Cuenca acogió el acto central del Día Mundial de los Derechos del Consumidor

EL ACUERDO CON EL MIMAM PERMITIRÁ LA POLÍTICA DE AGUA DE CALIDAD QUE PEDÍAN LOS CONSUMIDORES

Hace cinco meses el Consejo Regional de Consumo pidió al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, contar con suministro de agua suficiente en la región y esa demanda es hoy un hecho.

Consejería de Sanidad

16/03/2005

(Última actualización: 25/08/2008 14:00)

Imprimir

La celebración del Día Mundial de los Derechos del Consumidor, que este año acogió la ciudad de Cuenca, no ha pasado de largo el acuerdo que ayer firmó el Gobierno de Castilla-La Mancha con el Ministerio de Medio Ambiente en materia de agua y se convirtió en un motivo más de satisfacción para las setecientas personas que llenaron el Teatro-auditorio municipal.

En el acto, el consejero de Sanidad, Roberto Sabrido, se mostró satisfecho porque hoy sea realidad una demanda que los propios consumidores, hace cinco meses en el Consejo regional de Consumo, realizaron al presidente autonómico, José María Barreda, y que se pueda garantizar a Castilla-La Mancha agua de calidad para beber.

El Consejo pedía entonces contar con suministro de agua suficiente, regular y accesible y que se garantizara el derecho de los castellano-manchegos como ciudadanos a no renunciar al crecimiento sostenido de su región por un uso abusivo del trasvase Tajo-Segura. En este órgano de asesoramiento, se integran organizaciones de consumidores, vecinales, empresariales, cámaras de comercio y de la Administración pública.

En opinión de Sabrido, el acuerdo entre Barreda y la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, atiende a esa línea y garantiza que el agua del Trasvase se pueda utilizar en Castilla-La Mancha para beber, como uno de los objetivos principales solicitados.

"Es una celebración alegre porque hemos recibido un regalo histórico. Al Consejo regional de Consumo le he transmitido mi felicitación, ya que se cumple toda la política de agua que se pedía como consumidores", agregó.

Durante su intervención, el consejero pidió también una mayor concienciación social desde esta región por un consumo sostenible del agua, respetuoso con el Medio Ambiente y responsable.

Grandes retos

Más ceñido a las iniciativas específicas de Consumo, Sabrido apuntó que seguirá trabajando en los grandes retos abiertos de reformar del Estatuto del Consumidor, (cuyo anteproyecto de ley ya está aprobado) y el nuevo Instituto regional de Consumo para dar mayor participación a las asociaciones de consumidores en la toma de decisiones, además de potenciar políticas reguladoras del sobreendeudamiento familiar.

Felicitó a los premiados por garantizar la defensa de los derechos de todos y les pidió esfuerzo para impulsar a Castilla-La Mancha a la cabeza de la Europa de los Consumidores, una vez pasado el refrendo de los españoles a un texto constitucional que fomenta esta idea.

Este año, los premios regionales que concede la Consejería de Sanidad a la protección y defensa de los consumidores han recaído, de forma colectiva, en el Consorcio de Consumo de la Diputación Provincial de Albacete y en la Oficina Municipal de Información al Consumidor de Manzanares (Ciudad Real) por su vigésimo aniversario.

En premios individuales, se concedió galardón a la presidenta de la Asociación de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios "Luzán", Eva Palenque; a la secretaria general de la Unión de Consumidores de Castilla-La Mancha-UCE, Begoña de la Cruz; y a la presidenta de la Federación de Consumidores y Usuarios CECU de Castilla-La Mancha, María Auxiliadora Alarcón, todas ellas por su contribución al movimiento asociativo en la región.

Igualmente, se reconoció el trabajo de Carmen Lucio, secretaria provincial de la Delegación de Sanidad de Guadalajara, y al anterior director general de Consumo, Carlos Macía, por su dilatada trayectoria. A título póstumo, se entregó una placa a la mujer de Jesús Ángel Huertas, trabajador de la OMIC de Villarejo-Periesteban, fallecido hace dos años en accidente.