Una tercera parte de las piezas de la exposición ‘Celosías. Arte y piedad en los conventos de Castilla-La Mancha’ fueron intervenidas

MÁS DE UN CENTENAR DE OBRAS HAN SIDO RESTAURADAS POR EL GOBIERNO REGIONAL CON MOTIVO DEL IV CENTENARIO

Gracias a estos planes de restauración se han recuperado piezas de pintura, escultura, orfebrería, textiles y libros de las cinco provincias de Castilla-La Mancha

La Comarca

17/02/2007

(Última actualización: 25/08/2008 12:00)

Imprimir

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la empresa pública Don Quijote de la Mancha 2005, ha restaurado más de un centenar de obras de arte que han formado parte de las grandes exposiciones organizadas con motivo del IV Centenario de la publicación de la novela universal de Cervantes.

Gracias a esta labor de restauración, se han recuperado numerosas piezas entre pintura, escultura, orfebrería, libros y textiles de las cinco provincias de la región, que integran un patrimonio artístico en su mayoría inédito y necesitado de estudio.

En concreto, la empresa pública ha restaurado obras para cuatro de las grandes exposiciones organizadas con motivo del IV Centenario: ‘La Sombra de Caballero’; ‘El Arte en la España de El Quijote’; ‘Celosías. Arte y piedad en los conventos de Castilla-La Mancha’ e ‘Hispania Gothorum. San Ildefonso y el reino visigodo de Toledo’.

La muestra ‘Celosías’, celebrada de abril a junio de 2006 en el Museo de Santa Cruz de Toledo supuso el impulso más importante en la recuperación de piezas, ya que 70 obras, una tercera parte de todas las del montaje, formaron parte del plan de restauración llevado a cabo por la empresa pública.

Las tareas de restauración de obras comenzaron con la exposición ‘La Sombra del Caballero’, celebrada en Guadalajara de febrero a junio de 2005, en la que fueron intervenidas 4 piezas. Esta labor continuó con la muestra organizada en Ciudad Real ‘El arte en la España de El Quijote’ entre noviembre de 2005 y febrero de 2006 con la restauración de 5 obras.

Hasta el momento, el último plan de restauración llevado a cabo por la empresa pública Don Quijote 2005 se ha desarrollado para la exposición ‘Hispania Gothorum. San Ildefonso y el reino visigodo de Toledo’, que permanecerá abierta en el toledano museo de Santa Cruz hasta el 30 de junio. Para esta muestra se han restaurado 22 obras, entre ellas algunas de gran dificultad técnica como fue el relieve ‘La imposición de la casulla a San Ildefonso’ de la iglesia de los jesuitas de Toledo, que sufrió dos incendios, uno a finales del siglo XIX y otro a finales del XX.

Entre las obras que se han recuperado a lo largo de estos dos años destacan el tapiz de San Ildefonso, procedente de la Catedral de Toledo; el lienzo de gran formato ‘Apoteosis de los Jesuitas ante la Trinidad’ de Antonio de Pereda, de la concatedral de Guadalajara; el retablo de Juan de Borgoña de Carboneras de Guadazaón, procedente del Museo Diocesano de Cuenca; el lienzo de gran formato titulado ‘Alegoría de la fe y las órdenes religiosas y militares’ del convento de Santa María Magdalena de Alcaraz (Albacete); o el sepulcro de Fray Fernando Fernández de Córdoba del Convento de Santo Domingo de Almagro (Ciudad Real).

Las labores de restauración se han desarrollado en el Centro de Restauración de Castilla-La Mancha, dependiente de la Consejería de Cultura y también, en diferentes talleres de profesionales en esta materia e, incluso, in situ, en los propios museos y conventos de procedencia de las piezas.

La empresa pública Don Quijote 2005 continuará desarrollando planes de restauración con el fin de recuperar y sacar a la luz importantes obras del patrimonio artístico castellano-manchego, en muchas ocasiones desconocido y en grave proceso de deterioro.