MERCEDES GÓMEZ DESTACA EL APOYO DEL GOBIERNO REGIONAL A LA MODERNIZACIÓN DE BODEGAS

La responsable regional de Agricultura ofreció una conferencia en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), dentro de la jornada "La modernización de la empresa en el sector vitivinícola", organizada por Banesto.

Consejería de Agricultura

25/05/2005

(Última actualización: 25/08/2008 12:00)

Imprimir

La consejera de Agricultura, Mercedes Gómez, ha destacado hoy que su departamento ha concedido durante el período 2000-2004 subvenciones por valor de 183 millones de euros para la modernización de bodegas en la región, a través del programa de Fomento de la Calidad de la Industria Agroalimentaria de Castilla-La Mancha (FOCAL).

Las inversiones realizadas por estas empresas han ascendido a 671 millones de euros, un volumen económico destinado a mejorar la calidad en todos los procesos que intervienen en la elaboración de vinos, desde la transformación hasta la comercialización.

Mercedes Gómez ha ofrecido estos datos durante la conferencia que pronunció en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), dentro de la jornada "La modernización de la empresa en el sector vitivinícola", organizada por Banesto.

En su intervención, la consejera ha hecho un repaso de las cifras del sector vitivinícola en la región. Así, ha recordado que Castilla-La Mancha es el mayor viñedo del mundo, con 600.000 hectáreas de superficie destinadas a este cultivo, que representan el 50% del viñedo de España, el 17% de la Unión Europea y el 8% del mundo.

También ha resaltado que, durante el período 2000-2004, en nuestra región se han aprobado 486 planes de reestructuración y reconversión del viñedo, lo que ha supuesto una concesión de una subvención de 846 millones de euros. Estas ayudas han beneficiado a un total de 26.594 viticultores para la reconversión de 35.123 hectáreas de viñedo en la comunidad autónoma.

Todo ello hace que la inversión total en el sector vitivinícola regional haya sido de 2.121 millones de euros.

Según ha explicado la consejera, la primera consecuencia de todas estas inversiones es la mejora de la calidad, si bien nos encontramos con el problema de la comercialización del producto, que requiere de un descenso de la oferta y un aumento de la demanda.

Para promocionar la producción vitivinícola en Castilla-La Mancha, la Administración regional cuenta con un stand institucional para la asistencia a ferias regionales e internacionales desde el que dar a conocer estos productos. Además, se encarga de organizar certámenes y concursos que premien la calidad e invierte en publicidad para estos productos.

Estas medidas se unen a la línea de ayudas FOCAL, mediante la cual el Gobierno de Castilla-La Mancha subvenciona a las industrias agroalimentarias que invierten en promoción y comercialización.

Asimismo, existen otras formas de promoción, como la que realizan las empresas agroalimentarias y los Consejos Reguladores, que promocionan el producto que amparan y garantizan su calidad.

La consejera recordó que recientemente se ha creado la Fundación "Castilla-La Mancha, Tierra de Viñedos", que será el principal instrumento a corto plazo para conseguir la introducción de nuestros vinos en nuevos mercados y para dar a conocer a un mayor número de consumidores su calidad.

Por último, la responsable regional de Agricultura se refirió a los principios que rigen de la nueva OCM del vino, como buscar un sistema que garantice la renta de los agricultores, así como el equilibrio entre la oferta y la demanda, mantener las explotaciones de difícil viabilidad pero de gran valor medioambiental, mantener el presupuesto y fomentar la organización del sector.