Así lo indicó el presidente Barreda tras una reunión con los patronos de la Fundación ‘Castilla-La Mancha. Tierra de Viñedos’

EL GOBIERNO DE CASTILLA-LA MANCHA DEFENDERÁ QUE EL VINO QUEDE EXCLUIDO DE LA FUTURA LEY DE PREVENCIÓN DE CONSUMO DE ALCOHOL

“El vino nada tiene que ver con el resto de bebidas que contempla el proyecto de Ley pues se trata de un producto natural consecuencia de la fermentación del mosto y del zumo de la uva”, apuntó el presidente castellano-manchego.

La Comarca

07/02/2007

(Última actualización: 25/08/2008 12:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, garantizó hoy que el Ejecutivo que preside defenderá que el vino quede excluido de la futura Ley de Medidas Sanitarias para la Protección de la Salud y la Prevención del Consumo de Bebidas Alcohólicas por Menores. Así, y tras un encuentro con los patronos de la Fundación ‘Castilla-La Mancha. Tierra de Viñedos’, rubricó todos y cada uno de los planteamientos que a este respecto defiende el sector vitivinícola.

Barreda, que agradeció a los miembros de la Fundación el haber compartido con el Ejecutivo autonómico esta reivindicación, así como sus anhelos e inquietudes por la también denominada ‘Ley del alcohol’, se mostró esperanzado al recordar que en estos momentos se trata de un anteproyecto susceptible de muchas modificaciones.

“El vino nada tiene que ver con el resto de las cuestiones que contempla el proyecto de Ley pues se trata de un producto natural consecuencia de la fermentación del mosto y del zumo de la uva y tiene la condición de alimento que además es saludable tomado con moderación”, apuntó Barreda. Del mismo modo respaldó el comportamiento del sector vitivinícola pues es el más interesado en favorecer hábitos de consumo saludables.

En este orden de cosas advirtió que el Gobierno de Castilla-La Mancha “comparte plenamente los planteamientos de los viticultores y los apoya”. El presidente Barreda recordó que, para Castilla-La Mancha, la viña y por ende el vino son estratégicos para nuestra economía y que forman parte de la idiosincrasia de esta tierra porque “forman parte de nuestra cultura, son nuestra esencia y nuestra forma de ser”, manifestó.

“Castilla-La Mancha y buena parte de España no se entienden sin el vino”, apuntó el jefe del Ejecutivo autonómico, que se mostró optimista al contar con el compromiso que adquirió a este respecto el presidente del Gobierno de España en Albacete.

Un compromiso que va en la misma dirección que las palabras que hoy ha manifestado en el Senado donde aseguró que la futura ley será fruto de un consenso social y político y que respetará la filosofía de la Ley del Vino.

En este orden de cosas y tras garantizar su respaldo al sector para conseguir que el vino salga de esta Ley, Barreda dijo que la sociedad de Castilla-La Mancha, y el sector del vino en concreto, se movilizará pacíficamente, como se hacen las cosas en democracia para conseguir este objetivo. “Los conseguiremos porque el sector tiene las cosas claras y está unido”, apuntó.

En nombre de la ‘Fundación Castilla-La Mancha. Tierra de Viñedos’, su presidente, Rafael Torres mostró la preocupación del sector ante esta futura Ley, y demandó “sin paliativos que el vino se saque de la mencionada norma”. Además de esta cuestión los patronos de esta Fundación han dado cuenta al presidente de las gestiones hechas hasta la fecha y los proyectos de promoción del vino de Castilla-La Manch