Según la coordinadora provincial del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha en el acto de celebración del día de la Mujer

EL INSTITUTO DE LA MUJER SEGUIRÁ LUCHANDO PARA LOGRAR LA IGUALDAD REAL ENTRE HOMBRES Y MUJERES

Monica Sánchez

09/03/2005

(Última actualización: 25/08/2008 14:00)

Imprimir

La coordinadora provincial del Instituto de la Mujer, Consuelo García, reivindicó hoy, durante el acto de conmemoración del Día de la Mujer que la igualdad entre hombres y mujeres es un principio fundamental de la democracia, además de un derecho por el que “las mujeres vamos a seguir luchando, a sabiendas de que la legislación nos ampara”.

A este respecto, García explicó que la legislación es el punto de partida para abordar un cambio social necesario pero dijo que se necesita un tiempo de adaptación para lograr los resultados deseados.

Por eso, la coordinadora aseguró que este 8 de Marzo es una fecha para la celebración, que “nos invita a alegrarnos de los logros alcanzados, de los derechos que en relativamente poco tiempo hemos adquirido”, pero también un día en el que es necesario reflexionar sobre los problemas que actualmente afectan a todas las mujeres, incluso más allá de nuestras fronteras.

Así, recordó que en Asia los recuentos estadísticos sobre población constatan que, atendiendo a las leyes naturales de reproducción de la especie, faltan 100 millones de niñas; que en Africa, 6.000 mujeres al día sufren la mutilación genital; que en Europa y América, numerosas mujeres son golpeadas de manera habitual por sus parejas o ex compañeros, padeciendo lesiones físicas y/o psíquicas graves o incluso la muerte.

Con estos datos sobre la mesa, Consuelo García abogó por adoptar medidas de acción positiva que combatan este tipo de situaciones. Así, recordó que Castilla-La Mancha fue la región pionera de Europa en desarrollar la Ley Integral contra la violencia hacia las mujeres, que fue la primera, por tanto, en combatir de forma efectiva el máximo exponente de la desigualdad entre hombres y mujeres.

Este compromiso por la igualdad queda avalada igualmente, a su juicio, por otras medidas adoptadas por el Gobierno regional a lo largo de su historia, tales como la creación en 1989 de la Dirección General de la Mujer o la aprobación de la ley de Prevención de Malos Tratos y Protección de la Mujer Maltratada o la Ley de Paridad, a través de la que se asegura una representación paritaria en las consultas electorales.

“Estas medidas han hecho de la nuestra una región pionera en la puesta en marcha de medidas legislativas a favor de la igualdad y han abierto el camino a otras Comunidades Autónomas, haciéndolo ahora en el ámbito estatal”, afirmó.

Nuevos retos

Dado que cada vez es mayor la participación de las mujeres en todos los ámbitos de la vida y en su afán por adecuarse a los tiempos que corren, el Gobierno regional constata su apuesta por la igualdad haciendo frente a nuevos e importantes desafíos, tal y como explicó la coordinadora.

En este sentido, el pasado 21 de diciembre, el Consejo de Gobierno aprobaba el IV Plan de Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres en Castilla La Mancha: “Tras la reciente creación del Instituto de la Mujer, este Plan pretende ser el de la calidad de los recursos y el de la consolidación de los servicios implantados”, explicó.

“La igualdad se trabaja, la igualdad se educa, la igualdad detiene la violencia, se extiende, toma el poder, toma la palabra, es calidad de vida y tiene método”, expuso García, y se detuvo en la Educación como un “elemento fundamental a la hora de abordar la construcción de un nuevo modelo de sociedad basado en el cambio de relaciones entre hombres y mujeres”.

En este sentido, el IV Plan apuesta por el desarrollo de modelos educativos que favorezcan la igualdad, apuesta por la introducción de la perspectiva de género en todos los procesos educativos y formativos impulsando la orientación profesional y académica no sexista.

Igualdad en el trabajo

Otro de los retos plasmados en el IV Plan, según planteó García, es lograr la igualdad en el ámbito laboral ya que “hemos de admitir que actualmente son patentes las dificultades de la mujer para acceder al mercado de trabajo en condiciones de igualdad”.

Sin embargo, para la coordinadora provincial, la sociedad está progresando gracias a la incorporación de las mujeres a los primeros espacios de la vida pública. “Datos como su presencia masiva en todos los niveles educativos, y especialmente en los niveles superiores, el aumento de la población activa femenina o la progresiva incorporación de las mujeres a puestos de decisión lo demuestran”, dijo.

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la transversalidad de sus políticas, ha puesto en marcha medidas de apoyo al autoempleo femenino, incentivos a la contratación de mujeres, a la creación de cooperativas formadas por mujeres, a la creación de empresas de mujeres y la formación específica ocupacional para mujeres, entre otras.

A éstas se suma el Plan por el Empleo de la Mujer incluido en el Acuerdo Regional por el Empleo 2004-2007, una apuesta por aumentar la empleabilidad de las mujeres y favorecer la conciliación de la vida laboral y familiar.

“Desde la Junta de Comunidades vamos a continuar luchando por conseguir la igualdad de oportunidades. Tenemos cuatro años por delante para hacer efectivas y reales nuestras propuestas, años cargados de ilusión y trabajo, dos elementos que espero sean la clave del éxito de este IV Plan, siempre que los hombres y las mujeres piensen en futuro y construyan igualdad”, finalizó.