Dentro de los actos conmemorativos del IV Centenario del libro de Cervantes

LOS GRABADOS QUE GREGORIO PRIETO DEDICO AL QUIJOTE SE EXHIBEN EN LA UNIVERSIDAD POPULAR DE ALMAGRO

Alberto Pérez

09/03/2005

(Última actualización: 25/08/2008 14:00)

Imprimir

La sede de la Universidad Popular de Almagro acoge hasta el próximo domingo la exposición “El Quijote y Gregorio Prieto”, que ha organizado la empresa pública Don Quijote de la Mancha en colaboración con la Consejería de Cultura de la Junta de Comunidades y la Fundación Gregorio Prieto para conmemorar el IV Centenario de la aparición de la primera edición del célebre libro de Miguel de Cervantes.

La muestra consta de un total de 17 serigrafías (de 92 x 68.5 cm.) que el artista de Valdepeñas Gregorio Prieto (1897-1992) estampó para ilustrar diferentes escenas del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha, que fueron publicadas en edición libresca de lujo por la Galería Rembrandt Ediciones de Alicante en 1978, realzadas a mano y firmadas por el propio pintor en una edición de 95 ejemplares.

Los dibujos originales que dieron pie a estos grabados fueron expuestos por Prieto en 1962 en la Biblioteca Nacional de Madrid con motivo de un homenaje al propio Miguel de Cervantes. Con ellos el artista estampó en un primer momento 17 litografías en 1962 y 1963 en el taller madrileño de Dimitri Papageorgiu, con las que se hicieron una edición limitada de doce ejemplares. Estas litografías fueron expuestas por primera vez en la Cueva de Medrano, en Argamasilla de Alba, en la que estuvo preso Cervantes en vida.

Las ilustraciones que dieron pie a los grabados expuestos son libres interpretaciones que Gregorio Prieto trazó a partir de diecisiete pasajes del Quijote que él mismo seleccionó del texto cervantino.

Entre los pasajes -que también se reproducen en la exposición junto a las obras artísticas- cabría citar algunos como el propio arranque de la novela –representado con un paisaje rural manchego-, la descripción de la belleza de Dulcinea del Toboso, una descripción que Cervantes efectúa de los molinos de viento, el sueño de Don Quijote en el que los ladrones entran a su aposento o un pasaje dedicado al galanteo de las doncellas.

Como recuerda en el tríptico que acompaña la exposición Vicente Nello, director del Museo de la Fundación Gregorio Prieto de Valdepeñas, en el origen de estos dibujos del artista se halla el recorrido que Prieto realizó entre los años 1959 y 1961 por algunos de los parajes y enclaves manchegos citados en la obra de Cervantes, como El Toboso, Puerto Lápice, Argamasilla de Alba y la comarca del Campo de Calatrava. Prieto hizo este periplo para tomar apuntes del natural de algunas personas de esas zonas, así como de enclaves y edificios representativos, dotando así de mayores dosis de naturalidad y realismo a sus creaciones.

Tras su paso por Almagro, la muestra “El Quijote y Gregorio Prieto” recalará en otras localidades ciudadrealeñas como Almodóvar del Campo, Manzanares, Ciudad Real capital, Campo de Criptana, Villanueva de los Infantes, Alcázar de San Juan y Tomelloso.