A juicio del presidente de Castilla-La Mancha esta materia es una cuestión de Estado que afecta al conjunto de las comunidades autónomas

BARREDA ADVIERTE QUE EL DEBATE DE FINANCIACIÓN NO ES BILATERAL Y QUE LA CONFERENCIA DE PRESIDENTES ES UN FORO ADECUADO PARA ABORDARLA

"En este momento tenemos un sistema de financiación autonómica aprobado por unanimidad y producto de un gran esfuerzo de consenso y, por tanto, hay que buscar esa misma unanimidad en cualquier modelo que pretenda sustituir al vigente", indicó el presidente Barreda.

Nota de Prensa (Presidencia de la Junta)

04/05/2005

(Última actualización: 25/08/2008 12:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, manifestó hoy que la Conferencia de Presidentes es un foro más que adecuado para abordar el debate de la financiación autonómica y no cualquier otro marco bilateral de negociación, "en la medida en que ahí estamos representadas todas las comunidades autónomas y yo sigo manteniendo que la financiación autonómica es una cuestión de Estado que se debe abordar de tal manera".

En declaraciones a los medios de comunicación a su llegada al Palacio de Benacazón, en Toledo, donde ofreció la conferencia inaugural de las II Jornadas Económicas Regionales organizadas por el Grupo de Comunicación ‘La Tribuna’, el presidente Barreda añadió que "la financiación autonómica no se puede plantear entre una o dos comunidades autónomas y el Gobierno de España porque lo que allí se decida afectará al conjunto".

Además, a su juicio, no sólo la decisión sino la propia metodología es muy importante. "En este momento tenemos un sistema de financiación autonómica aprobado por unanimidad y producto de un gran esfuerzo de consenso y, por tanto, hay que buscar esa misma unanimidad en cualquier modelo que pretenda sustituir al vigente", indicó José María Barreda.

Para el presidente castellano-manchego, otro hecho importante es que el modelo futuro tiene que respetar los principios constitucionales de igualdad y solidaridad porque es la base que impregna el texto del espíritu y la letra de la Carta Magna y que son, apuntó, "consustanciales e imprescindibles en el éxito del desarrollo autonómico que se ha producido durante estos años".

Del mismo modo aconsejó Barreda, acostumbrarse a debatir con rigor, profundidad y sin aspavientos cualquier cuestión, así como el hecho de que todo lo que se proponga, y en función de la Comunidad Autónoma que lo proponga, se deba aceptar inmediatamente. "No se trata de comulgar con ruedas de molino ni aceptar a la primera cualquier proposición", opinó.

El presidente de Castilla-La Mancha explicó que lo que hemos conocido es una proposición que llega desde Cataluña, pero que, según José María Barreda, "es perfectamente modificable y mejorable y que si no tuviera encaje, y algunos aspectos que hemos conocido no los tiene en la propia Constitución, no se trata de dramatizar, pero sí tener claros los principios en los que cada cuál creamos".

En este sentido, el presidente Barreda aseguró creer firmemente en los principios de igualdad y solidaridad y, por tanto, se comprometió a mantenerlos. "No voy a estar a la defensiva pensando que cualquier tiempo pasado fue mejor. Hay que profundizar en la descentralización y en el Estado autonómico, pero en la misma dirección en la que se ha hecho hasta ahora; profundizar en la igualdad y en la solidaridad y nunca en sentido contrario", concluyó.