Castilla-La Mancha es la región donde se revitalizarán más kilómetros de caminos ganaderos en colaboración con el Gobierno central

MEDIO AMBIENTE INVERTIRÁ 18 MILLONES DE EUROS PARA LA CONSERVACIÓN Y RECUPERACIÓN DE VÍAS PECUARIAS

La consejera, Rosario Arévalo, explicó que se ha elaborado un plan de actuaciones que tiene como principal objetivo buscar a estas vías usos alternativos respetuosos con la actividad para la que fueron creadas y destacó la creación del corredor eco-turístico de más de 2.000 kilómetros con motivo del cuarto centenario de la publicación de El Quijote.

Consejería de Medio Ambiente

05/05/2005

(Última actualización: 24/08/2008 12:00)

Imprimir

La Consejería de Medio Ambiente, en colaboración con el Gobierno central, está trabajando para recuperar más de 500 kilómetros de vías pecuarias incluidas en la red regional. Esta cifra nos sitúa como la comunidad autónoma donde más kilómetros se van a revitalizar por delante de Murcia, Comunidad Valenciana, Navarra, Extremadura y Castilla y León.

La consejera, Rosario Arévalo, explicó que el Gobierno regional ha elaborado un plan de acción que comprende distintas actuaciones de conservación y mejora de las vías pecuarias de Castilla-La Mancha y se invertirán cerca de 18 millones de euros en el periodo 2005-2012.

Arévalo señaló que la principal amenaza a este patrimonio público es el descenso paulatino del tránsito ganadero, lo que ha provocado que estas vías se empleen para otros usos que son muchas veces incompatibles con su preservación y las hacen peligrar, principalmente a su paso por las proximidades de núcleos urbanos.

En este sentido, dijo que "en Castilla-La Mancha contamos desde el año 2003 con una valiosa herramienta, la Ley Regional de Vías Pecuarias, para la defensa y ordenación de los distintos usos de los más de 12.000 kilómetros de vías pecuarias que atraviesan y recorren nuestra comunidad".

La consejera destacó que se está haciendo un esfuerzo importante para buscar usos alternativos que sean respetuosos con la actividad principal para la que fueron creados estos caminos ganaderos y subrayó la creación, con motivo del cuarto centenario del Quijote, de un corredor eco-turístico de más de 2.000 kilómetros de extensión que puede ser recorrido a pie, a caballo o en bicicleta y que transcurre en gran parte por vías pecuarias.

Otras actuaciones que realizará el Gobierno regional son la clasificación, deslinde, amojonamiento y señalización de las vías para defender su integridad, su adecuación al desarrollo de usos socio-recreativos en los tramos cercanos a núcleos urbanos, aislar aquellas colindantes con infraestructuras que puedan afectar a su uso, potenciar su empleo como corredores ecológicos y adecuar los tramos declarados de Especial Interés Natural.

Arévalo precisó que "esta iniciativa ha permitido la recuperación de un buen número de tramos de caminos ganaderos que van a mantener su tránsito pecuario al tiempo que servir como vía para conocer la riqueza natural y cultural de nuestra región".

La Red Regional de Vías Pecuarias posee una longitud y superficie superior a los 12.500 kilómetros y 50.000 hectáreas, de las que se encuentran clasificadas el 92 por ciento. Castilla-La Mancha, que participó hoy en el Congreso Nacional de Vías Pecuarias, es atravesada por la mayoría de Cañadas Reales españolas, además de poseer un gran número de caminos ganaderos de rangos inferior- veredas, cordeles y coladas- de rango regional, comarcal y local.

Además, sirven como corredores ecológicos que comunican reductos naturales, atravesando importantes espacios como el Parque Nacional de Cabañeros, el Parque Natural del Alto Tajo y el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera, así como enclaves propuestos para formar parte de la Red Natura 2000.

Por último, la titular de Medio Ambiente indicó que, hasta la fecha, entre los principales tramos recuperados y acondicionados destacan las Cañadas Reales de los Serranos, en la provincia de Albacete, la Cañada Real de Andalucía, la Soriana y la de Valenzuela, en Ciudad Real, la Cañada Real de Los Chorros y de los Murcianos, en Cuenca, y la Cañada Real Soriana y la de Sevilla en Toledo.