Edición mensual - Abril 2009 - Sociedad

inmigración ... inmigración ... inmigración

Voluntarios y ONGs: una parte esencial

Además de los organismos públicos, cuando hablamos de inmigración y de ayuda hay que tener en cuenta a una serie de personas que son parte esencial y gracias a las cuales muchos inmigrantes pueden subsistir mientras les llegan las ayudas oficiales: las asociaciones y ONGs. Actualmente en Puertollano existen algunas dedicadas a proyectos de ayuda tanto a inmigrantes como a cualquier persona en situación económica o social grave.

Para ponernos en perspectiva sobre el momento que está viviendo la población inmigrante actualmente, nadie mejor que los representantes de algunas de estas asociaciones para contarnos sus distintas experiencias al respecto. Así, hemos hablado con Mercedes Holgado, presidenta de “Todos Iguales” y con Julio César Rioja, delegado de “Caritas” en Puertollano.

Mónica Adán

Nº 210 - Sociedad

Imprimir

Entrevista a Mercedes Holgado

“Es mejor ser ignorado que ser perseguido”

Mónica Adán: ¿Cuántos inmigrantes tenéis censados en la asociación y de qué nacionalidades?

Mercedes Holgado: Tenemos ahora 1.028 personas, que vienen a por ayuda pero también porque esto es para ellos un lugar de encuentro.

M. A.: ¿Viene más gente ilegal que legal o es indiferente?

M. H.: Yo creo que, aunque el gobierno se ha olvidado totalmente de los “sin papeles”, España es un país que los trata mejor que otros países de Europa porque hemos tenido casos de gente que se ha tenido que volver. Allí no eres nadie, es más, eres un perseguido, como en el caso de Italia con Berlusconi.

M. A.: Entonces, es mejor ser ignorado que ser perseguido.

M. H.: Efectivamente, aquí son ignorados pero es mejor. Es una situación compleja porque el sistema es: los cogen sin papeles, los llevan a la comisaría de aquí, los mandan a un centro que hay en Málaga, allí pueden estar hasta tres meses y, si hay un avión hacia su país que tenga algún hueco, los extraditan. Si no, les abren la puerta, salen a la calle y otra vez el mismo problema.

M. A.: ¿Vosotros habéis notado la crisis en estos últimos tiempos?

M. H.: Muchísimo. La inmensa mayoría de inmigrantes trabajaba en la construcción y se ha quedado en paro, muchos no tenían contrato y ahora no tienen ni subsidio. Todos buscan trabajo o alimentos. Nosotros recogemos alimentos no perecederos para poderles dar lo más básico. De hecho desde aquí hago un llamamiento porque apenas tenemos.

M. A.: Además del alimento, ¿de qué manera les ayudáis aquí?

M. H.: Tenemos asesoramiento en extranjería, un ropero, tenemos cursos, ahora va a empezar uno de “Seguridad e higiene en el trabajo”, damos informática, español para extranjeros,… Todo gracias a una subvención de la Consejería de Trabajo y Empleo. También tenemos una bolsa de trabajo para mujeres y hombres por lo que si alguien necesita pintores, limpiadoras, cuidadoras,… aquí tenemos muy buena gente.

M. A.: ¿Qué pensáis y qué piensan los inmigrantes sobre políticas como el “Plan de Retorno Voluntario”? ¿Tienen interés por él?

M. H.: Muy poco. Han venido a enterarse unas ocho personas. El retorno voluntario requiere estar en el paro pero cobrando el subsidio de desempleo y no hay muchos con el subsidio que quieran irse. Los que quieren irse no tienen paro, ni son legales, entonces no entran en esta política. Con ellos actúan otras asociaciones como ACCEM, Cruz Roja, el Movimiento por la Paz y la Liberación,… pero al margen de esta política.

M. A.: Y en cuanto a los medios, ¿sentís que os faltan?

M. H.: Sí, nos faltan medios. Tenemos muchas necesidades, aunque Puertollano es un pueblo muy generoso. En referencia a esto, me gustaría agradecerle a la asociación del Colegio Salesiano “San Juan Bosco” porque hace unas semanas los llamé para decirles que teníamos personas pasando muchísima hambre y han movilizado a todos los chicos y a todo el barrio de María Auxiliadora, al que también doy las gracias, y nos trajeron 800 kilos de alimentos no perecederos que, por cierto, ya se han gastado.