El servicio BGAN, a través de un sistema de satélites, permite una conexión de banda ancha en los sitios más remotos

TELEFÓNICA LANZA EL PRIMER ADSL PORTÁTIL QUE PERMITE MONTAR UNA OFICINA EN 15 MINUTOS EN CUALQUIER LUGAR DEL PLANETA

El nuevo servicio, vía satélite, permite navegar por Internet en banda ancha, enviar correos electrónicos, conectarse redes privadas y, simultáneamente, disponer de comunicaciones de voz, adaptándose a las necesidades del cliente.

09/10/2007

(Última actualización: 25/08/2008 12:00)

Imprimir

Telefónica lanza al mercado un revolucionario sistema de telecomunicaciones, que permite una conexión total a Internet de banda ancha en los puntos más remotos del planeta. Se trata de un acceso vía satélite a través de BGAN (Broadband Global Area Network, es decir, Red de Area Global de Banda Ancha), un servicio de la compañía Inmarsat, que Telefónica distribuye en diferentes países

BGAN permite desplegar en lugares más apartados una oficina móvil de banda ancha para acceder a Internet, vía satélite, desde la que el usuario podrá enviar correos electrónicos, conectarse a una red privada y, simultáneamente, disponer de comunicaciones de voz, entre otras aplicaciones. Todo ello, a través de un único dispositivo muy ligero y fácil de usar.

A través de BGAN, en cuestión de minutos, periodistas, ingenieros, especialistas en prospección, servicios de emergencias, militares, deportistas de aventura y todos aquéllos que necesiten comunicarse en los confines del mundo pueden disponer de oficinas portátiles y totalmente conectadas con sus sedes sociales.

El servicio se presta gracias a un acuerdo suscrito entre Telefónica Wholesale, empresa mayorista de servicios de comunicación globales de Telefónica, e Inmarsat, empresa líder mundial en comunicaciones vía satélite móviles globales. Telefónica Wholesale integra BGAN en las redes internacionales de datos de Telefónica, ofrece todo el soporte de formación y asistencia técnica a los usuarios, así como la gestión y trámites administrativos con las operadoras en cada país donde los usuarios se conecten a través de BGAN

El nuevo equipamiento utiliza una de las redes de satélites más sofisticadas del mundo, permitiendo el acceso a aplicaciones de datos a velocidades de hasta medio megabit por segundo, al mismo tiempo que se pueden realizar llamadas telefónicas. Por tanto, supone un significativo avance respecto a los anteriores servicios de este tipo al aunar voz y datos, ofrecer mayor ancho de banda y mejor calidad.

Terminales fáciles de transportar en una simple mochila

Este servicio se establece a través de los terminales BGAN, unos pequeños y ligeros dispositivos, de entre 1 y 3,2 kilogramos de peso, que suministran distintas prestaciones. Los de menor tamaño son adecuados para un solo usuario, para quien la portabilidad es la preocupación principal. Los terminales más grandes ofrecen mayor ancho de banda y son particularmente aptos para pequeños grupos de trabajo, que pueden necesitar establecer oficinas temporales en cualquier lugar del planeta por periodos más largos.

Los terminales tienen la robustez necesaria para resistir entornos difíciles y temperaturas extremas, y se pueden utilizar en el interior (orientados por una ventana hacia el exterior) o al aire libre. Las ventajas de reducción de peso y de equipamiento son evidentes, si se piensa, por ejemplo, en que, hasta ahora, para que una cadena de televisión pueda retransmitir en directo desde cualquier lugar del mundo se precisa una unidad móvil con todo su equipamiento.

El servicio BGAN de Inmarsat, a través de su red de satélites, ofrece una cobertura prácticamente mundial: el 85% de la masa terrestre y el 98% de la población mundial. Técnicamente, el servicio BGAN ofrece en cualquier parte del mundo ADSL móvil hasta 492Kbps bidireccionales, y voz, simultáneamente. Además puede ofrecer caudales garantizados de 32, 64, 128 o 256Kbps bidireccionales; mensajería SMS con cualquier operador del mundo; RDSI a 64Kbps y canal de 3,1KHz para Fax grupo 3, módems, equipos de encriptación, etc.

El coste del servicio se compone de una cuota fija mensual y un coste por consumo. Los precios para llamadas de voz son similares a los de roaming de móviles convencionales. A ello hay que añadir el coste del terminal, con un precio a partir de 2.000 euros.