Durante este año

JUNTA Y CONSEJO REGIONAL DE LA JUVENTUD LANZAN UNA CAMPAÑA PARA PROMOVER EL USO DEL CASCO

La Consejería de Sanidad destinará este año y en 2008 casi medio millón de euros para el desarrollo del programa socio sanitario para jóvenes “Cifos”, cuyo perfil medio de usuario es el de una joven, de 12 a 17 años, que reside en zona rural.

La Comarca

12/01/2007

(Última actualización: 25/08/2008 14:00)

Imprimir

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Sanidad y en colaboración con el Consejo de Juventud de Castilla-La Mancha, llevará a cabo este año una campaña dirigida a los jóvenes para prevenir accidentes de tráfico con motocicletas recordando la necesidad del uso obligatorio del casco.

Esta campaña, con la distribución de 20.000 carteles y 2.000 pegatinas, así como folletos informativos, se llevará a cabo en el marco del convenio de colaboración suscrito hoy en Talavera de la Reina (Toledo) por el consejero de Sanidad, Roberto Sabrido, y el presidente del Consejo de la Juventud de Castilla-La Mancha, Julio César García-Moya, por el cual el Gobierno regional destinará este año y 2008 casi medio millón de euros a fin de desarrollar el programa socio sanitario para jóvenes “Cifos” en la Comunidad Autónoma y consolidar la red regional de recursos de educación para la salud de la población juvenil, que se constituyó en 2005.

“Quiero recordar que, según datos oficiales, el 40 por ciento de las muertes y el 70 por ciento de las secuelas graves que se producen en los accidentes de motoristas se debe a un uso inadecuado del casco o a su ausencia y, por eso, esta campaña es de especial interés”, dijo el consejero.

Bajo el lema “¿Para qué sirve tu caso? Para que no pierdas el disco duro”, la campaña se complementa con la que lleva a cabo la Consejería de Sanidad desde el año pasado para concienciar a los jóvenes de conducir sin la influencia del alcohol.

Respecto a la firma del convenio con el Consejo de la Juventud para el desarrollo del programa “Cifos” durante los dos próximos años, Sabrido señaló que refleja el compromiso del Gobierno regional de reforzar las políticas de promoción y prevención de la salud para la juventud de una manera homogénea y eficaz en toda la región, “a través de una red regional de recursos que evite solapamientos y busque la máxima eficiencia trabajando todos los agentes implicados en la misma dirección”.

Red regional

Esta red coordina los recursos que dispone la Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública y Participación o del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, con el desarrollo de la consulta joven; el Consejo Regional de la Juventud, los ayuntamientos o las asociaciones juveniles o ciudadanas que trabajan en el campo de la promoción de la salud de los jóvenes de la región.

Respecto al programa “Cifos”, el consejero destacó que desde su creación en 2001 el Gobierno regional ha invertido 1,2 millones de euros para su desarrollo.

Este dispositivo, que gestiona el Consejo de la Juventud de Castilla-La Mancha, ofrece asesoría a jóvenes, educadores, asociaciones de padres, mediadores de salud, educadores y docentes en asuntos relacionados con la educación afectivo-sexual, la prevención de enfermedades de transmisión sexual, hábitos saludables de alimentación, reforzamiento de la autoestima y prevención de accidentes de tráfico.

En la actualidad, “Cifos” da cobertura a los jóvenes de la región a través de sus cinco sedes ubicadas en Toledo, Ciudad Real, Albacete, Talavera de la Reina y Toledo. En marzo de este año se abrirá otra sede en Azuqueca de Henares (Guadalajara).

“El perfil medio del usuario de este programa socio sanitario es una joven entre 12 y 17 años, procedente del ámbito rural y que acude a este dispositivo para asesorarse sobre asuntos relacionados con la sexualidad, la autoestima y la alimentación”.

Así, de los 1.430 usuarios que acudieron el año pasado a consultas individualizadas, el 76 por ciento procedía del ámbito rural y el 24 por ciento, del urbano; por distribución de sexo, el 72 por ciento era femenino y el 28 por ciento masculino, y el principal motivo de las consultas fueron dudas sobre sexualidad (42 por ciento); habilidades sociales y autoestima (27 por ciento) y alimentación (16 por ciento). Por último, seis de cada diez usuarios eran jóvenes de entre 12 y 17 años.

“Desde su puesta en marcha en 2001, los técnicos que trabajan en este programa socio sanitario han atendido 12.615 consultas individualizadas, y se han llevado a cabo 1.040 acciones formativas, entre talleres, mesas redondas, escuelas de padres y madres, en las que han participado 23.272 personas, además de formar a 325 jóvenes como agentes mediadores en salud”, manifestó el responsable de la sanidad regional.

Por su parte, el presidente del Consejo de la Juventud de Castilla-La Mancha manifestó que “Cifos” es una herramienta indispensable para promover hábitos saludables y prevenir situaciones de riesgo entre los jóvenes, “especialmente en el ámbito rural y, por eso, agradecemos el apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha a esta iniciativa que ya lleva seis años funcionando con buenos resultados”.

Talavera de la Reina

En el mismo acto, el consejero suscribió otro convenio de colaboración con el alcalde de Talavera de la Reina, José Francisco Rivas, para el funcionamiento del programa “Cifos” en esa localidad que se desarrolla en unos locales municipales cedidos por el Consistorio.

Sabrido destacó la intensa actividad que llevan a cabo los responsables de “Cifos” en Talavera, tras su puesta en marcha en 2005.

El alcalde manifestó que uno de los objetivos del Ayuntamiento talaverano es que el programa “Cifos” abarque también municipios de la comarca, “especialmente en los institutos de secundaria”.