Edición mensual - Abril 2011 - Deportes

En el año en el que ostenta el galardón de “Ciudad Europea del Deporte”

Puertollano acogió por primera vez la presentación del Repsol Honda Team

Fueron recibidos en el museo municipal y por último acudieron al pabellón Antonio Rivilla donde se presentaron a la ciudadanía en una jornada que se cerró con una exhibición de trial indoor.

J. Carlos Sanz

Nº 234 - Deportes

Imprimir

El motociclismo, fenómeno de masas, disciplina deportiva que cuenta con miles de seguidores en todo el mundo, la pericia y el riesgo encarnados en jóvenes pilotos que desafían las leyes de la física en cada gran premio, un deporte rodeado de un halo de fanatismo, devoción y seguimiento.

Una ciudad como Puertollano no está acostumbrada a recibir por unas horas a un destacamento de los mejores pilotos del circuito internacional; la ciudad no posee tradición en el mundo del motor (habrá seguidores como en todas partes) pero pese a pasar desapercibida en el universo de las motos cuenta con el complejo petroquímico de Repsol y en algunas de sus plantas se fabrican materiales que se emplean como componentes de las motos de competición del equipo Repsol Honda. De sus instalaciones también salen las gasolinas y lubricantes de competición que luego se optimizan en el Centro Tecnológico que Repsol tiene en Móstoles.

No son motivos estrictamente deportivos pero sí tienen una importancia técnica para que las motos del equipo Repsol rindan mejor y si a ello se le suma el que la localidad celebra este año su marchamo como Ciudad Europea del Deporte se puede entender la presencia de figuras como Dani Pedrosa, Casey Stoner, Andrea Dovizioso o Marc Márquez, pilotos del Repsol Honda Team para la presente temporada y que se presentaron por todo lo alto en Puertollano.

A nadie le hubiera sorprendido que un acto de este tipo se celebrara en Valencia o Jerez pero hete aquí que la empresa Repsol y la ciudad industrial se sacaron un as de la manga para traer a estos pilotos quienes, por unas horas, recibieron un baño de masas. Sorprende que unos chavales tan jóvenes susciten tal expectación; en los rostros de Dani Pedrosa, Casey Stoner o el jovencísimo Marc Márquez se apreciaba aplomo, como si estuvieran inmunizados ante la exposición del aluvión de flashes, cámaras de televisión, muchedumbre y tumulto de personas que revolotean a su lado para conseguir una foto, la firma de un autógrafo o sólo ser tocados por algún aficionado que de ese modo comprueba que sus ídolos son de carne y hueso.

Al igual que el fútbol o el automovilismo, el motociclismo mueve mucho dinero, también es un catalizador de deseos, pasiones irrefrenables, en una palabra, pasión por la velocidad y de algún modo así fue el paso de los pilotos Repsol Honda Team por la localidad, algo vertiginoso.

Presentación oficial en el complejo industrial de Repsol

Previo a la recepción institucional de los pilotos, las instalaciones del complejo industrial de Repsol fueron visitadas por Pedrosa y compañía para de algún modo mostrar a la galería que la dimensión deportiva no sería nada sin la fabricación de componentes y combustibles. Los cuatro pilotos del Repsol Honda Team posaron para los medios, en otras muestra de naturalidad de estos chicos ante la carga mediática que poseen. Después, en el centro de prensa del complejo contestaron a diversas preguntas.

Pedrosa concentró toda la atención ante la misteriosa lesión que padece. El piloto catalán se lesionó la pasada temporada en el Gran Premio de Japón, se fracturó la clavícula y como consecuencia de ello la recuperación de su hombro ha sido lenta agravada por numerosas caídas. Todo parecía solucionado, pero en el circuito qatarí de Losail, donde se inauguró la temporada 2011, en Pedrosa volvió a resurgir el fantasma de su lesión. A mitad de carrera, comenzó a notar una preocupante falta de sensibilidad de su mano que le impedía controlar a fondo su máquina.

