Edición mensual - Contraportada - Abril 2010

La Rincona

Las rosas de abril

Benjamín Hernández

Nº 222 - Contraportada

Imprimir

Cuando ustedes lean esto habrá comenzado el mes de abril, el de las lluvias y el de las primeras rosas. En abril, la atmósfera se hace agua y verdor. Comienzan a despuntar los espárragos trigueros, los cardos finos y los cardillos. El campo se enternece y el Valle de Alcudia se convierte en pradera nutricia para el ganado trashumante.

Abril es como la puerta abierta de la vida y se hace difícil levantarse por cómo se duermen tan dulcemente las mañanas. Abril tiene esencias de algo nuevo. Antiguamente, era en la primavera cuando comenzaba el año, que había muerto y resucitado en el frío y la oscuridad del invierno.

Yo recuerdo a menudo mis primeros abriles de consciencia, siempre inquietantes, que me dejaban los sentidos atónitos, asistiendo con perplejidad al poblamiento de hojas de árboles y jazmines. Por estos días nacían los primeros canarios en sus nidos y les hacíamos una mezcla de galleta y magdalena para que los padres alimentasen a sus pollos.

Casi siempre, la primera luna nueva de la primavera trae la Semana Santa, con sus torrijas, melindres, pestiños y flores de sartén. La mesa de mi infancia estaba llena de fuentes de natillas, peyuelas dulces y arroz con leche. Al lado, las cosas saladas: caballa, sardinas y bonito en escabeche, bacalao frito, rebozado, con tomate o con pisto. Y en la lumbre, una olla enorme de potaje trasnochado, calentar y servir. Porque los Días Santos había que salir a ver monumentos en las iglesias, a contemplar de cerca los Pasos y los Tronos y no había tiempo para gastar en andar cocinando. Un claro recuerdo de la Pessah judía y un certero aliento al ayuno, la abstinencia y la penitencia.

Como en cada casa calatrava y manchega, se hacía, con un poquito de caldo, tomate vuelta y vuelta, guindilla y cebolla tierna, un revientalobos que, en Puertollano, se llama tumbalobos.

Desde el tiempo en que murió mi padre, no he vuelto a probar el tumbalobos mejor que el del Bar Luis. Y eso es lo que ha cambiado ya también este abril para siempre, porque su propietario, mi amigo Luis Miguel Ortiz Muñoz, nos ha dejado para fundar su propia peña en otra dimensión, en otra tierra o en otro cielo.

De Luis se pueden decir muchas cosas. Además de llevar trabajando toda su vida en la hostelería, era aficionado al fútbol con dos pasiones bien visibles: su Puerto y su Barça. En el Bar Luis era corriente ver a los aficionados culés de Puertollano y a los grandes amigos madridistas, discutiendo acaloradamente en los partidos clásicos, con un final siempre feliz a pesar de las broncas, porque era imposible no quererse.

Se puede decir que para mí ha sido un amigo entrañable. En su casa, yo me sentía como en la mía, porque lo era. Nati García –Minguillán, su esposa, me sonreía siempre que nombraba a su hijo, Luismi, el concejal de Festejos de Puertollano, con sus dos apellidos, que son tres. Se puede decir de todo, pero la verdad, y en este caso no es un tópico, sino la mayor y más conocida de las certezas, es que ha sido un buen padre, un buen marido, un buen profesional y un gran amigo.

El día 29 de marzo, el bar Luis cerró sus puertas, quién sabe por cuánto tiempo, porque su dueño, el fundador de la Peña Gallo de Martín, el patrón de la Asociación Cuenca Minera, cerró los ojos para siempre.

Yo no sé si estoy siendo frívolo al recordar el tumbalobos, por no decir la paella, las migas y las tapas en variedad maravillosa. Pero no lo creo, porque al lado de esos momentos gastronómicos estaba el calor, la franqueza, la amistad y la nobleza, la risa grave y verdadera de Luis.

Su última aparición pública fue nacional. Porque en Cine de Barrio, en TVE, se ambientó la película “Esta voz es una mina”, de Antonio Molina, en Puertollano, en el Luis y en el Olé.

Adiós amigo, para ti estas rosas escritas en LA COMARCA. Ojalá estés cantando “Soy Minero” en un abril eterno de hermosura, desde el que cuidarnos con tu señorío por los siglos de los siglos.

LAS GUINDAS

La apertura de la nueva rotonda en el puente del AVE, junto a la Virgen de Gracia de Puertollano, ya es un hecho. Esperemos que éste y el resto de cambios en cuanto a la circulación de Puer-tollano sirvan para descongestionar la artería principal de la ciudad, nuestro paseo de san Gregorio.

---------

Por cierto, ya han comenzado los cambios de sentido en algunas calles de la ciudad como la del Pozo, que permitirá llegar hasta la variante del minero, y la de la calle Velázquez, ambas en el centro de Puertollano, y después vendrán más. Por lo tanto, precaución en la conducción durante las próximas fechas.

---------

Álvaro Trujillo Torroba ha vuelto a conseguir el galardón de campeón de España de veteranos en la media maratón celebrada recientemente en Málaga. Un nuevo título que se suma al de subcampeón de España, veteranos, 3000 metros en pista cubierta, que conseguía el pasado 21 de marzo en Zaragoza.

LA GUINDILLA

Puertollano tendrá dos citas importantes con el mundo de la música en el próximo mes de mayo, ya que el día 8, con la nueva edición del Rock Energy Fusion Festival, actuarán aquí: Macaco, El Bicho, Barricada, Siniestro Total y La cosita flamenquita. Pero la del 29 de mayo no se queda atrás con Alejandro Sanz y su nueva gira “Paraíso 2010”.