InicioProvinciaDenuncian que la FFCM obliga a un equipo de fútbol de niños...

Los padres esperan que el máximo órgano de fútbol regional "reconsidere su decisión por una simple cuestión de coherencia"

Denuncian que la FFCM obliga a un equipo de fútbol de niños de Membrilla a «elegir entre jugar una final o hacer la comunión»

El equipo Benjamín de futbol de Membrilla juega este año la Liga Globalcaja-Diputación Provincial F8 Ciudad Real, dentro de la competición de fútbol base de la Federación de Castilla-La Mancha, encuadrado en el grupo B, donde tras 19 victorias, dos empates y tres derrotas, concluía la temporada como segundo de grupo, clasificándose para jugar la fase final de la Liga.

La sorpresa para los jóvenes deportistas de Membrilla llegaba el pasado martes, cuando la Federación de Fútbol regional les anunciaba la fecha de esa fase final: el próximo domingo 29 de mayo. Un domingo marcado en el calendario para los benjamines desde el mes de noviembre, al ser la fecha programada para celebrar su Primera Comunión.

Desde el área de Deportes del Ayuntamiento de Membrilla, en nombre de jugadores y familiares, se ponían en contacto con los responsables de la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha, presidida por Pablo Burillo, solicitándoles un cambio de fecha de la final al coincidir con la Primera Comunión de la mayoría de los integrantes del equipo.

La respuesta recibida desde Federación fue que el cambio “perjudicaría a otras poblaciones”, que la decisión era «inamovible» y que, en caso de no presentarse, no sólo se daría por perdido el encuentro y la opción de ganar la final de Liga, sino que también «acarrearía consecuencias futuras, como la expulsión de competiciones».

Desde el equipo local de futbol lamentan que la Federación «no se haya puesto en contacto con nosotros en ningún momento para fijar el calendario de la fase final y, aún a falta de pocos días para la fecha del encuentro, esperan que el máximo órgano de fútbol regional «reconsidere su decisión por una simple cuestión de coherencia con los principios fundamentales que toda Federación promueve a la hora de defender el deporte base: el deporte de iniciación que sirve para inculcar a los jóvenes futbolistas valores de respeto, disciplina, compañerismo, sacrificio, constancia, al mismo tiempo que se divierten practicando su hobby favorito. Llegar a la final, ya es toda una ilusión para los pequeños».

En este sentido, los padres y madres de los pequeños denuncian que “han acabado con la ilusión de los niños”, que no entienden que no se hayan atendido las propuestas alternativas ofrecidas desde Membrilla y que tengan que elegir entre celebrar su Primera Comunión, un acontecimiento que también les ilusiona y que tenían fijado desde el año pasado, o jugar la Final.

“Es muy injusto, -comparten las familias- que, habiendo otros fines de semana y un puente escolar de cuatro días, este acto se celebre en domingo, cuando además en toda la temporada solo un partido se ha jugado en domingo. Y más injusto aún, que no se dé alternativa alguna al equipo Benjamín de Membrilla para poder disputar esa final. Se han propuesto varías fechas y ninguna ha sido escuchada ni aceptada. Simplemente se nos ha indicado que como el equipo no avise con antelación de que no se presentará le penalizarán y lo eliminarán a futuro de las competiciones deportivas».

La situación que están atravesando los pequeños, tras toda una temporada de lucha sobre el campo de fútbol, es muy triste y poco consuelo pueden ofrecerles los padres en este sentido. “En la vida a nuestros hijos les tenemos que enseñar muchos valores, entre ellos que muchas veces la vida es injusta. Es solo un partido de fútbol, sí, pero aquí lo que importa es la ilusión de unos niños de 9 y 10 años de un equipo humilde. La fase final no es solo el fin de la temporada, sino que es un día de convivencia deportiva, de ganas de jugar a su deporte favorito, de compartir risas, abrazos, alegrías… Al fin y al cabo, un día estupendo».

Con un último llamamiento público a la comprensión desde la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha y a la implicación de los patrocinadores y autoridades competentes en su defensa del deporte base y el espíritu que representa, a las familias sólo les queda lanzar un último mensaje de apoyo a sus pequeños: “Luis, Fabio, Antonio B., Salvador, Rubén, Antonio L., Mario, Jaime, Manuel, Benjamín, Abel, David, Javier, Aitor y Carlos. Tranquilos, que no podréis jugar la final, pero para nosotros ya sois Campeones. Habéis hecho una temporada estupenda y sois un grandísimo equipo del que todos estamos muy orgullosos».

Artículos Relacionados

1 COMENTARIO

  1. Una pena por los niños, pero también es cierto que si no juegan el partido es porque sus familias priorizan la celebración de su Primera Comunión ese domingo y no otro, como tampoco les preguntaron cuando nacieron si querían ser bautizados, es decir, fueron obligados a pertenecer a una congregación religiosa igual que la FFCM les obliga a jugar la final un día concreto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO