Edición mensual - Contraportada - Febrero 2010

La Rincona

Los costurones del tiempo

Francisco Correal

Nº 220 - Contraportada

Imprimir

María Dueñas viene a promocionar su novela en Sevilla. Ya he hablado en estas mismas páginas comarcales de las cualidades de ‘El tiempo entre costuras’. Retomo a la paisana porque en vísperas de su llegada mantuvimos una conversación telefónica que me abrió muchos poros del recuerdo puertollanero. Sonó mi móvil y era ella. He pasado muchas noches con ella, y espero que entiendan la licencia. Noches repartidas entre las 386 páginas que hasta ahora he leído de su novela. Gracias a Dios y a Marcel Proust yo no soy crítico literario. María me va a conceder el diezmo del paisanaje para ser el primer periodista de un medio sevillano que la entreviste. Más que una exclusiva, es una inclusiva, porque es la ventaja que me otorgan estos asuntos domésticos, internos, de ser del mismo pueblo, de haber crecido en esa mágica dialéctica entre el pueblo y el poblado.

Me dijo María que por generación conoce más a mis hermanos Blas y Quique. Lógico. Blas es del 63 y Quique del 66. María está a caballo entre los dos. Nació el año 64, el del gol de Marcelino a la Unión Soviética. Estábamos recién llegados a Puertollano después de escalas en Galicia y en la panadería de mi abuelo Andrés en Ciudad Real. Cuando nace María yo tengo 7 años, la edad más importante en la vida de una persona. Lo que más me sorprendió de la conversación fue el recuerdo familiar que destacó la escritora que desencadena una dramática odisea a partir de una máquina de escribir: no fue un recuerdo escolar, de pandilla, festivo, vinculado a gente de su generación. María se acuerda de las acrobacias que mi padre hacía cuando se tiraba desde el trampolín a la piscina de Empleados. También las hacía en la piscina de Obreros. Quien sabe recordar, tiene un tesoro para contar. No le dije que en el relevo de Correales, mi padre murió dos días después de que naciera el séptimo de sus nietos. Otra vez el siete.

El apellido Dueñas llevaba días bailando en mi memoria de futbolero. Lo comenté con Félix Calle. Igual es pariente de Teófilo Dueñas, gloria balompédica local que llegó a jugar en el Barcelona, Granada (el de Primera División donde quieren volver ahora con Tariq) y Rayo Vallecano. El espigado delantero es hermano de su padre, tío carnal. Le comenté a María que hay una foto de Dueñas en el palco de Empetrol viendo un partido del Calvo Sotelo. La foto está en el libro que Eduardo Egido hizo sobre ese caballero andante llamado Francisco Sánchez Menor. “El pilfo”, terció rápidamente María.

Me preguntó por mis familiares en Puertollano. Desde que se marcharon mis tíos Ramón y Carmen a Ciudad Real, ninguno. Tal vez, le dije, por eso cada vez me siento más de Puertollano. Porque la ciudad es ahora mi único pariente. Llenamos de Correales la Costa del Sol y mandamos a los embajadores de la nostalgia a las Trescientas Nueve. De esa forma, Puertollano se me aparece ahora como Sevilla cuando llegué un 2 de julio de 1977: una ciudad donde no conocía a nadie y que fui conociendo a machetazos, hasta el punto de que hasta que salí del círculo vicioso de la pensión a un periódico donde no sabía qué escribir tardé dos meses en conocer la Giralda. El tiempo no hace costuras, hace costurones. En realidad es el mejor envoltorio del espacio. En realidad, ya lo he dicho más de una vez, uno no necesita volver a los sitios de los que nunca se fue. Por eso a lo mejor voy tan poco a Puertollano. Que no se entere Fernando Muela.

LAS GUINDAS

Puertollano seguirán dándose a conocer en cinco ferias especializadas de turismo. Ya en este mismo mes, del 26 al 28, participará en la Feria TCV de Valencia; Del 15 al 18 de abril en la Feria SITC de Barcelona; Del 10 al 12 de septiembre en la Feria de Turismo y Caza Fercatur, en el pabellón ferial de Ciudad Real; Del 1 al 3 de noviembre en la Feria de Turismo Interior de Andalucía ‘Tierra Adentro’; para acabar, del 25 al 28 de noviembre, en ‘Intur’ en la Feria de Turismo Interior de Valladolid.

----------

Muy revueltas bajan las aguas para el primer equipo de la UDP después de que el alcalde declarase inviable la propuesta del presidente del club de incluir en el proyecto del Cerrú la construcción de instalaciones fotovoltaicas en dicho estadio. Por otra parte, los socios esperan las explicaciones de Navarro en la próxima asamblea donde se podría decidir la conversión del club en sociedad anónima deportiva.

----------

El Puertollano F.S. Restaurante Dacho ha recurrido sanción que le fue impuesta por no disputar su partido frente al Maristas con la que perdería tres puntos en la clasificación y tendría además una multa de 300 euros. Una decisión a todas luces injusta porque este partido no jugó al no presentarse los árbitros por el mal tiempo.

LA GUINDILLA

El carnaval de Puertollano ha cambiado su programación ya que, para empezar, tanto el desfile de carrozas como el pregón han adelantado sus fechas iniciales. Una novedad que trajo, ya de antemano, un aluvión de carrozas que obligó a cerrar la inscripción porque se había cubierto el cupo. Parece que los carnavales están muy animados en este año aunque también llegan muy fresquitos. ¡Feliz carnaval!