En este caso, sí hubo dos sin tres

EL BALONMANO PUERTOLLANO NO PUDO ENCADENAR SU TERCERA VICTORIA CONSECUTIVA FRENTE AL FILIAL DEL ALMERÍA

Aunque el partido se puso de cara para el equipo local, con un 3-1 rotundo en los cinco primeros minutos, pero al final la defensa no respondió y se perdió por 25-29

Angel Moreno

05/03/2007

(Última actualización: 24/08/2008 14:00)

Imprimir

El popular dicho “no hay dos sin tres” no se puede aplicar al cuadro de Rivilla que perdió el pasado sábado frente al filial del Almería de división de honor. Y perdió principalmente por no saber parar el ataque andaluz y por no saber jugar la defensa 5-1 planteada por Eduardo Díaz.

Y eso que el partido se puso de cara para los intereses locales con un 3-1 a los cinco minutos, cinco minutos donde y pese a la mayor efectividad de los locales se vieron muchas imprecisiones por ambas partes, antes las defensas idénticas 5-1.

Pero llegaría la reacción de los visitantes gracias entre otras cosas al no jugar con los extremos y sobre todo la individualidad de los jugadores caseros, así en el ecuador del primer acto ya se observo un empate a seis dianas, para pasar a la primera ventaja foránea, 7-9.

El conjunto de Díaz con mayor concentración, con mejor juego colectivo y sobre todo con gran lanzamiento exterior abrió brecha, 8-11 a siete minutos para el descanso, situación que se tradujo en el primer tiempo muerto local. Ajuste defensivo y fruto inmediato, Toboso por dos veces redujo la diferencia y empato el partido, primero en jugada estática, para seguidamente aprovechar un contragolpe para colocar un 11-11. El primer acto terminaría con tablas 12-12.

Si en el primer acto se coloco un parcial de 3-1 para los locales, en la segunda entrega se coloco un 0-3 en contra, cueros parados por el portero, mala ejecución entre los tres palos y dos penas máximas erradas, significaron tres ataques con gol incluido.

Pero todo no seria malo, el Puertollano trabajando con inferioridad numérica fue capaz de ajustar el marcador a los cuarenta minutos 17-18, fue lo máximo que estuvo cerca el cuadro local, ya que el cuadro almeriense llevado por Aguirre en volandas destroza la defensa industrial e hizo imposible el ataque local, ampliándose la diferencia hasta en siete goles, 22-29 a cinco minutos para el final.

Cinco minutos donde un Puertollano herido de muerte saco la casta en defensa y estuvo algo más fino en ataque, sobre todo porque busco los extremos, realizando un parcial de 3-0 y dejando sin anotar al conjunto visitante. Un 25-29 que rompe la racha de los dos últimos partidos ganados.

Ficha técnica Puertollano

J. García, Luisma (1), Benito (2), Fdez (3), Rodríguez (8), Mozos, Pinilla (1).

También jugaron: Paco Romero, Toboso (2), Izquierdo (3), Huertos, Abrahan (1), Gustavo (4).

Ficha Técnica La Cañada Keymare

Ruiz García, Romero, Safiani (5), Guirado (2), Aguirre (8), Requena (3), Pinilla.

También jugaron: Cruz (5), Arance (2), Goriz, Martínez Bayo (3), Felez (1).

Parciales: 3-1, 4-3, 6-6, 7-9, 9-11, 12-12 14-17, 17-18, 19-21, 19-24, 22-29 y 25-29.

Colegiados: Eleta Equiza y Esparza Jimeno (Navarra)

Amonestaron con amarilla a los locales Mozos, Rodríguez y Toboso y a los visitantes Cruz, Pinilla y Guirado.

Excluyeron por parte local a: Huertos, Rodríguez, Abrahan, Fdez y Toboso y a los visitantes Pinilla por dos veces y Arance.