Puertollano

En un acto electoral en Puertollano

CAYO LARA HACE UN LLAMAMIENTO AL VOTO ÚTIL DE CARA A LAS ELECCIONES MUNICIPALES DEL 27 DE MAYO

El candidato a las presidencia regional de IU critica la vigencia de una Ley electoral regional que impide la representación de esta formación en las cortes

J. Carlos Sanz

16/05/2007

(Última actualización: 25/08/2008 14:00)

Imprimir

Aunque las encuestas pronostican un ascenso en intención de voto para Izquierda Unida, esta formación política se siente el “patito feo” en Castilla-La Mancha debido a la vigencia de una ley electoral que consideran descompensada y que sólo garantiza la representación bipartidista en las cortes regionales.

Así lo denuncia Cayo Lara, candidato a la presidencia regional de IU, y que acudió a Puertollano para respaldar la candidatura de Florentino López Montero a la alcaldía así como la de Carmen Fernández Espinosa para ser diputada regional por la provincia de Ciudad Real.

Presumiblemente IU se quedará de nuevo sin representación electoral en las cortes “es algo que no sucede en ningún otro parlamento regional del Estado Español. En estas elecciones nos votarán más de 40.000 ciudadanos que no tendrán representantes”, criticaba Lara dando a entender la existencia de una situación calificada de ilegal por el candidato de IU, pues en 1995 el parlamento regional, con el visto bueno del PSOE y PP, aprobó la desaparición del procedimiento electoral, instrumento por el cual se asigna un baremo equitativo para la repartición de escaños. Y al no existir dicho procedimiento, a IU no le queda más remedio que hacer un llamamiento a los simpatizantes de la izquierda para que efectúen una respuesta en forma de voto útil “con la idea de reivindicar una democracia de más calidad y poder entrar en las cortes regionales”.

LLAMAMIENTO AL VOTO ÚTIL

Lara dirigió esta solicitud a un sector de la población, a aquellos votantes del PSOE que se caractericen por tener un pensamiento crítico y por desestimar la presencia de mayorías absolutas. Aspecto que para IU es fundamental “pues en aquellos municipios de Castilla-La Mancha donde nuestra formación ha estado en el Equipo de Gobierno, caso de Puertollano, ha demostrado transparencia”, indicaba Cayo Lara.

Para el candidato a las cortes regionales, las mayorías absolutas no son nada recomendables pues traen como consecuencia casos de abuso de poder; en este sentido, hizo alusión a los casos de corrupción urbanística denunciados en la localidad toledana de Seseña, donde el polémico constructor Paco “El Pocero” sigue campeando a sus anchas o el más reciente de Valdepeñas donde el propio alcalde socialista está imputado en un caso de irregularidad urbanística. “A pesar que la ejecutiva socialista de Madrid decidió disolver la asamblea de Seseña, los concejales socialistas de esta localidad siguen amparando al Pocero para que sacie sus intereses especulativos”, apostillaba Lara.

DESARROLLO SOSTENIBLE Y PRESENCIA DE VIVIENDA PÚBLICA

IU, y así lo aseguró el propio Lara, mantendrá una postura beligerante con respecto a los casos de corrupción urbanística. De ahí que en su programa electoral, el desarrollo sostenible y la defensa de viviendas públicas a un precio asequible sean los dos pilares de su programa. “En los últimos cinco años, en esta región sólo se han construido 7.200 viviendas públicas por más de 95.000 privadas”, denunciaba Lara poniendo en tela de juicio la vigencia de la LOTAU regional en donde se refleja la no obligatoriedad de construir vivienda pública “en aquellas localidades menores de 10.000 habitantes”, cuando el Congreso de los Diputados, con el beneplácito del PSOE, aprobó la nueva Ley de Suelo y en la que se dice bien claro que al menos el 30% de las viviendas que se construyan en España deben ser de protección oficial.

Para IU, hace falta más suelo público “unos 50 millones de metros cuadrados en toda la región así como la construcción de 60.000 viviendas públicas”, anunciaba Lara. El candidato a las cortes defendía un proyecto de vivienda pública “destinado a aquella gente que realmente lo necesita, que no tiene poder adquisitivo como para verse arrinconado por una hipoteca”.

Pese a que IU es la tercera fuerza política a nivel nacional –en las pasadas elecciones generales más de 1.300.000 ciudadanos votaron a esta formación- su representatividad no es la que cabría esperar en el Congreso de los Diputados. “Hace unos meses se intentó crear una comisión para abordar una reforma de la ley electoral pero no fue aprobada por la oposición del PP y los grupos nacionalistas”, aseguraba Lara con lo que IU, y por extensión sus votantes, siguen viajando en el vagón de segunda.

Sin embargo, Lara mantiene cierto optimismo al admitir que “cada vez hay más gente que valora y apuesta por la diversidad política” por lo que espera que tarde o temprano la situación dé un viraje.