Ante las recientes declaraciones del Concejal de Tráfico y Urbanismo del ayuntamiento de Puertollano

IU DE PUERTOLLANO SE OPONE A LA CONSTRUCCIÓN DE UNA GRAN ROTONDA EN LA PLAZA DEL OLIVO

Izquierda Unida manifiesta su sorpresa por la rápida decisión del Concejal de Tráfico de aceptar la propuesta de los que usan el coche de convertir la Plaza del Olivo en una gran rotonda, con el objetivo de aumentar la circulación y la fluidez de los coches

IU de Puertollano

07/02/2007

(Última actualización: 25/08/2008 12:00)

Imprimir

El Concejal de Tráfico y Urbanismo ha hecho público recientemente que está estudiando la construcción de una gran rotonda en la Plaza del Olivo (antiguo “Pilancón de los Burros”), proyecto “olvidado” por la oposición del Grupo Municipal de Izquierda Unida y que ahora surge de nuevo. Este concejal ha dado a entender que lo hace ahora a solicitud de los usuarios de los vehículos motorizados (taxistas, transportistas, particulares, etc.).

Ante ello, Izquierda Unida manifiesta su sorpresa por la rápida decisión del Concejal de Tráfico de aceptar la propuesta de los que usan el coche de convertir la Plaza del Olivo en una gran rotonda, con el objetivo de aumentar la circulación y la fluidez de los coches. Se prima, así, una vez más el uso del coche, con la contaminación que ello conlleva, y que repercute en la salud de los vecinos, como demuestran los distintos estudios conocidos. Por otro lado la rotonda no es necesaria para el tráfico pesado, que debe circular por la recientemente inaugurada variante Sur.

Igualmente, Izquierda Unida recuerda al Concejal de Tráfico que es bueno escuchar a otros sectores de la población, por ejemplo, a los vecinos de la Plaza del Olivo. Izquierda Unida le recuerda que en mayo de 2004 remitieron al ayuntamiento una propuesta para ampliar la plaza para uso y disfrute de las personas. La propuesta venía avalada por más de 100 firmas y un croquis aproximado de lo que pretendían.

Izquierda Unida comparte con los vecinos que la remodelación de la plaza debe ser para ampliar ese espacio público para solaz y descanso de los vecinos y no para que pasen más coches y más rápido. Hoy día, hay estudios que aconsejan a los ayuntamientos hacer la ciudad más humana, con más plazas y más zonas verdes, que tengan en cuenta la accesibilidad andando y en bici, y no sólo en coche. Estas consideraciones se encuadran dentro de la movilidad sostenible, criterio que debería primar a la hora de la toma de decisiones.