La junta electoral desestima una de las seis candidaturas presentadas

FEPU CONCURRIRÁ A LA CÁMARA DE COMERCIO CON CINCO CANDIDATOS

De los seis candidatos presentados por la Federación de Empresarios de Puertollano a las elecciones de la Cámara de Comercio, finalmente concurrirán solo cinco. La junta electoral ha echado atrás la candidatura al sector de panadería al contar con tres avales que han considerado incorrectos. La FEPU sigue insistiendo en que se le está dando un trato discriminatorio. Unido a la negativa de entregarles el censo electoral en un principio, ahora aseguran encontrarse ante ciertas irregularidades en el voto por correo.

Elena Cámara

07/02/2006

(Última actualización: 24/08/2008 14:00)

Imprimir

La FEPU ha presentado seis candidaturas al pleno de la Cámara, compuesto por veintiseis sectores. Concretamente lo ha hecho a los epígrafes de construcción, panaderías, transporte por carretera, metal, servicios y comercio. Los candidatos se presentaban esta mañana en Puertollano, pero a la vez en Ciudad Real la junta electoral proclamaba las candidaturas definitivas.

Según la información facilitada por el secretario de FEPU, Juan García Laguna, Juan José Fuentes anunciaba la candidatura de panadería presentada desde FEPU era echada atrás por un defecto de fondo, ya que tres de los avales no eran correctos. Por otro lado, también anunciaba que la de metal, representada por Agapito Bastante quedaba pendiente de subsanar por un defecto de forma, debido a la falta de acreditación del candidato con representación en su empresa. De esta forma y según confirmaba García Laguna, sus candidaturas se reducen a cinco. Desde Puertollano piden “que se examine con la misma lupa a todos los presentados sean de la lista que sean”. Siguen insistiendo en que están recibiendo un trato discriminatorio, ya que unido a la negativa de entregarles al principio del censo electoral, ahora sus dudas se centran en el voto por correo, aspecto en el que también están encontrando ciertas irregularidades.

Pedro Adán, vicepresidente de FEPU explicaba el procedimiento que se debe seguir para emitir este voto. El elector lo solicita de manera personal, bien personándose en la Cámara o mediante un impreso oficial registrándolo en correos. Para ello tiene que validar su firma, bien por un notario o por el secretario de su ayuntamiento, y después enviar la solicitud por correo certificado a la secretaria de la Cámara, la cual expedirá un certificado que acredite que está en el censo y remitiéndolo después a su domicilio personal junto a las papeletas para emitir su voto, el cual deberá enviar antes de las doce del día seis de marzo por correo certificado, volviendo a identificarse ante el funcionario de correos y así se validaría el voto. “Aquí es donde entendemos que se nos está haciendo el juego, porque según información que hemos tenido, algunos candidatos de la otra lista están recogiendo la solicitud del voto por correo simplemente con una firma del votante y no sabemos qué proceso se le va a dar a eso”, apuntaba Pedro Adán, quien manifestaba las dudas que genera este procedimiento en FEPU, lo que les hace temer que el proceso legal no se vaya a cumplir y que el voto por correo pierda su carácter indelegable. Si estas irregularidades se confirman FEPU y se suman a la negativa de entregar los censos en un principio, tienen previsto presentar un recurso contencioso administrativo para pedir la nulidad del proceso electoral.

Sobre si FEPU ha roto la unidad empresarial presentándose a estas elecciones, algo que se les ha achacado desde la CEOE, Antonio Cabañero ha querido dejar claro que no es cierto y muestra de ello es una carta que remitió el veinticuatro de enero a Arturo Mesa para que los tuvieran en consideración.

“Sugiero la conveniencia que antes de confeccionar la listas definitivas de la Confederación Provincial de Empresarios para las próximas elecciones contéis con las inquietudes que desde la Federación de Empresarios de Puertollano tenemos al respecto”. Éste es un extracto de esa carta que “le produjo risa” a Arturo Mesa, según él mismo manifestó en la reunión de la junta directiva de la CEOE el veintisiete de enero. Antonio Cabañero asegura que lo que ellos han hecho si va en base a la unidad empresarial, dando una alternativa a aquellas personas que quieran presentarse a unas elecciones. Disposición que no ven por parte del actual presidente de la confederación. “Creo que uno de sus problemas es que ha dejado ya demasiados muertos por el camino y son los que en un momento determinado no quieren seguir con la cuerda de la CEOE. No somos los único que no estamos contentos con ellos”, apuntaba Cabañero, quien instaba a Mesa a demostrar que quiere ser representante de todos los empresarios, ya que a su juicio no lo ha hecho.

En otro orden de cosas y en relación a la falta de unidad actual en el seno de FEPU, de la que ha hablado Vicente Buendía, el actual presidente asegura que “si existía, es por los que ya no están. La división no está servida, esta federación está ahora más unida que nunca, pese a quien pese”.

Los cinco candidatos que finalmente FEPU presentará a la Cámara son de la comarca de Puertollano y ninguno de ellos pertenece a la junta directiva de la federación. Por construcción, Oscar Lillo, en transporte por carretera, Ceferino Cid Mozos, en metal, Agapito Bastante, el sector servicios estará representado por Pedro Romero y el de comercio por Vicente Carmona, quedándose fuera la candidatura de Miguel Ángel Carrión por panaderías.

Los representantes de FEPU esperan tener buenos resultados en las elecciones que se celebrarán en marzo, ya que aseguran cuentan con el apoyo de muchos empresarios.