Deportes La Comarca de Puertollano

Gran número de amigos y compañeros se desplazaron a Puertollano en memoria del exfutbolista del Calvo Sotelo
Salvador Asensio recibió un merecido homenaje de todo el futbol de Puertollano

César Cubero

Cuando el pasado 25 de Enero se conocía la noticia del fallecimiento del que fuera jugador del Calvo Sotelo Salvador Asensio, el vacío y la tristeza inundó el mundo del fútbol y del deporte en general de Puertollano. Tras no poder superar una grave enfermedad, Asensio nos dejaba demasiado joven, con tan sólo 51 años de edad.

Pero se dice que una persona no muere si los que le conocieron mantienen vivo su recuerdo. Su carrera en el fútbol de Puertollano vistiendo la elástica del Calvo Sotelo hasta la temporada 79-80, así como su labor como técnico en la Escuela de Fútbol Base de Puertollano no cayó en saco roto. Y por ese motivo Salvador Asensio recibió el merecido homenaje que le debía el deporte de nuestra localidad el pasado 25 de Mayo en el estadio municipal Francisco Sánchez Menor.

Partido homenaje

Al acto acudieron numerosas personalidades del mundo de la política y del deporte local. Entre ellas el alcalde de Puertollano Casimiro Sánchez Calderón, el teniente de alcalde Antonio Rodrí-guez, el concejal de cultura y gran seguidor del balompié puerto-llanense Luis Pizarro y el concejal de deportes Máximo Sáez, el cual también se vistió de corto para homenajear a su amigo en el partido que disputaron los exfutbolistas del Calvo Sotelo por un lado y a los veteranos del Puertollano por otro. Jugadores como Juan Vázquez, Zúñiga, Kiko, Nuevo, Chone, Josele Villacreces, Ballesteros, y un largo etcétera no quisieron perderse la ocasión de poder rendir homenaje en su memoria al que fuera su amigo y compañero de la mejor manera posible: jugando un partido de fútbol. Otros tantos no pudieron acudir al acto por diversos motivos, pero quisieron dejar bien claro que su corazón estuviera con la familia de Asensio y con el resto de sus compañeros.
 

Antes de la disputa del encuentro tanto los campañeros como las diversas instituciones presentes entregaron a su desconsolada viuda distintas placas en su memoria que embriagó de emoción al medio millar de espectadores que acudieron a la cita. También destacar de entre los presentes la asistencia al acto del futbolista Alberto Rivera que este año probó fortuna en el fútbol francés con el Olimpique de Marsella.
El público asistente volvió a revivir tras muchos años los recuerdos del Calvo Sotelo al presenciar sobre el terreno de juego a muchos de los que fueron grandes ídolos del fútbol puertollenenese y que tanta historia hicieron engordar con nuestro equipo y haciendo fuera nuestro embajador más importante por los estadios de toda España. Un embajador que tuvo entre sus filas a Salvador Asensio. Que el cielo lo tenga en su gloria.

Página anterior Página siguiente