Puertollano
Ambos conjuntos se enfrentan esta tarde a las 15:30 horas en el Pabellón de la Calle Malagón

BOOMERANG INTERVIU- MALWEE, FINAL DE LA COPA INTERCONTINENTAL

J. Carlos Sanz

10/04/2005

(Última actualización: 25/08/2008 12:00)

Imprimir

Se cumplieron los pronósticos y por tanto, el Boomerang Interviú jugará la final de esta tarde que permitirá dilucidar al nuevo campeón de la Copa Intercontinental de Fútbol-Sala. Su contrincante será el Malwee brasileño que se impuso en un vibrante y eléctrico encuentro a su compatriota, el Carlos Barbosa, vigente campeón de este trofeo.

Ambos conjuntos ofrecieron un espectáculo único, con jugadas de fábula, pases imposibles, remates de película y un ramillete de imágenes para enmarcar en la memoria. Dos escuadras que se tutearon, así lo reflejó el marcador con empate a uno. Sin embargo, el gol average favoreció a los campeones sudamericanos, el Malwee, que accedió a la final pero no porque lo mereciera o jugara mejor que el Carlos Barbosa. Igualdad absoluta y destacar al magnífico portero Lavoisier, titular con la selección de Brasil y auténtico valuarte del Carlos Barbosa.

Antes de este magnífico choque, los más de 2.000 espectadores que abarrotaron el pabellón de la Calle Malagón asistieron a la victoria del Boomerang Interviú que se impuso por un contundente 8-1 al Benfica portugués. Un partido entre el actual campeón europeo y el subcampeón que se antojaba iba a ser a “cara de perro” pero que se convirtió en un paseo militar para el Boomerang.

Como dos buenos púgiles, los primeros quince minutos, fueron de tanteo, ambos conjuntos se mostraban respeto si bien se pudo apreciar cierto dominio luso sobre el terreno de juego que creó un par de ocasiones que fueron desbaratadas por la extraordinaria seguridad del cancerbero Luis Amado. Así transcurrió el partido, hasta que en el minuto 16 el “crack” Marquinhos dio el primer golpe letal con un fabuloso gol. A partir de este momento, festival del Boomerang que ofreció un auténtico recital de juego y técnica.

Se puso de manifiesto que la gran diferencia entre ambos equipos es la capacidad definitoria de sus jugadores. Los Joan, Andreu, Marquinhos, Daniel y Julio no perdonaron y con sus asombrosas individualidades machacaron al Benfica. A esto hay que añadir el “muro de Berlín” en la portería del Boomerang a cargo de Luis Amado.

Entrega de trofeos

A la finalización de este choque, los organizadores del trofeo procedieron a la entrega de trofeos en distintas categorías. Monólogo español, ya que todos los trofeos se quedaron en el territorio nacional. Trofeo al mejor portero del mundo para Luis Amado, trofeo al mejor equipo del mundo para el Boomerang, trofeo para el mejor entrenador del mundo para Jesús Candelas, técnico del Boomerang, trofeo a la mejor selección del mundo para la selección española y trofeo al mejor jugador del mundo para Julio.