En la presentación del libro “Geografía de Castilla-La Mancha”, de Félix Pillet

EL PRESIDENTE BARREDA SUBRAYA LA IMPORTANCIA DE LA UNIVERSIDAD PARA EL DESARRROLLO DE CASTILLA-LA MANCHA

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha subrayado la importancia de la Universidad para el desarrollo de nuestra región, una institución gracias a la que hoy se pueden presentar libros como “Geografía de Castilla-La Mancha”, del profesor Félix Pillet.

La Comarca

28/11/2007

(Última actualización: 24/08/2008 14:00)

Imprimir

En su intervención, Barreda recordó que la Universidad nació en paralelo a la Comunidad Autónoma, una creación que se cuestionaba desde el Gobierno central de entonces al considerar que carecería de docentes y de alumnos suficientes.

Sin embargo, el presidente señaló que gracias a que “unos cuantos” comprendieron la importancia de impartir enseñanzas superiores que crearan una masa crítica de castellano-manchegos bien preparados, “hoy en día nadie cuestiona que la Universidad era necesaria y que cumple un papel fundamental en la construcción de nuestro presente”.

En este punto, Barreda reivindicó el papel de los científicos y especialistas en la toma de decisiones políticas y puso como ejemplo temas de tanta trascendencia como el cambio climático. “Ningún Gobierno razonable toma decisiones en materia industrial o energética sin la opinión de los científicos”, manifestó al respecto.

El máximo dirigente regional apuntó, asimismo, que para los gobernantes es fundamental un buen conocimiento del territorio, de sus potencialidades y de sus recursos. De ahí la importancia de la labor que desarrollan los geógrafos.

“Castilla-La Mancha tenía Historia pero no Historiografía. Nadie había estudiado nuestro pasado, se enmarcaba en el la Historia de España. Teníamos Geografía pero no geógrafos que hicieran estudios y actualizaran conocimientos imprescindibles para la ordenación del territorio y su gobernabilidad”, afirmó.

Es por eso que, para Barreda, este libro es acertado incluso en la configuración de su portada, en la que se plasma un mapa de Castilla-La Mancha sin delimitar las provincias.

Y es que, según apuntó, la construcción de nuestra región se remonta a la Constitución de 1978, cuando surge el Estado Autonómico: “Para Castilla-La Mancha fue un diseño estratégico evidente. Nunca se habían planteado ni tomado decisiones y fue la primera vez en la que se planteó aprovechar la situación geográfica en el corazón de la Península para obtener una ventaja económica”.

Así, en este periodo se han mejorado las comunicaciones, se ha densificado el mapa para las energías renovables o se ha combatido la carencia de agua, cuestiones éstas en las que el conocimiento de la Geografía es imprescindible.

Compañero

Ante numeroso público procedente del ámbito universitario, José María Barreda se reconoció “compañero” de todos ellos, aunque su especialidad es la Historia Contemporánea. A modo anecdótico, el presidente recordó su época como docente y una de las frases que más repetía en sus clases: “el presente depende del pasado y el futuro nunca se hará a partir de la nada”.

Por último, José María Barreda dio la enhorabuena al coordinador del libro, Félix Pillet, al editor, Alfonso González Calero, y a todos sus autores y les mostró su gratitud por “ayudar a conocernos mejor”.

“Geografía de Castilla-La Mancha”

Geografía de Castilla-La Mancha ve la luz cuando se cumplen 25 años de la existencia de la Comunidad Autónoma. Como recuerda su coordinador en las páginas de presentación, Félix Pillet, Catedrático de Geografía Humana y Director del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de nuestra Universidad regional, desde su creación hasta la actualidad, han venido trabajando en el conocimiento geográfico de Castilla-La Mancha. La presente obra ha sido realizada por más de una veintena de profesores de dicho Departamento, distribuido a lo largo de sus cuatro campus: Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

El libro ofrece una visión de conjunto de la Región a partir de los siguientes temas: el proceso de formación de la región hasta nuestros días; el espacio natural, la población y la dinámica urbano-rural, la sociedad posindustrial y el desarrollo territorial. En definitiva, se trata de una obra que viene a poner las bases para el estudio actual de la estrategia territorial y de los paisajes de Castilla-La Mancha.