Edición mensual - Septiembre 2011 - Puertollano

Dispuesto a dar la cara en el peor momento

Al igual que sucede con la mayoría de los ayuntamientos de España, el consistorio de Puertollano atraviesa serias dificultades financieras. No hay suficientes ingresos, otras administraciones no pagan los servicios que presta el ayuntamiento puertollanense, se debe dinero a proveedores y la crisis sigue acuciando. Hay un evidente malestar social que se encarna en movimientos como el 15M que también tiene su reflejo en Puertollano. Para Joaquín Hermoso, la actual tesitura requiere medidas complejas que deberán explicarse a la ciudadanía con toda su crudeza. Y por su cabeza no pasa abandonar el barco municipal en este momento. Joaquín Hermoso quiere dar la cara asumiendo todas las consecuencias.

J. Carlos Sanz

Nº 238 - Puertollano

Imprimir

J. Carlos Sanz: Empecemos con la polémica que se ha desatado a raíz de la programación de un encierro taurino para las fiestas de septiembre. Se pone de relieve que para la oposición y algunos colectivos no era el momento para realizar algo así teniendo en cuenta la difícil situación económica del ayuntamiento ¿Cómo valora estas críticas y cómo justifica la inclusión de un encierro taurino?

Joaquín Hermoso: Creo que la polémica suscitada acontece en un doble marco: por un lado, hay gente que es contraria a los festejos taurinos y a cualquier muestra maltrato animal, una corriente que en nuestro país tiene cada vez más seguidores y aunque no la comparto, sí la respeto. La otra cara tiene que ver con aquellos que piensan que ante una situación económica difícil, este tipo de actos supone un gasto superfluo.

Hay que situar las cosas en su contexto; Luismi Ortiz es una persona que desde que está al frente de la Concejalía de Festejos trata de innovar y ser imaginativo incluso en época de recortes. Tanto es así que el presupuesto para las ferias de septiembre se reduce de manera brutal con relación al año pasado, pasando de 120.000 euros a unos 40.000 euros. El concejal pensó qué podía hacer de novedoso y contundente en una feria que dura cuatro días y teniendo en cuenta la afición taurina que posee mucha ciudadanía de Puertollano, que todos los años se traslada a las ferias de Almodóvar para participar en los encierros, quiso recuperar una antigua tradición y vio que podía ser positivo. Para este evento, el gasto se ha focalizado en cuestiones de seguridad pero hay que destacar la significativa reducción del presupuesto de las ferias de septiembre, habida cuenta que el problema de los festejos municipales es que se antojan como un gasto superfluo cuando existe tanto desempleo.

Sin embargo, los responsables de que haya tanto paro son tanto el estado como los gobiernos autonómicos; quienes tienen que gastar e invertir para evitar el paro son ambas administraciones porque los ayuntamientos sí estamos obligados a organizar nuestras fiestas populares ya que dinamizan la economía. Además, es una competencia municipal como así viene reflejado en la Ley de Bases de Régimen Local, la organización y desarrollo de festejos populares mientras que las políticas activas de empleo no. Hay gente que le gustaría que gastáramos más en lo segundo, claro que sí, pero no es competencia del ayuntamiento y ahora, encima, ni siquiera recibimos un euro para hacer eso.

J. C. S.: Lo anterior es un reflejo de las convulsiones con las que se ha iniciado la presente legislatura ¿Qué momento político se está atravesando en la localidad?

J. H.: Es un reflejo de lo que está aconteciendo tanto en el país como en la Unión Europea. El auge de los movimientos asamblearios que reclaman una democracia real es la expresión de un malestar social ante la situación económica que se está produciendo en Europa. Además, Puertollano siendo como es una ciudad con conciencia de clase muy marcada, todo esto se agudiza. Tengo claro que desde la participación en muchas de las cuestiones de fondo que plantean lo que no puedo permitir es que se pierdan las formas democráticas.

