Puertollano
Se está detectando una mayor incidencia de la dolencia en la población femenina

El Área de Psiquiatría del hospital Santa Bárbara está realizando un estudio con la población fibromiálgica

José C. Sanz

18/02/2005

(Última actualización: 25/08/2008 14:00)

Imprimir

La Asociación Provincial de afectados de fibromialgia celebró ayer una nueva charla informativa en el salón de actos de la Casa de Cultura. En concreto, se abordó esta dolencia desde la perspectiva psiquiátrica y el encargado de la ponencia fue el médico psiquiatra del área sanitaria de Puertollano, Francisco Huertas.

Huertas realizó un recorrido histórico sobre la aparición de esta enfermedad y cuáles son los síntomas físicos y psíquicos que se producen entre los afectados. Una dolencia de reciente aparición pues fue en el año 1990 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) la catalogó como tal y también, la Asociación Americana de Reumatología estableció los llamados puntos “gatillo”, focos de dolor crónico que todo paciente fibromiálgico sufre en determinadas partes del cuerpo.

Elaboración de un estudio

Actualmente, en el área sanitaria de Puertollano, el equipo de psiquiatría está llevando a cabo un estudio con la población de afectados de fibromialgia con la idea de elaborar una serie de conclusiones que permitan abordar de forma más eficaz esta enfermedad. “Aunque aún no hemos publicado los resultados estamos viendo, desde el punto de vista psiquátrico, síntomas comunes que experimentan como ansiedad o depresión” señalaba Francisco Huertas. Asimismo, y como también destacaba el médico psiquiatra “se ha comprobado que en determinados pacientes fibromiálgicos existe una base orgánica que justifica la aparición de esta enfermedad como el déficit de producción de algunos neurotransmisores”.

Tipos de tratamiento

Desde el ámbito psiquiátrico, los tratamientos que se emplean con pacientes fibromiálgicos son tanto farmacológicos como de carácter psicológico. “Se habla del carácter psicosomático de esta enfermedad, quizás debido a traumas infantiles o a neurosis emergentes en edad adulta. En estos casos, lo más adecuado es llevar a cabo un tratamiento psicológico basado en la terapia conductual o bien terapia psicoanalítica”, destacaba Huertas.

Incidencia mayor en las mujeres

En el estudio que se está realizando se está poniendo de manifiesto la mayor incidencia de la fibromialgia entre la población femenina. “Quizás se deba a una mayor sensibilidad implícita entre las mujeres. De todas formas, aún no hemos concluido el estudio y en su momento lo haremos público”.