II TRAVESÍA PLAYA DEL POSTIGUET

CLUB WATERLLANO PUERTOPOLO

02/08/2005

(Última actualización: 25/08/2008 14:00)

Imprimir

La II Travesía a la Playa del Postiguet celebrada el pasado domingo 31 de julio en Alicante deparó buenos resultados para los tres nadadores de Puertollano que participaron en ella.

María Luisa Cabañero Sánchez de León (Club Natación Luis Asensi de Alicante), se proclamó campeona en la categoría Femenina Master A (de 30 a 39 años), siendo la primera mujer en llegar a meta y ocupando la 10ª posición del total de participantes. Empleó un tiempo de 23’30”.

En categoría masculina Master A y representando al Club Natación Alarcos de Ciudad Real, Fernando Muñoz Serrano resultó vencedor (4º absoluto), mientras que Francisco Tamaral ocupó la segunda posición (5º absoluto); ambos nadadores completaron el recorrido en el mismo tiempo (22’10”).

La prueba, que contó con 75 inscritos, se disputó sobre una distancia aproximada de 1.800 m. (y no los 3.000 que inicialmente se había indicado) siguiendo una línea de boyas paralela a la playa; las condiciones del mar no fueron las más favorables para permitir una nado fluido ya que el viento levantaba olas de más de metro y medio que dificultaban mucho el nadar y el avance de los participantes.

Este próximo fin de semana, estos tres nadadores se desplazaran, de nuevo, a Alicante para participar en la tradicional Vuelta a la Escollera del Puerto que celebra su XLI edición. Al igual que el pasado año, el domingo estarán acompañados por un buen número de nadadores (en torno a 20) del Club Natación Fuente Agria de Puertollano que vuelven a la ciudad levantina a repetir experiencia y, con ello, finalizar la temporada.

La prueba, cuyo inicio será a las 10 de la mañana, se desarrolla sobre una distancia de 4.500 m., con salida desde la Playa del Postiguet y llegada a la Escalinata del Puerto. Los primeros 2.600 metros se nadarán, en mar abierto, bordeando la escollera por lo que las condiciones que presente el mar esa mañana determinaran la dificultad de la prueba, tanto en cuanto al oleaje como a la posible presencia de medusas. Los últimos 1.900 metros se desarrollan ya dentro de la dársena del puerto donde las aguas son más tranquilas y donde el nado es más cómodo y fluido (si las fuerzas acompañan). En todo momento, es fundamental la buena orientación a fin de evitar desviarse del recorrido establecido y conseguir nadar, por tanto, la menor distancia posible.