InicioRegiónConcluyen las XIII Jornadas Fadriqueñas con una altísima participación magia en las...

Finalizaron el pasado domingo

Concluyen las XIII Jornadas Fadriqueñas con una altísima participación magia en las calles

El pasado domingo 5 de junio de 2022, se puso el broche final con la quema de fuegos artificiales, a la decimotercera edición de las Jornadas Fadriqueñas, que arrancaron el viernes 3 de junio con la temática «El Campesinado y el Mundo Rural en la Edad Media», y que fueron un éxito en todos los sentidos y para todos los sentidos: De participación, de asistencia de público y de actividades en la programación, una de las que más actos ha tenido durante los tres días en los que se desarrollaron en honor al Infante Don Fadrique de Castilla, el maestre de la Orden de Santiago que otorgó el privilegio de villazgo a través de la Carta Puebla y, bajo el fuero de Sepúlveda, en 1.343, a la antigua villa de La Puebla de Don Fadrique, que así se llamó hasta 1916 este municipio toledano.

El día que más afluencia de público tuvo fue, sin duda, el sábado 4 de junio, en el que el ambiente mágico que se respiraba en las calles del Mercado Medieval y en todos los eventos organizados, fue fantástico. El día comenzó con la cata de vinos comentada por Vicente Cruz López en el Salón de Actos del Hogar del Jubilado, que copó la afluencia de asistentes, para luego pasar a los talleres de escudos medievales para los más pequeños, que también estuvo a tope de niños y niñas. Por la tarde, el Scape Room Medieval contó con medio centenar de participantes, y lo mismo sucedió con las dos sesiones de los talleres de estampaciones medievales.

A la vez, la plaza de la Glorieta contó con el VII Encuentro Comarcal de Encajeras, en el que se dieron cita más de un centenar, venidas de El Romeral, Lillo, Miguel Esteban y Quintanar de la Orden, junto a las anfitrionas de La Villa de Don Fadrique, de la Asociación del Santísimo Cristo del Consuelo. Al mismo tiempo, la Asociación «Baila Conmigo» que dirige Mayte Marcos, una de las novedades de esta edición, causó sensación con los impresionantes espectáculos que prepararon en la Plaza Mayor y en la Plaza de España y que impregnó de magia la tarde del segundo día.

El otro elemento, que forma parte de la morfología medular de este evento de magnitud turística y cultural, las conferencias históricas, también tuvieron, como siempre, un lleno total en ambas, tanto en la del sábado por la tarde, sobre «La creación del paisaje feudal en el Señorío de la Orden de Santiago entre los siglos XII al XV», a cargo del licenciado en Historia Medieval y arqueólogo especialista en las fortificaciones del Campo de Montiel, David Gallego, como la del domingo por la mañana, que versó sobre «La agricultura y la ganadería en el Al-Ándalus y su organización en el Medio Rural: El caso de las alquerías», que expuso el licenciado en Historia y arqueólogo fadriqueño, Javier Mejías España.

Y si hasta ese momento, la música y la historia por doquier, marcaron la magia que se vivió en el casco histórico de La Villa de don Fadrique, el colofón llegó cuando se comenzó la tarde-noche sabatina, con la exhibición de la gastronomía fadriqueña manifiesta en los dulces artesanos típicos y bebidas tradicionales que elaboraron en cantidad ingente para todos, las asociaciones Besana y El Arquillo. El sábado concluyó con el teatro, el otro eje sobre el que se fundamentan las Jornadas Fadriqueñas, esta vez de la mano del grupo de teatro «Lorquianas» de Guadalajara, que puso sobre el escenario una colección de entremeses y pequeñas obras de Lope de Rueda, Calderón de la Barca y Cervantes, a medio camino entre el humor y el absurdo.

El último día la tónica fue la misma, tanto en la VI Concentración de Coches Clásicos del club Picabielas de La Mancha, como en los juegos de ingenio, los diferentes talleres y la degustación de pozas y catas, regadas con buen zurra, elaboración típica del municipio fadriqueño, que corrió a cargo de las ampas Don Fadrique y Maestre. La tarde dominical estuvo también concurrida con los pasacalles, los cuentacuentos, la lucha de caballeros y, por fin, la actuación del Grupo de Baile «El Alba» que dirige Susana Cicuéndez, otra delicia más para los sentidos de las muchas que hubo este año. Y la clausura con el espectáculo del fuego con aro y pirotecnia con el magnífico fondo de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción, protagonista muda de casi todos los actos que se desarrollaron, puso el broche de oro a las XIII Jornadas Fadriqueñas.

Valoraciones
Para el concejal de Cultura y Festejos, Alfonso Martín, «me causa mucho orgullo como fadriqueño, ver cómo la gente de mi pueblo y todos los que han venido de fuera a visitarnos, han podido disfrutar a lo grande de unas Jornadas Fadriqueñas que exhiben todo lo que fuimos y lo que somos, que ponen en valor nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro. Tras dos años de sufrida ausencia por la dichosa pandemia, contemplar cómo se ha desarrollado todo, sólo me hace expresar, desde mi corazón, un gracias muy grande a todos, público asistente, asociaciones, personas y personal del Ayuntamiento, que han puesto todo de su parte, para que todo se desarrollara tan bien. El ambiente fue magnífico y esto nos anima a pensar en la decimocuarta edición, y a realzar un evento turístico y cultura que va a más, y que es un resumen de lo mucho que contar que tenemos en La Villa de don Fadrique.»

Por su parte, la alcaldesa, Macarena Aguado, también expresó su «gran satisfacción» por la respuesta de «fadriqueños y fadriqueñas, y de todos los que acudieron a visitarnos para disfrutar de cualquiera de las actividades organizadas, o, simplemente, a darse una vuelta por el Mercado Medieval, que llenó de magia y encanto el centro de nuestra localidad, en un viaje al medievo que estuvo muy bien ambientado, gracias a la gente que salió a la calle en masa, muchos vestidos de época, y esas grandes actuaciones con las que nos deleitaron todas las asociaciones y agrupaciones de nuestro pueblo que hicieron las delicias de todos los que pudimos vivirlo. Gracias, gracias y mil veces gracias, por todo el esfuerzo que tuvo su gran resultado en unas Jornadas Fadriqueñas que son el mejor homenaje a lo mejor de nosotros mismos, a nuestros orígenes, pero también a lo que somos, con las exhibiciones de todo lo que es nuestro desde siempre. Las Jornadas Fadriqueñas, sentenció, forman parte ya del acervo cultural y social de La Villa de don Fadrique.»

Artículos Relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEIDO