarse por entero en el cante, comenzó a recorrer peñas y festivales, aparte de grabar discos en solitario como 'Jerez de la Morena'. Otra de las grabaciones que ha protagonizado es la incluida en el triple álbum 'Al aire de Jerez' (2006), que comparte con otras dos familias cantaoras: Los Zambo y Los Moneo. Sus recitales son solicitados por festivales de la enjundia de la Bienal de Sevilla, Festival de Jerez y Festival de Nîmes, entre otros. Tampoco deja de ser requerida su colaboración en espectáculos como 'Jerez Puro' de María del Mar Moreno.

Paco Taranto

Francisco Álvarez Martín (Paco Taranto), nació en el "Zurraque", en el corazón de Triana, hace 57 años. A pesar de no tener antecedentes cantaores, trÌa innata una especial cualidad para el cante que como no podía ser otra forma por su lugar de nacimiento, desarrolló en los estilos propios de Triana.

Desde pequeño se sintió atraído por las reuniones de cante que tan frecuentemente se daan en las tabernas trianeras, en las que tuvo el privilegio de escuchar en innumerables ocasiones a Oliver, El Arenero, Abadía, El Teta, El Sordillo, Tragapanes, Los Ballesteros, etc. De ellos aprendió no sólo los cantes del barrio, sino, y aquí radica su importante caudal, los matices personales de cada uno de estos personajes.

A los dieciséis años gana un concurso en "Radio Sevilla" y le premian con una gira por Andalucía, haciendo los cantes de Farina, Antonio Molina y otros famosos de la Época. Mas tarde se une a Salvador Távora para formar el dúo "LOS TARANTOS" y recorrer toda España en aquellas famosas "Troupes", en las que se componían elencos con artistas de los más diversos estilos de esta Época recuerda con cariño y admiración el compartir camerino con Enrique Montoya, El Sevillano, Emilio "El Moro", Pepe Pinto y otros muchos.

También formó parte de la compañía de Juanita Reina, donde participa en dos de sus espectáculos: "O le con Ole" y "Señorío". Terminada la última gira, se independiza y es contratado por el tablao "La Cochera" para cantar a "Los Bolecos" (trío formado por Farruco, Matilde Coral y Rafael "El Negro") y posteriormente, con Farruco y su familia en el espectáculo "Los Farrucos".

Por fin, en 1979 graba su primer disco y a partir de ese momento, continua su carrera artística en solitario, ofreciendo recitales en festivales y peñas.

Paco Taranto, no aprendió de discos, escuchó y convivió con aquellos cantaores que marcaron una época con su manera de entender el cante y la vida.