Puertollano

El futuro edificio también albergará la sede de la asociación de vecinos y será una experiencia piloto para descentralizar la gestión municipal del Consistorio

LA BARRIADA DE FRATERNIDAD CONTARÁ CON UN NUEVO CENTRO DE SERVICIOS MUNICIPALES

J. Carlos Sanz

09/05/2007

(Última actualización: 25/08/2008 14:00)

Imprimir

La expansión poblacional que está experimentando la barriada de la Fraternidad, popularmente conocida como “las 630”, es la causa por la que el Ayuntamiento y la Consejería de Administraciones Públicas hayan aprobado un convenio de colaboración para la construcción de un Centro de Servicios Municipales con el que facilitar a los más de 15.000 vecinos de esta barriada la gestión de los trámites municipales.

El edificio, pendiente de licitación, está presupuestado en 3 millones de euros que serán sufragados a partes iguales por la Junta de Comunidades y el Consistorio Local.

CONTARÁ CON UNA COMISARÍA PERMANENTE DE LA POLICÍA LOCAL

El futuro centro será una experiencia piloto en el sentido de acercar el ayuntamiento a los barrios. Así, en el diseño del edificio se contemplan dependencias donde los vecinos de Fraternidad podrán tramitar gestiones relacionadas con el registro municipal, y que actualmente vienen realizando en la Oficina de Atención al Ciudadano.

Pero sin duda, la principal novedad será la creación de una comisaría permanente de la Policía Local con la idea de garantizar la seguridad de los vecinos de esta importante barriada. Llanos Castellanos, Consejera de Administraciones Públicas, admitía que inicialmente “me asusté cuando el alcalde me propuso la construcción de este centro debido a su cuantía”; un temor que se disipó al comprender la necesidad del mismo que tiene la barriada de Fraternidad.

SEDE DE LA ASOCIACIÓN DE VECINOS FRATERNIDAD

Y es que el futuro centro de servicios municipales será también la sede de la asociación de vecinos de esta ciudad que llevaba tiempo demandando un nuevo edificio que pudiera acoger el volumen de actividades que se llevan a cabo.

Fernando Mozos, presidente de Fraternidad, no disimulaba su satisfacción y adelantaba que el futuro centro cívico contará con aulas suficientes para llevar a cabo tanto el programa de Educación Básica de Adultos como actividades didácticas para niños. “Asimismo, tendremos a disposición una gran biblioteca”, destacaba.

Con la construcción de este centro, el Consistorio pretende ir descentralizando paulatinamente la actividad municipal y que a través de centros como éste se cree una red con la que poner a disposición de los ciudadanos trámites administrativos, asuntos relacionados con el bienestar social así como la vivienda.

Por otro lado, y así lo aseguró Hermoso Murillo, primer edil puertollanense, el 30% de la plantilla de la Policía Local será destinada a la nueva comisaría permanente. Según el alcalde, las obras de edificación del futuro centro de servicios municipales durarán unos quince meses. En cambio, el actual centro cívico, tiene todas las papeletas para ser demolido con vistas a construir un nuevo espacio público para uso y disfrute de los vecinos.