Edición mensual - Noviembre 2010 - Puertollano

El alcalde apela al Ministerio de Industria a que “se dé prisa” para aprobar el nuevo marco regulatorio y que éste sea favorable al sector

El sector del hidrógeno reflexionó sobre su nítido futuro mientras que el fotovoltaico pide al gobierno central una rectificación

J. Carlos Sanz

Nº 229 - Puertollano

Imprimir

El Centro de Mantenimiento Industrial, sede provisional del Centro Nacional del Hidrógeno (CNH2), acogió a finales de octubre una cantera estelar de investigadores venidos de todo el territorio nacional para unificar criterios y marcar la hoja de ruta para que la futura infraestructura se adapte tanto a las aspiraciones científico-tecnológicas en relación al hidrógeno como al tejido industrial que se genere al arrullo de la misma.

Como Infraestructura Científico-Tecnológica Singular (ICTS), una de las 24 existentes en España, el Centro Nacional del Hidrógeno tiene por delante el reto de hacer viable a nivel comercial una energía incipiente donde muchos tienen esperanzas depositadas para que la nación lidere la investigación, producción y comercialización con este nuevo vector energético.

A tenor de lo reflejado por Manuel Montes, Director del CNH2, la futura ICTS deberá diseñarse a la carta, adaptándose a las exigencias y demandas de los investigadores. “No se puede organizar una instalación como ésta si no se tiene en cuenta a los usuarios” añade Montes para quien es crucial diseñar el CNH2 a la medida de lo que pida la comunidad científica. La idea es que el centro sea flexible, que evolucione a conveniencia de los investigadores y de paso que sirva como punto de interconexión entre ciencia e industria. Esta condición versátil del CNH2 será intocable y Montes anuncia el grosor de los contactos que está habiendo con grupos de investigación a nivel nacional. De ahí que la jornada de reflexión celebrada haya tenido un carácter concluyente; se supone que se han fijado las líneas prioritarias donde debe orientarse la instalación y cuáles van a ser las líneas de investigación con más peso.

Recomendación de los investigadores y organizaciones nacionales del hidrógeno y pilas de combustible que deberán incorporarse al plan Director del I+D en el CNH2. El filón de la Investigación y Desarrollo era puesto en valor por Enrique Díez Barra, Viceconse-jero de Ciencia y Tecnología, que dejó clara la apuesta del gobierno regional por la I+D. Mientras que Joaquín Serrano, Subdirector de Planificación de Infraestructuras Tecnológicas, arengaba a la participación de empresas españolas vinculadas a este sector emergente con el afán de que copen el liderazgo internacional.

Demandan un marco favorable para el sector fotovoltaico

Curiosamente, el azar quiso que coincidieran en Puertollano dos acontecimientos de calado científico-tecnológico; uno encarnado en el futuro CNH2 y otro en el ISFOC, el Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración, que también acogió la reunión de su Comité Científico Asesor. Por tanto, un volumen de “cabezas pensantes” para demostrar que Puertollano se postula como campus científico-tecnológico a nivel nacional.

Aunque habrá que cruzar los dedos para que el futuro del hidrógeno (su expansión comercial e industrial) no se trunque como así está sucediendo con el sector fotovoltaico donde pintan bastos. Tanto en ASIF (Asociación de la Industria Fotovoltaica) como en algunas administraciones, caso del gobierno local puertollanense, las expectativas no son nada halagüeñas.

El Ministerio de Industria mantiene intacta su política de reducción de ayudas en el sector fotovoltaico y si nada lo impide así será reflejada en el nuevo marco regulatorio, cuyo borrador fue remitido a la Comisión Nacional de Energía (CNE). En él se plantea la reducción de primas a los grandes huertos solares (un 45% en suelo y un 35% para instalaciones sobre techo).

Como aseguraba Pedro Banda, Director del ISFOC, la medida se aprobará con carácter de urgencia durante los próximos días. “La última noticia es que está en tramitación de urgencia por el Consejo de Estado, con el borrador en las mismas condiciones que se presentó antes del verano”. Banda alerta que el sector está atravesando un momento crítico en España, que el nuevo marco regulatorio para nada ayudará por lo que el director del ISFOC pone sus miras en “las grandes expectativas de crecimiento que hay fuera de España”. Emplea el eufemismo de “dimensión global de este mercado” para minimizar el impacto que el Real Decreto está provocando en el ámbito fotovoltaico. Afortunadamente, el ISFOC tiene proyectos de investigación fuera del territorio nacional.

No extraña que Joaquín Hermoso, alcalde de Puertollano, reclame al gobierno central solucionar una situación que de materializarse haría que España perdiera el tren fotovoltaico y forzaría a las empresas a reducir su actividad en España o incluso desaparecer. “No podemos seguir con la incertidumbre en relación al apoyo y fomento de las energías renovables, el gobierno tiene que darse prisa” demanda el primer edil que lamenta que habiendo investigación científico-técnica haya que salir fuera “para promover lo que aquí no se está promoviendo”.

Así, mientras el sector del hidrógeno reflexiona largo y tendido sobre su esplendoroso futuro, el fotovoltaico clama al gobierno central una rectificación para no languidecer definitivamente.