Edición mensual - Diciembre 2009 - Puertollano

Se ha terminado cuatro meses antes y se han invertido 14 millones de euros

Abierta al tráfico la nueva Variante del Minero

J. Carlos Sanz

Nº 218 - Puertollano

Imprimir

La apertura al tráfico de la Variante Este de Puertollano, también conocida como nueva Variante del Minero, pone punto y final a ese halo de inseguridad que atenazaba a los habitantes de la barriada Santa Ana que durante muchos años han alimentado en su subconsciente el síndrome de que algo malo podía ocurrir. El incesante tránsito de mercancías peligrosas que iban y venían del complejo petroquímico se volatiliza para trasladarse desde hoy a la nueva infraestructura viaria con el alivio que eso supone tanto para vecinos como transportistas.

Ese doble beneficio que trae aparejado la nueva vía de comunicación era destacado por José Mª Barreda, presidente del ejecutivo regional, que asistió a la inauguración del tramo junto a los alcaldes de Puertollano y Argamasilla de Calatrava, el presidente de la Diputación Provincial y Julián Sánchez Pingarrón, Consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda.

El hecho de desviar el tráfico pesado de la antigua variante del Minero permitirá que ésta se convierta, a partir de ahora, en una vía de conexión más con el centro urbano. Descongestión de un tramo, que como señalaba Barreda, pertenecía a la categoría de puntos de colapso resultado de la complicada orografía puertollanense.

La empresa encargada de ejecutar esta obra, diez kilómetros de carretera presupuestados en 14 millones de €, se ha adelantado en cuatro meses a los plazos de ejecución previstos, motivo de felicitación por parte de Barreda quien agradeció al equipo técnico del proyecto tal celeridad. Además, el presidente de la JCCM, vinculaba la nueva infraestructura con esa idea de ciudad donde la movilidad sostenible, las buenas comunicaciones y servicios modernos hagan de abanderados. “Diez kilómetros donde no se ha escatimado” recordaba Barreda quien destacó la complejidad de una obra donde ha habido que hacer voladuras en algunos de sus tramos debido a la enrevesada orografía.

Descongestión del tráfico y agilizar acceso al centro urbano

Igual de satisfecho que Barreda se mostraba Joaquín Hermoso, alcalde de Puertollano, quien incidió en el doble matiz que supone la apertura de la Variante Este: una infraestructura viaria que dará “seguridad y tranquilidad a los vecinos que viven cerca de la actual variante del Minero”. Admitió el alcalde que materializar este proyecto ha sido durante tiempo una de sus principales preocupaciones, “de esas cosas que te quitan el sueño” añadía.

Y destacó la mejora que supondrá en el ámbito de la movilidad interna por el municipio, ya que la actual variante del Minero se usará, sobre todo, como un nuevo punto de acceso al centro urbano gracias a la rotonda que se está construyendo y posterior conexión con la calle del Pozo.

El primer edil recordó especialmente la figura del presidente de la Asociación de Vecinos “Santa Ana” por el enconamiento demostrado en todos estos años porque la nueva vía de comunicación fuera realidad. “Con esta infraestructura somos mejores” remachó el alcalde.

Así, la Variante Este de Puertollano se suma a esa apuesta del gobierno regional por hacer de Castilla-La Mancha una de las comunidades mejor comunicadas del país. Siempre que Barreda asiste a un acto de este tipo recuerda que históricamente la región era un sitio de paso y que presentaba carencias en cuanto a comunicación. Gracias al esfuerzo inversor de la JCCM, la situación ha dado un giro sustancial y Castilla-La Mancha se ha convertido “en la rosa de los vientos”, como metafóricamente afirmaba Barreda para dar a entender que actualmente la región está bien comunicada con todos los puntos cardinales de la geografía española.

Por tanto, un día de enhorabuena para los puertollanenses y en especial para los vecinos de Santa Ana que por fin ven disipado ese temor atávico a que los mercancías peligrosas pasaran a diario por encima de sus viviendas. O como de manera un tanto esotérica detallaba Barreda: “conjurar el peligro potencial con esta nueva infraestructura”.