Edición mensual - Septiembre 2011 - Puertollano

El plan de austeridad en el ayuntamiento de Puertollano a la vuelta de la esquina

La Comarca

Nº 238 - Puertollano

Imprimir

El equipo de gobierno del ayuntamiento de Puertollano trabaja desde el mes de julio en la elaboración de un plan de reajuste económico y de estabilidad financiera que se presentará el 15 de septiembre para su aplicación durante el último cuatrimeste del año y a lo largo del 2012 mediante su desarrollo en dos fases. El alcalde de Puertollano, Joaquín Hermoso Murillo, anunció que este plan económico y de equilibrio financiero pretende que las posibilidades de ingresos y gastos de las arcas municipales se puedan equilibrar, se atienda a los acreedores y a la vez que cobran a los deudores.

Este plan se desarrollará en dos fases. La primera, que se aplicará del 15 de septiembre hasta final de año, atenderá las necesidades básicas municipales, cumplimiento de los compromisos con quien con más lo necesitan y las obligaciones salariales con los trabajadores municipales.

En el año 2012 habrá una segunda fase con un plan de pago con los acreedores, para que sepan cuánto y cuando van a poder cobrar de las arcas municipales. Además seguirán siendo ejes fundamentales el pago de nóminas y las políticas sociales. En palabras de Hermoso Murillo para su materialización será necesario el mayor consenso posible, con un documento presupuestario estable, ya que de lo contrario la situación de la gestión municipal sería muy difícil. ‘La responsabilidad de los grupos municipales nos hará llegar a un acuerdo’.

Reducción del gasto corriente y de los servicios públicos

Un plan que incluye medidas para la reducción del gasto ante la situación económica que vivimos, dado que se registran menores ingresos y ante la deuda existente producida fundamentalmente por la reducción de ingresos “que venían siendo habituales y el impago de deudores con este Ayuntamiento a los que tarde y temprano tendremos que cobrar pero que en estos momentos nos sitúan en una posición de estabilidad presupuestaria difícil”. Para ello se propondrá una reducción del gasto corriente, de gastos fijos de mantenimiento y de consumo energético, con su adecuación al mínimo imprescindible.

También habrá racionalización del gasto en los servicios públicos y se presentarán aquellos que se puedan pagar y el resto tendrán que verse modificados salvo aquellos que sean competencia exclusiva del Ayuntamiento y los que están ligados a las situaciones económicas de los más desfavorecidos. ‘Habrá una reducción importante, teniendo en cuenta que las administraciones locales tenemos una serie de imperativos locales establecidos en la Ley de Bases de Régimen Local de prestación de servicios que son imprescindibles. A lo largo de los años los ayuntamientos se han visto obligados a la prestación de servicios por su no realización por las administraciones competentes. Por la falta de apoyo de otras administraciones tenemos claro que exigiremos su cumplimiento de aquellos servicios que no son municipales. Se producirá un ahorro importante pagando lo que podamos pagar y prestando los servicios que podamos pagar’, argumentó Hermoso Murillo.

Incremento de los ingresos y garantía de los puestos de trabajo

Además se van a aplicar una serie de medidas para el incremento de los ingresos, a la búsqueda de los equilibrios económicos de los servicios no esenciales y verán ajustadas sus tasas y precios públicos.’Tenemos que ser solidarios con aquellos que más lo necesitan, los que tienen mayor capacidad económica tendrán que contribuir. Muchos de los servicios que ahora prestamos tienen un gran déficit, que tienen que pagar todos los ciudadanos de Puertollano’.

También se tendrá que adecuar la presión fiscal de esta ciudad a las necesidades de ingresos que tenemos para el mantenimiento de los servicios básicos y sociales, teniendo siempre en cuenta cuales son aquellos ciudadanos que más pueden contribuir y los que menos lo pueden hacer.

Además desarrollarán medidas de racionalización de gastos de personal del capítulo 1 del Presupuesto, que tendrá que adecuarse a sus posibilidades económicas, con el límite del mantenimiento de todos y cada uno de los puestos de trabajo de la plantilla municipal y de la garantía de sus salarios.

Deuda de 20 millones de euros del Gobierno Regional

Hermoso Murillo adelantó que este plan incluye la reclamación de las deudas que particulares, empresas y administraciones tienen contraídas con el Ayuntamiento. Al respecto hizo hincapié en la importante deuda del Gobierno de Castilla-La Mancha con Puertollano, que asciende a 20 millones de euros.’La responsabilidad de quien gobierna es gobernar y no echar balones fuera y acusar a los que han gobernado antes de situaciones que uno tiene que asumir como propia. Desde la lealtad institucional que debe presidir las relaciones entre este Ayuntamiento y la Junta de Comunidades estamos dispuestos a analizar esa deuda económica, pero no a que a que se olvide la misma y no se nos den compromisos claros de su pago y sobre todo alegando situaciones anteriores. Quien se presenta a gobernar tiene la responsabilidad de hacerlo. Quiero que me respondan los que nos deben. De su respuesta dependerá la que podamos darle a nuestros acreedores. El objetivo es servir a los ciudadanos y no a los intereses de los partidos políticos en los que militamos y el Gobierno Regional cumpla con los pagos que tiene pendientes’.