Son los primeros proyectos de emergencia con cargo al ejercicio 2007

EL GOBIERNO AUTONÓMICO DESTINA 250.000 EUROS PARA TRES AYUDAS DE EMERGENCIA HUMANITARIA EN COLOMBIA Y EL SAHARA

La mejora de la alimentación, sobre todo infantil, y el apoyo sanitario constituyen los ejes de estos nuevos tres proyectos humanitarios.

La Comarca

03/02/2007

(Última actualización: 25/08/2008 12:00)

Imprimir

La ayuda sanitaria y alimentaria son los objetivos de las tres ayudas de emergencia humanitaria que acaba de conceder el Gobierno regional, por un importe superior a los 250.000 euros, y que tendrán como destino distintas zonas de Colombia y los campamentos de refugiados saharauis.

De hecho, “estas son las primeras ayudas de emergencia que se conceden por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha con cargo al ejercicio 2007”, según el consejero de Bienestar Social, Tomás Mañas, quien destacó la necesidad de seguir incrementando este tipo de apoyos puntuales “para dar solución a problemas de auténtica emergencia, con el fin de mejorar la vida de aquellas personas que peor lo pasan”.

La primera de las ayudas aprobadas tiene como fin el campamento saharaui de Smara, donde viven en la actualidad unas 40.000 personas y se pretende el apoyo alimentario a esta población, así como la mejora de la asistencia hospitalaria y escolar.

Una gran parte de los más de 75.000 euros con los que se ha dotado esta ayuda de emergencia irán destinados a la construcción y puesta en funcionamiento de un obrador de pan, que de servicio a una gran parte de esta población; así como a la compra de un vehículo que sirva para distribuir los productos de esta industria.

Las otras dos ayudas tienen como destino Colombia, un país azotado por la pobreza en muchas de sus zonas y por la violencia generada por la guerra que libran desde hace décadas el Gobierno y la guerrilla.

Así, uno de los proyectos tiene como fin auxiliar a las víctimas del conflicto armado que, en gran parte, soporta la población rural de Colombia. Esta ayuda, por un valor superior a los 68.000 euros, se destina a los departamentos de Antioquia, Nariño, Bogotá y San José de Guaviare.

El objetivo es promover el acceso a los alimentos, mejorar la nutrición infantil y ofrecer atención sanitaria y psicológica a unas 400 familias de estas zonas colombianas, unas de las más afectadas por el enfrentamiento entre el Gobierno y la guerrilla.

La última de las ayudas irá destinada a la zona centro del departamento de Cundinamarca, en Colombia, donde se destinarán cerca de 107.000 euros en la mejora de la alimentación de unos 400 niños y 100 adultos en situación de desarraigo y pobreza extrema.

Estas son las primeras ayudas humanitarias aprobadas este año por la Consejería de Bienestar Social que, en estos momentos, se encuentra estudiando los proyectos de cooperación presentados por las distintas ONGD a la convocatoria de 2007.