Almodóvar del Campo

Trabajos encargados por el Ayuntamiento y que cuentan con la colaboración de la Diputación Provincial

LA PLAZA DE TOROS ALMODOVAREÑA RECOBRA SU LUSTRE GRACIAS A LA APLICACIÓN DE UNA TONELADA DE PINTURA UNA TREINTENA DE AÑOS DESPUÉS

La Comarca

28/11/2007

(Última actualización: 24/08/2008 14:00)

Imprimir

En tanto se inician los trámites que posibilitarán la puesta en marcha de un coso multiusos, conforme a los deseos del alcalde, la veterana y sólida estructura de la Plaza de Toros portátil de Almodóvar del Campo está recobrando su particular encanto gracias a la aplicación de una tonelada de pintura que, por espacio de un mes, está realizando la empresa Tomás y Antonio CB, por encargo del Ayuntamiento de la localidad y gracias a la colaboración de la Diputación Provincial que subvenciona la operación.

Las labores se están desarrollando paralelamente en las secciones del chapado que delimitan el exterior del recinto y su interior, así como en las tablas que dan forma al anillo, en las estructuras que aportan consistencia y seguridad al tendido y en el propio entarimado en el que se distribuyen las 3.820 localidades de que consta el aforo.

Más de la mitad de la cantidad de kilos que se están utilizando son de color rojo intenso, tonalidad que se combina con el blanco para dar elegancia estética a la estructura metálica y del anillo y otra buena parte es de tonalidad gris perla, destinado a las maderas destinadas al asiento del público. A este respecto cabe señalar que, tras un análisis pormenorizado del estado de las tablas del tendido, no ha sido necesaria la sustitución de ninguna sección, en tanto que las secciones del chapado que asienta sobre el suelo serán sustituidos por otras nuevas.

Cabe referir como curiosidad que corría el año 1980 cuando el coso portátil almodovareño fue sometido a labores de renovación de pintura por última vez, siendo entonces primer edil el actual alcalde, Vicente de Gregorio. También llama la atención que fuera el padre de uno de los pintores que estos días trabaja en estas labores, Antonio Calvo Santos, quien en aquel entonces se encargase de hacer lo propio, con la ayuda de su hijo cuando apenas contaba 14 años.

La actual Plaza de Toros portátil de Almodóvar del Campo fue confeccionada en los talleres de Vicente López Ocón, de la toledana localidad de Orgaz. Fue estrenada en la Feria y Fiestas del año 1973 y vino a sustituir otra adquirida dos años antes por valor de 1.700.000 pesetas de la época porque, en los festejos de 1972 que fue cuando se montó por vez primera, se comprobó que sus 2.800 plazas eran insuficientes para dar cabida a la gran afición que ya por entonces existía en el municipio.

En aquel entonces el alcalde Germán Inza justificaba en la prensa de la época dicho cambio, indicando que éste “era muy necesario porque así tenemos plaza conveniente y de mayor capacidad para el futuro. Ello con vistas a que los espectáculos sean, por tanto, mucho mejores”.

Tras ser bendecida el sábado 15 de septiembre de 1973, la plaza contaría en la tarde dominical siguiente con una gran corrida de toros, con la presencia de los diestros José Fuentes, que cortó dos orejas en su primero y dos orejas y rabo en su segundo; Pablo Alonso ‘El Norteño’, con pitos en su primero y una oreja en el segundo y, completando la terna, ‘Calatraveño’, quien obtuvo aplausos en el primero y dos orejas y rabo en su segundo. Los ejemplares fueron de la ganadería de Alipio Pérez-Tabernero, procedentes de tierras salmantinas.

En todos estos años la Plaza de Toros de Almodóvar del Campo ha sido empleada sólo para los festejos almodovareños salvo en una ocasión, durante la primera legislatura de De Gregorio, en que fue cedida gustosamente para que los aficionados de Puertollano pudieran disfrutar de la fiesta del toro durante una de sus ferias.