Mediante convenio con la Asociación “Acciones Integradas de Desarrollo”

LA DIPUTACIÓN DE CIUDAD REAL COLABORA EN EL PROCESO DE ADOPCIONES INTERNACIONALES

Para la puesta en marcha de un proyecto con el que se pretende ofrecer servicio de información, apoyo y asesoramiento a familias inmersas o interesadas en el proceso de adopción de niños extranjeros

La Comarca

17/02/2007

(Última actualización: 25/08/2008 12:00)

Imprimir

La Diputación Provincial colaborará en el proceso de adopción internacional aportando 48.000 euros a la Asociación ciudadrealeña “Acciones Integradas de Desarrollo” para la puesta en marcha de un proyecto con el que se pretende ofrecer servicio de información, apoyo y asesoramiento a familias inmersas o interesadas en el proceso de adopción de niños extranjeros.

El convenio fue firmado en diciembre del pasado año entre el presidente de la Diputación de Ciudad Real, Nemesio de Lara, y la presidenta de la mencionada Asociación, Esperanza Rubio Peláez, reflejándose en el mismo que la subvención por importe de cuarenta y ocho mil euros se empleará en la financiación del proyecto que bajo el enunciado de “Servicio de información, apoyo y asesoramiento a familias en proceso de adopción internacional” ha puesto en funcionamiento la mencionada asociación. De este modo, con este dinero se asistirán los gastos derivados de la puesta en marcha de este servicio, tales como gastos de alquiler del local, material de oficina, equipamiento, sueldos y salarios de personal, etc., con la temporalidad que abarca desde diciembre de 2006 a marzo de 2007.

El servicio que desde la Asociación se ofrece es el de prestar toda la información, apoyo y asesoramiento a las familias interesadas en la adopción de niños extranjeros, siendo uno de los objetivos principales acompañar a estas familias en los obstáculos que puedan surgir y también en informar sobre los recursos existentes y el acceso a los mismos para realizar la adopción.

Además se ofrece información sobre la adopción internacional y sus trámites en términos generales. Se informa de forma genérica sobre los países que admiten y reconocen la adopción internacional. Se ofrece también el apoyo a la familia hasta la iniciación del expediente de adopción, ofreciendo una relación de los documentos exigidos para la formación del expediente y se ayuda en la recopilación de la documentación, cuando el expediente lo tramite la Administración.

La Asociación lleva a cabo también el asesoramiento a las familias en proceso de adopción sobre la forma de salvar los obstáculos que surjan en el expediente y acompañar a la familia en el proceso de solución de los problemas surgidos.

Igualmente es objeto de este convenio toda la tramitación pertinente por parte de la Asociación “Acciones Integradas de Desarrollo” para la constitución y acreditación de una entidad colaboradora de adopción internacional.

La ayuda concedida por la Diputación es compatible con la percepción de otras subvenciones, ayudas, ingresos o recursos para la misma finalidad, procedente de otras administraciones o entes públicos o privados, si bien, en ningún caso el importe de los fondos recibidos podrá superar el coste de la actividad subvencionada.

La asociación beneficiaria del acuerdo deberá estar al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social, así como de sus obligaciones fiscales con la Diputación Provincial. Cumplir el objetivo, ejecutar el proyecto o realizar la actividad subvencionada, y acreditarlo conforme a lo establecido en la estipulación octava de este convenio, es otra de las estipulaciones fijadas en las bases del convenio firmado, así como someterse a las actuaciones de comprobación y seguimiento de la actividad y de control financiero que pudieran realizar los servicios de la Diputación.

La Diputación hará el pago de la subvención de forma fraccionada, respondiendo al ritmo de ejecución de la actividad subvencionada, abonándose por cuantía equivalente a la justificación del gasto realizado, acompañado de justificantes como facturas o documentos de pago. Si el beneficiario no justifica la totalidad del gasto del presupuesto inicial que ha servido de base para la concesión de la subvención, se procederá a reducir ésta proporcionalmente al gasto efectuado.

Además se ha establecido que en el plazo máximo de tres meses desde la finalización de la actividad subvencionada se deberá presentar a los Servicios Sociales de la Diputación, como órgano gestor, la cuenta justificativa de la subvención, que requerirá la presentación, entre otros documentos, de certificación del órgano competente de que se ha realizado la actividad o la inversión que determinó la concesión de la subvención y el coste de la misma, certificación de los gastos de la actividad realizada, debidamente desglosados y acreditados mediante las correspondientes facturas o justificantes de gastos originales y certificación de otras subvenciones o ayudas obtenidas por la misma finalidad o, en su caso, mención expresa de que éstas no se han producido.

Proyecto de ley

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 12 de febrero el anteproyecto de Ley de Adopción Internacional, que modificará la normativa relativa a los procesos de adopción por parte de españoles en el extranjero. El texto responde a una necesidad social creciente en España, puesto tenemos la tasa de adopción más alta del mundo. En 2005 se registraron 5.423 adopciones en el exterior, en su mayor parte procedentes de China, Rusia, Ucrania y Colombia.

Otra novedad de este texto estriba en la prohibición de adopciones en países que sufran conflictos bélicos o hayan sido desbastados por desastres naturales, así como allí donde no exista una autoridad específica que controle y garantice la adopción o cuando en el país no se den las garantías adecuadas para la misma.

Cuando la norma entre en vigor, las adopciones extranjeras sólo surtirán efectos legales en España si han sido válidamente constituidas y si representan unos umbrales mínimos de seguridad jurídica. De igual modo se garantizará que la adopción internacional constituida en España surta efectos legales no solamente en nuestro país, sino también en el país de procedencia u origen del menor adoptado.

La legislación aprobada otorga el derecho a los adoptados de saber quiénes son sus padres biológicos en cuanto cumplan los 18 años. Las entidades públicas españolas estarán obligadas a facilitarles cuantos datos tengan sobre la identidad de su progenitores.

La futura ley disipará además las dudas y las reticencias de muchas parejas españolas a la hora de iniciar los trámites de adopción y va a facilitar que se cumpla el deseo de ser padres de muchas personas.