Preguntado por el estado de su lesión, Pedrosa se mostró evasivo, tratando de acallar los rumores asegurando que la lesión no reviste especial gravedad. Solo cinco días después, Dani Pedrosa era operado de la clavícula izquierda aunque, en el fin de semana anterior, conseguía el segundo puesto segundo el domingo en el Gran Premio de España de MotoGP.

A punto para disputar el GP de Jerez

La presencia en Puertollano de los pilotos sirvió como escala para el Gran Premio de Jerez que se disputaba ese mismo fin de semana. Tanto Pedrosa, Dovizioso, Stoner y Márquez coincidieron en dar un mensaje de cautela. Stoner es el que mejores vibraciones tenía (fue el ganador del GP de Qatar y hasta ese momento encabezaba la clasificación), Pedrosa reconocía que Jerez es un circuito muy especial para cualquier piloto español y admitía que es una carrera difícil pero confiaba en el rendimiento óptimo de su moto, como después ocurrió en ese Gran Premio de España. El caso de Márquez es distinto; no pudo acabar en Qatar y tampoco en Jerez, aunque en esta última carrera afirmó tener buenas sensaciones y espera sacarse la espina terminando su primer Gran Premio el año de su debut en moto 2. El pipiolo Márquez, ganador del mundo en categoría 125 el año pasado, parece haber asimilado su éxito y ahora sólo piensa en la categoría intermedia en la que milita. Quiere dejar atrás los efluvios del éxito, estar a tope en moto 2 y obtener buenos resultados.

Respecto a los rivales de Stoner, Pedrosa y Dovizioso en moto GP, el campeón del Mundo, Jorge Lorenzo y el gran Valentino Rossi principalmente, todos saben que son huesos duros de roer, que darán guerra esta temporada y que las motos Yamaha que pilotan están al mismo nivel que las Honda. Además, la temporada no ha hecho más que empezar y es pronto para descartar rivales en la carrera por el título.

Stoner y Pedrosa se postulan como un tándem estratosférico aunque algunos consideran que entre ambos habrá rivalidad. Sin embargo, el australiano y el propio Pedrosa rehuyeron de esas afirmaciones y se plegaron a la consigna de trabajar juntos para el equipo.

Recibidos en el museo municipal por un alcalde “pedrosista”

Tras el encuentro con los medios, y junto a los pilotos de Trial, Toni Bou, Laia Sanz y Takahisa Fujinami, y el piloto de rallys Nani Roma, fueron recibidos por el alcalde, Joaquín Hermoso Murillo y el Director del Complejo petroquímico, J. Antonio Carrillo de Albornoz en el Museo Municipal de Puertollano. Si bien el alcalde deseó a todos los pilotos una buena temporada se “mojó” al señalar que en la localidad predomina el sentimiento “pedrosista” algo que no hizo cambiar el rictus inexpresivo que luce el piloto catalán, un chaval que da cierta sensación de frialdad.

Hermoso Murillo recordó el vínculo histórico de Puertollano con Repsol y por eso invitó a los pilotos a que se sintieran como en casa “porque hay una gran unión entre la ciudad y Repsol”.

Después de la recepción, los pilotos tuvieron oportunidad de firmar en el libro de honores del Ayuntamiento de Puertollano y posteriormente visitaron la exposición que permaneció en el Museo Municipal durante toda esa semana con una treintena de fotos de motociclismo.

Fin de fiesta en el pabellón Antonio Rivilla

La jornada tuvo su colofón en el pabellón municipal Antonio Rivilla. Un acto multitudinario, el graderío estaba a reventar de aficionados, donde todos los pilotos se presentaron uno por uno para deleite del personal. Luego llegó el turno de las acrobacias y piruetas ya que los pilotos de trial, Toni Bou, Laya Sanz y Fujinami, realizaron una tremenda exhibición en un circuito diseñado para la ocasión.