Nos guste o no, ésta es la democracia que tenemos y si la participación ciudadana en los plenos es exigida conforme a los reglamentos, no puede ser luego demandada a la fuerza contra la normativa. Estoy a favor de la participación, de la voz ciudadana, de oír a la gente pero manteniendo las formas democráticas.

J. C. S.: ¿Siente más presión o mayor responsabilidad porque haya colectivos, caso del 15M, que estén fiscalizando la gestión del gobierno local?

J. H.: No es una cuestión de sentir presión ni más responsabilidad. Puertollano es así, siempre hemos tenido movilización ciudadana ante cualquier tesitura desfavorable, también asistencia a plenos, no es nada distinto a lo que ha acontecido y que se recrudece en una situación en la que socialmente todo es difícil.

J. C. S.: Situación difícil la que también atraviesa el ayuntamiento de Puertollano. Usted anunció que a mediados de septiembre se presentará el Plan Económico-Financiero para sanear las arcas consistoriales. Una hoja de ruta que conllevará la adopción de medidas dolorosas ¿Cómo se va a explicar todo esto a la ciudadanía?

J. H.: A través de una explicación muy básica y es que debemos porque otras administraciones no nos pagan. Tenemos deudores como el propio gobierno regional, el gobierno de España que nos ha reducido la aportación económica y hemos visto reducido los ingresos por actividad económica. Se debe a proveedores porque hemos ingresado menos y porque hemos mantenido intactos todos y cada uno de los servicios que pusimos en marcha cuando la situación económica era distinta.

Insisto, todas y cada una de las competencias que siendo impropias de los municipios entendíamos que eran buenas para los ciudadanos. Ahora, las cuentas no cuadran porque si estableces una serie de servicios que no son de tu competencia, que tienen un coste y no te pagan, al final se genera un agujero económico tan profundo como el centro de la tierra por lo que tenemos que decir hasta aquí hemos llegado.

Por ejemplo, no nos pagan el Plan Concertado de la JCCM para prestar servicios sociales. Para que se entienda, se trata de servicios delegados por el gobierno regional, cuya delegación de competencia conlleva al abono de una cantidad; pero no hemos recibido un solo euro durante 2011 con respecto al Plan Concertado cuando sabemos que la JCCM ha cobrado del Ministerio la parte correspondiente al pago para este ayuntamiento. Tampoco nos ha venido un solo euro del Plan de Empleo, siendo competencia básica y exclusiva de la administración autonómica; ni un euro en materia de Deporte Escolar, siendo también competencia exclusiva del gobierno regional y pese a eso, hemos mantenido las Escuelas Deportivas y el Deporte Escolar en todos los centros educativos de la ciudad. Es decir, si nosotros mantenemos servicios y no nos pagan, y además recaudamos menos, llega un momento donde nos vemos obligados a delimitar cuáles son nuestras competencias y obligaciones como administración local, prestando los servicios que nos marca la ley y pagando los mismos religiosamente. A partir de ahí, lo que no sea nuestro, si se nos paga bien y en caso negativo no se pueden gestionar. Y si recaudando lo que podamos recaudar somos capaces de pagar los servios propios y generar un fondo para pagar lo que debemos a proveedores, cumpliremos con la base del documento.

J. C. S.: Por lo que dice ¿El ayuntamiento dejará de prestar aquellos servicios que no son de su competencia?

J. H.: Eso supondrá dejar de hacer lo que no tenemos para pagar por una lógica sencilla. Cuando De Cospedal anunciaba recortes en sus políticas como Educación, está recortando desde su perspectiva ideológica sobre como debe ser la gestión pública. En nuestro caso es distinto porque no vamos a dejar de hacer nada de lo que estamos obligados ni tampoco se va a aminorar. Pero lo que no pueden exigirnos es obligarnos a hacer lo que no tenemos que hacer y pagarlo de nuestros recursos cuando no los tenemos.

