Edición mensual - Febrero 2010 - Deportes

Lidia María Laguna, una joven promesa del cross y del medio fondo en Puertollano

“Uno de los principales objetivos del atletismo es disfrutar, aunque sea duro”

En la actualidad trata de mejorar sus registros en los 600 y 1000 metros pero su objetivo, de cara al futuro, es prepararse para los 800 y los 1500 metros.

La Comarca

Nº 220 - Deportes

Imprimir

Lidia María Laguna Rodríguez nació en Puertollano en los últimos años del pasado siglo y, en la actualidad estudia segundo curso de la ESO. Se trata, sin duda, de una de las promesas del atletismo local en cross y medio fondo porque su juventud no ha sido óbice para que ya esté muy directamente ligada al deporte. Y es que “de casta le viene al galgo”, su madre, sus hermanos, sus tías y su primo también están muy vinculados al deporte y a la competición.

Pero, volviendo con Lidia María, sus primeros contactos con el mundo del deporte llegaron cuando solo contaba cinco años cuando paso a formar parte de las escuelas deportivas, y concretamente en la especialidad de de atletismo porque era lo que más le gustaba. Desde entonces ya ha cosechado en competición en torno a una veintena de premios y medallas, con un décimo puesto en el campeonato provincial y el vigésimo segundo mejor puesto en el regional de cross.

En la entrevista que hemos mantenido con ella nos comentaba que su principal objetivo ahora es mejorar su marca personal de 1000 y de 600 metros. Aunque de cara al futuro su objetivo serían los 1500 y los 800.

Para ello se prepara duramente y entrena a diario, de lunes a sábado, al menos dos horas por jornada. A este respecto, Lidia María nos comentaba: “Cada día tenemos diferentes entrenamientos salvo el martes y jueves que tenemos entrenamiento de fuerza”.

En estas sesiones cuenta con el apoyo de otro de los grandes entrenadores locales, como es Alberto Pinto, aunque en estos momentos le entrena su primo, Alberto Montero, que es otro de los referentes importantes en el atletismo de competición: “En este momento, nos explica la atleta, debido a la dificultad a nivel personal que tiene Alberto Pinto para poder bajar a la pista, me entrena mi primo Alberto Montero aunque siempre en contacto y con la supervisión de Alberto. Además, en nuestro grupo de entrenamiento están mis hermanos Cruz, Diego y Daniel Laguna, mis primos Alberto Monteroy Agustín Luchena, Sergio, Jonathan Sánchez y Roberto Golderos”. Un entrenador y unos compañeros con los que disfruta y sufre entrenando: “Para la práctica del atletismo uno de los principales objetivos es disfrutar aunque a veces sea un poco duro. Es un sufrimiento llevadero”, explica Lidia María. El resto de su tiempo lo deja para Internet, que es su otra gran pasión, y para estudiar con la idea de ser profesora de educación física.

Milita desde siempre en el Club Atletismo Puertollano y piensa de él que es un buen club pero “le falta gente”. Pero cuando hablamos de atletismo se queja sobre todo de que, aunque haya una buena cantera a nivel local, no se potencia como se merece: “Le sobra ganas por conseguir triunfos y le falta más apoyo y mas difusión ente la gente” añade. También hemos hablado con ella sobre las instalaciones deportivas en nuestra comarca: “Las instalaciones son buenas y suficientes, nos dice, pero con el modulo terminado y sin poder utilizarlo teniendo en cuenta el invierno tan difícil para entrenar al aire libre”. En cuanto a los atletas que ella ve con más proyección de futuro en Puertollano cita a Cruz Laguna, Diego Laguna, Alberto Alonso e Ismael Alonso, aunque también nos confiesa su admiración por Alberto Montero.

Pero al final de nuestra conversación volvía al tema del apoyo al deporte con este deseo: “Que se apoye mas a los deporte como el atletismo y se potencie tanto a nivel económico como social”.