Se trata de la tecnología más avanzada en detección precoz de cáncer, de la que tan sólo disponen nueve hospitales públicos españoles

EL PRESIDENTE BARREDA VISITA LA UNIDAD DE PET-TAC DEL HOSPITAL GENERAL DE CIUDAD REAL

La presidenta de la Asociación de Mujeres Mastectomizadas de Ciudad Real (AMUMA), Ana María Ocaña, afirmó que para las mujeres de este colectivo es "un orgullo" que el Hospital de Ciudad Real tenga un PET-TAC, porque facilita la detección precoz y expresó su convicción de que va a contribuir a salvar muchas vidas

La Comarca

22/02/2007

(Última actualización: 25/08/2008 12:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, visitó esta tarde la unidad de PET-TAC del Hospital General de Ciudad Real acompañado por el consejero de Sanidad, Roberto Sabrido, y por la doctora García Vicente, jefa del Servicio de Medicina Nuclear.

El presidente Barreda conoció de cerca esta técnica, que para la presidenta de la Asociación de Mujeres Mastectomizadas (AMUMA), Ana María Ocaña, constituye un “orgullo”, porque el hecho de que el Hospital General de Ciudad Real tenga un PET-TAC, aseveró, “es un gran paso para la detección precoz del cáncer de mama y va a contribuir a salvar muchas vidas”.

Esta técnica se basa en la tomografía por emisión de positrones, que permite estudiar la funcionalidad metabólica de las células, sobre todo malignas. De esta forma, se consigue una imagen metabólica integrada con un TAC diagnóstico, con lo que aumenta de manera considerable la detección de lesiones neoplásicas en cualquier tipo de cáncer. Aunque tiene otras aplicaciones, se destina principalmente a oncología.

“Si con un PET normal la prueba duraba 45 minutos, con el PET-TAC se limita a quince. Es más cómodo para el paciente por su rapidez”, apuntó la jefa del Servicio de Medicina Nuclear.

La unidad de PET-TAC lleva funcionando desde el mes de noviembre y a pleno rendimiento desde enero, y ya se han beneficiado de ellas un centenar de pacientes procedentes de toda la región. Hasta la fecha, y según explicó la doctora García Vicente, las citas no se demoran más de siete días.

Tan sólo nueve hospitales públicos españoles disponen de este equipo de alta tecnología, que ha supuesto una inversión de 1.850.000 euros por parte de del Gobierno de Castilla-La Mancha.

El PET-TAC de Ciudad Real es el más avanzado de todos los que se han instalado hasta la fecha, ya que tiene 16 cortes frentes a los 4 que suelen tener el resto de equipos de estas características.

Esta tecnología es un método de diagnóstico no invasivo con aplicaciones en el área de Oncología, aunque también atiende procesos derivados de Neurología, Cardiología e Investigación.

La cámara PET-TAC combina dos técnicas distintas de imagen que han evolucionado por separado y que han demostrado tener más capacidad juntas que por separado, y que el resto de las pruebas que realizan diagnosis en oncología para saber, sin necesidad de tocar al paciente, si existe o no un tumor, si éste es benigno o maligno, dónde está, su extensión y si hay metástasis en tan sólo 20 minutos y con gran precisión.