J. C. S.: Se dice que este Plan traerá aparejado el despido de personal eventual.

J. H.: Despidos ninguno; la plantilla de este ayuntamiento es intocable. Lo que ocurre es que todos los consistorios tienen un volumen de personal fluctuante cuyo contrato dura lo que dura la prestación de servicios. No se va a producir ninguna rescisión de contratos, es decir, los servicios que dejemos de prestar supondrá la finalización de los contratos que corresponda. Uno de los elementos que hemos acordado con la representación sindical de este ayuntamiento es que la aplicación de este Plan pasa por mantener íntegra la plantilla municipal.

J. C. S.: Ahora que mencionaba a Cospedal, la presidenta del gobierno regional anunciaba un draconiano recorte del presupuesto autonómico que supondrá, entre otras medidas, la paralización de inversiones y obra pública nueva. De aquí se desprende que la construcción de un nuevo hospital para Puertollano, principal objetivo de su legislatura y algo que desde diversos sectores sociales se viene reclamando, ahora mismo no tiene cabida ¿Cuál es su valoración?

J. H.: Esta reivindicación se sitúa en el mismo sitio que al principio de la legislatura, gobernara quien gobernase. La ciudad necesita un hospital y Cospedal será muy libre de establecer prioridades y recortes pero nosotros no vamos a permitir que se escatime en lo sanitario. Nuestra exigencia es idéntica pese al plan diseñado por la JCCM y que recorten de otros sitios.

J. C. S.: Otro asunto escabroso está siendo la Fundación Virtus, concretamente el futuro de los estudios aeronáuticos que se vienen impartiendo. La Consejería de Educación propone una solución que pasaría porque Virtus deje de impartir enseñanzas y que el ayuntamiento de Puertollano ceda gratuitamente las instalaciones de la Fundación para crear un centro tutelado ¿La considera una buena solución?

J. H.: Estoy completamente de acuerdo porque quien tiene la competencia exclusiva en materia educativa es la JCCM. Si este ayuntamiento ha estado en Virtus ha sido por ayudar, por estar presentes en aquello que es bueno para los ciudadanos. Si ahora la JCCM asume los estudios de Técnico de Mantenimiento de Aeronaves, sus costes y su impartición, nosotros estamos de acuerdo. Además, las infraestructuras que solicite la Consejería de Educación estarán a su disposición para que puedan desarrollar los estudios.

J. C. S.: ¿Necesita la cesión llevarse a pleno o no es necesario?

J. H.: Una cesión en uso de estas instalaciones no precisa llevarse a pleno y para ser más ágiles se aprobará por el órgano que corresponda, bien Junta de Gobierno o Alcaldía. Una vez que se formalice la petición la voluntad de este gobierno será ceder las instalaciones para que prosigan los estudios.

J. C. S.: Garantizado el futuro académico para los alumnos matriculados, otro cantar será para la plantilla que trabaja en Virtus ¿Qué pasará con ellos?

J. H.: Pues si la JCCM y todo el mundo se sale del patronato, el ayuntamiento solo no puede mantener la plantilla. Cada uno tendrá que asumir las responsabilidades de sus decisiones. Nosotros hemos querido mantener la fundación pero estando solos no podemos como así ha dejado claro el Protectorado de Fundaciones.

J. C. S.: Toca bregar con las dificultades aunque se ha extendido el rumor de su marcha ¿Qué hay de cierto?

J. H.: Existe un rumor acerca de que marcharé al Congreso de los Diputados en las elecciones generales. Vuelvo a decir lo que dije el primer día que me nombraron como alcalde: cuando me vaya de la política, me iré como alcalde de Puertollano. No voy a ir a ningún sitio y repito que cuando deje de ser alcalde, dejaré de estar en la política. Es decir, cuando crea que he cumplido con mi responsabilidad me marcharé a otro sitio que no tenga nada que ver con el mundo de la política.