Edición mensual - Contraportada - Junio 2010

La Rincona

Aeropuerto público

Víctor Morujo

Nº 224 - Contraportada

Imprimir

¿Cómo van a cargarse de un plumazo una de sus polémicas favoritas? ¿Cómo van a dejar de lado un asunto tan jugoso como el del aeropuerto de Ciudad Real a menos de un año de las elecciones? Si al menos pudieran echar mano aún del tema del agua… pero no, la reforma del estatuto queda para volver con las mismas la próxima legislatura, seguro. Mientras, necesitan algo sobre lo que discutir, quizás para esconder que tienen pocas cosas que decir, que ese punto medio que significa el consenso, en realidad no existe.

¿Se imaginan que, en un alarde de lucidez, hubieran acordado sacar el asunto del agua de la reforma del estatuto de autonomía y así haber llevado al parlamento el noventa y tantos por ciento restante? Ahora tendríamos nuestra carta magna reformada, el desarrollo de nuestras competencias, las que ya nos han sido transferidas y las que están por traspasar, con un marco claro sobre el que pudiera legislarlas cualquiera que fuese quien ocupase el gobierno, con una nueva ley electoral que… bueno, claro, aquí también está el quid de la cuestión, porque, aunque los procedimientos electorales de ese estatuto con el que hemos hecho el ridículo nacional y que ha quedado en el limbo, no se acercan ni de lejos a las reformas que se piden desde los partidos minoritarios, con esa nueva normativa de los comicios, correrían el riesgo de que, el año que viene, aparecieran algunos diputados de Izquierda Unida y Unión, Progreso y Democracia, y ese pastel no están dispuestos a compartirlo, así que borro lo del noventa y tantos por ciento de acuerdo y me quedo con el noventa y tantos por ciento de pacto bajo cuerda para estirar el hilo de sus respectivas retóricas.

Desde casi el principio del asunto, muchas personas, entre las que me incluyo, opinábamos que el aeropuerto central y todo el complejo logístico que lo rodea, es un negocio lo suficientemente complicado para que les venga muy grande a sus promotores, sobre todo porque no han encontrado los aliados del peso y la eficiencia necesarios para levantar ese auténtico revulsivo que puede llegar a ser, y que el hecho de que el gobierno regional se hiciera tantas fotos con ellos no era sino el síntoma de que tendría que acabar asumiéndolo la Junta. Sin embargo, llegó esta crisis extraña, provocada a sabiendas por esa mano negra que muchos llaman eufemísticamente “los mercados”, y los planes comenzaron a fallar: desaparecieron los inversionistas, las empresas inmobiliarias que participan en la empresa empezaron a tener pérdidas, la caja regional comenzó a no cobrar de ellos… y todo ello, si podemos conseguir que los ciudadanos y los gobiernos puedan volver a hacer su propia política, pasará a la historia de los despropósitos.

Pero, en este corto y lamentable camino, han caído muchos sueños de la gente de a pie. El grupo en el que me incluyo esperábamos ya hace tiempo que se anunciase que la administración pública se iba a hacer cargo del aeropuerto, porque sólo ella puede dar la suficiente sensación de estabilidad que necesitan los asustadizos capitalistas para decidirse a apostar por esto. Pero, claro, sospechamos que Barreda, con la papeleta que tiene, no estaba en condiciones de hacer el anuncio sin ofrecer al mismo tiempo su cabeza en una bandeja a Cospedal, así que decidió prolongar la decisión con el asunto del aval, que tan mal le ha salido.

Sin embargo, contra todo pronóstico y en un gambito arriesgadísimo, conociendo lo que opinamos en la calle y lo que estaba trascendiendo como la pólvora en Facebook, Cospedal le arrebata a Barreda por sorpresa la iniciativa: la solución para ese atolladero es la expropiación, la empresa pública, no sólo porque de ese modo puede funcionar, sino también porque sus logros podrán alardearlos quienes gobiernen. Y Barreda, que no tiene uno solo de sus blancos cabellos de tonto, recoge el guante. Toma ya. ¿Y ahora qué? Como es una serpiente que se muerde la cola, vuelvan al comienzo del artículo para poder continuar.

LAS GUINDAS

La ampliación del mobiliario urbano en Puertollano y, más concretamente, la reciente instalación de bancos en calles peatonales, está gozando de una gran acogida ya que, hasta ahora, solo había bancos en algunas plazas y en el paseo de san Gregorio. Hay muchas personas mayores, y no tan mayores, que agradecerán esta excelente iniciativa.

----------

Desde aquí, nuestra enhorabuena al alcalde de Puertollano ya que le ha sido concedido el premio Cocemfe a la persona “por su importante implicación y empeño, al frente del Ayuntamiento de Puertollano, en los aspectos relacionados con las personas con discapacidad …” Joaquín hermoso recogía su premio el sábado, 12 de junio, en Toledo.

----------

También nuestra enhorabuena para dos paisanos que han sido nombrados directores generales de la Junta en la provincia de Ciudad Real. Casto Sánchez, como responsable de Economía y Hacienda y José Fuentes en Ordenación del Territorio y Vivienda.

LA GUINDILLA

De un tiempo a esta parte, todos los jueves hay concentración en la plaza del ayuntamiento de Puertollano protagonizada por los trabajadores de Silicio Solar, convocados por el sindicato CGT, sin que aún hayan tenido respuesta de la empresa. Una medida de presión que dicen se mantendrá “hasta lograr el cumplimiento de la normativa laboral por parte de la empresa”.