Edición mensual - Noviembre 2010 - Cultura

El corto participará en el II Festival de Cine de Castilla-La Mancha

“Una típica de amor”, primera creación del colectivo puertollanense SPAM

J. Carlos Sanz

Nº 229 - Cultura

Imprimir

A mediados de noviembre, Multicines Ortega acogerá el pre-estreno de “Una típica de amor”, un cortometraje de 25 minutos que ha sido íntegramente rodado, producido y dirigido por un colectivo puertollanense que se hace llamar SPAM.

Se trata del primer proyecto audiovisual del colectivo comandado por el hiperactivo Sergio González, quien ya ha demostrara sus pinitos dramatúrgicos con “La Sala” o “Sex Graciados”. Ahora González y compañía se embarcan en esta aventura, meterse de lleno en el lenguaje cinematográfico con la idea de hacer documentales, series televisivas, cortos y mediometrajes, vamos lo que se vaya terciando.

“Esa es nuestra idea, intensificar la producción de actividades culturales en Castilla-La Mancha ya sea mediante teatro, cine, televisión” cuenta Sergio para quien SPAM es el siguiente paso evolutivo en su escala de creatividad. “Nos gusta crear, hacer cosas y enviar mensajes en cada proyecto en el que nos implicamos, por eso ha nacido SPAM” puede leerse en el blog del colectivo.

Comedia para profundizar sobre la amistad

A Sergio y su equipo no les achantó el hecho de ser neófitos en el ámbito cinematográfico; la mayoría posee una base formativa que aunque no está focalizada exclusivamente en el mundo del rodaje sí trae aparejado que los miembros de SPAM estén familiarizados con el lenguaje. En SPAM hay gente que trabaja en los medios de comunicación: desde realizadores, cámaras, redactores así como otros especializados en el campo de la interpretación. Un auténtico cóctel mezclado con maestría por Sergio González, guionista-director-productor-cabeza pensante, que ha dado como resultado una ópera prima donde desde una clave cómica se profundiza en lo siguiente: hasta qué punto condicionan los lazos amistosos para que uno pueda materializar su idea.

Porque de eso va “Una típica de amor”, la historia de un influenciable guionista obcecado en filmar una comedia romántica pero que precisa de la opinión de sus amigos para dar cuerpo y forma a su idea. Sin embargo, la inseguridad que desprende este guionista principiante es un filón para que sus amistades vayan modificando su idea original, añadiendo y quitando lo que estimen oportuno, generando un pandemónium de cuidado y todo ello bajo un prisma delirante.

De algún modo “Una típica de amor” enmascara una velada crítica hacia el cine americano, concretamente a esas comedias bobaliconas y efectistas donde personajes edulcorados empalagan hasta la saciedad. También, hay guiños al cine de Woody Allen encarnado en un dubitativo protagonista, con baja autoestima, que para obtener reconocimiento precisa continuamente de la opinión ajena.

Bajo presupuesto y enormes ganas

Lo cierto, es que este corto se ha rodado bajo la consigna del “low cost” y con actitud amateur pero sin descuidar la profesionalidad. El rodaje comenzó en verano, la mayoría de los exteriores han sido filmados en Puertollano y las Lagunas de Ruidera, y en SPAM valoran mucho el apoyo económico recibido por el ámbito privado. Se lo han currado para contar con patrocinadores y colaboradores; sin ellos hubiera costado un mundo afrontar los gastos de desplazamientos, dietas, atrezzo, caracterización y maquillaje. Los miembros de SPAM reclaman más apoyo institucional a proyectos culturales que se llevan a cabo en la provincia de Ciudad Real, que de alguna manera las subvenciones remienden el gasto de sus propios bolsillos.

Participación en el II Festival de Cine de la región

Además, ha sido un rodaje a contrarreloj pues “Una típica de amor” formará parte de las películas que se proyectarán en el II Festival de Cine de Castilla-La Mancha que tendrá lugar del 24 al 29 de enero de 2011 en Ciudad Real.

En su segunda edición, se pretende distribuir, primar y promocionar a los realizadores castellano-manchegos y a sus obras cinematográficas, así como alentar a todos los realizadores noveles de la región. Ahí entraría SPAM porque una de las características del festival es que todos los premios recaen en cineastas de la región, valorando ante todo la calidad artística y creativa de la obra, independientemente de la factura económica o la cantidad en premios. “El estar dentro del mundo de los festivales nos ayuda a aprender qué se hace en otros ámbitos, cuáles son las tendencias y sobre todo darnos a conocer” comenta uno de los integrantes de SPAM en una entrevista realizada para el departamento de comunicación del festival de cine.

El “monstruo”, por llamarlo de algún modo, ya está creado. De la factoría de Sergio González, con todos ustedes, “Una típica de amor”, la primera de una serie de obras audiovisuales que darán que hablar, ya lo verán.

Por ahora, los proyectos futuros pasan por sacar adelante los objetivos que se marca SPAM, desarrollar trabajos en cine, teatro y televisión, convertirse en referentes regionales en la creación de proyectos cinematográficos, teatrales y televisivos en la provincia. “Queremos conseguir que en nuestra provincia no sea una cosa de locos dedicarse a las artes, queremos que cualquier persona que tenga una idea, la pueda llevar a cabo” sentencia uno de los miembros de SPAM.

Está claro que mientras esa peculiar unión exista, las ideas fermentarán. El terreno es fértil, el nutriente son las ganas que hay en SPAM por hacer cosas. Mientras tanto, el aperitivo se llama “Una típica de amor” y como decía Woody Allen: “El amor es la respuesta, pero mientras usted espera, el sexo le plantea unas cuantas preguntas”.