Puertollano
El congreso se celebra en la localidad de Molina de Aragón

LA CONCEJALÍA DE MEDIO AMBIENTE PARTICIPA EN EL VI CONGRESO REGIONAL DE CIUDADES Y PUEBLOS SOSTENIBLES

CONCEJALÍA DE MEDIO AMBIENTE

05/10/2005

(Última actualización: 25/08/2008 12:00)

Imprimir

La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Puertollano participa en el VI Congreso Regional de Ciudades y Pueblos Sostenibles de Castilla-La Mancha, que se celebra desde hoy hasta el viernes en Molina de Aragón. En concreto, el concejal Agustín Pérez Montilla y el técnico Angel Soguero han presentado hoy dos comunicaciones: una en cartel sobre la planta de gestión de residuos inertes en Puertollano y otra oral y en panel sobre el tratamiento terciario en la Edar de Puertollano.

Este Congreso se estructura en tres áreas temáticas: desarrollo sostenible y medio ambiente (en la que se ha presentado al experiencia sobre la planta de tratamiento de residuos), gestión sostenible del agua (donde se ha hablado del tratamiento terciario para el riego de jardines en Puertollano) y sostenibilidad en el medio rural.

Planta de tratamiento de residuos

Angel Soguero explicó a los presentes en el Congreso que la planta de Tratamiento de Residuos de Construcción y Demolición (RCD) es una apuesta del Ayuntamiento de Puertollano para este tipo de residuos del municipio y alrededores, la mayor parte de los cuales son considerados inertes, es decir, aquellos residuos no peligrosos que no experimentan transformaciones físicas, químicas o biológicas significativas. Se estima que en Castilla –La Mancha se generan un millón de toneladas al año.

Los productores de RCD (constructoras, empresas de demolición, promotores de pequeñas obras...) están obligadas a depositar sus residuos generados en depósitos controlados o vertederos de inertes. Con esta planta se pretende tratar los RCD para su posterior reciclaje y reutilización, eliminar los puntos de vertidos incontrolados de RCD y ser pioneros en la apuesta por el reciclaje de los RCD.

La planta de tratamiento tiene una capacidad de 50 tn/h de RCD y trata residuos de excavaciones (se generan 10.000 tn anuales), residuos monomateriales (se recogen 2.000 tn anuales), residuos de demolición procedentes de reformas domésticas y del derribo de edificios (se recogen 24.000 T anuales) y otros residuos inertes de pequeñas demoliciones y residuos de obra no generados en la demolición (cartonajes, embalajes, pallets...). Los productos obtenidos son ecozahorra, ecograva, árido reciclable, chatarras, maderas, plásticos, cartones y otros residuos no peligrosos que se trasladarán a un centro de tratamiento.

El depósito controlado de residuos inertes está localizado en el vaso de la mina “La Extranjera” y adaptado a la normativa sectorial de vertederos y con una capacidad de 550.000 m3 y una vida útil de 30 años. Está impermeabilizado para evitar posibles contaminaciones del subsuelo.

Con este vertedero de residuos inertes se pretende: cubrir las expectativas de almacenamiento de los productos de rechazo de la planta de tratamiento, asegurar condiciones óptimas de seguridad para el Medio Ambiente, procurar la integración en el entorno natural y recuperar un espacio degradado por la actividad minera.

Tratamiento terciario

En cuanto al tratamiento terciario para jardines, el representante de la concejalía de Medio Ambiente justificó el proyecto del Ayuntamiento de Puertollano en la necesidad de proteger el agua como recurso limitado, explicando que la reducción del consumo de agua pasa por la gestión eficaz del recurso, evitando el uso de agua potable, para cualquier destino que no sea el de consumo humano y que, desde un punto de vista medioambiental, el aprovechamiento de las aguas residuales en nuevos usos constituye uno de los pilares en los que se asienta el desarrollo sostenible con respecto al ciclo integral del agua.

Por tanto, expuso que los objetivos de este proyecto han sido: reducir los usos de agua para consumo humano mediante la reutilización de agua residual para el riego de los jardines del Paseo de San Gregorio y del Parque Pozo Norte, garantizar el mantenimiento de zonas verdes aun en situación de sequía y posibilitar futuros proyectos sin depender de los aumentos de demanda de agua potable.