Edición mensual - Marzo 2009 - Puertollano Universitario

Pablo Higueras impartirá una ponencia sobre la distribución y problemática de los líquenes en Puertollano

El CEUP acogerá la XVIII reunión bienal de la Sociedad Española de Historia Natural

Del 13 al 16 de mayo, el Centro de Estudios Universitarios de Puertollano (CEUP) será el marco donde se celebrará la XVIII reunión bienal de la Real Sociedad Española de Historia Natural (RSEHN), una entidad presidida por el puertollanense José Luis Viejo Montesinos, catedrático de Zoología y profesor en la Universidad Autónoma de Madrid, principal artífice de que esta reunión se lleve a cabo en las instalaciones del CEUP.

Acoger un congreso de este tipo supone para Pablo Higueras, Director del CEUP, afianzar el edificio universitario en su espíritu híbrido pues con esta reunión bienal de la RSEHN son ya cinco las ocasiones en la que el CEUP ha servido de escenario para entidades científicas y universitarias de gran prestigio nacional. Fue el caso del congreso de la Sociedad Geológica de España, el congreso de la Sociedad Española de Patrimonio-Geológico Minero, que tuvo lugar en 2007 y cuyas actas se publicaron recientemente, así como un congreso internacional de Informática y la Semana Internacional de Minería y Medio Ambiente.

Una oportunidad para conocer el patrimonio geológico y biológico de Puertollano

Con estos antecedentes, no es de extrañar que Pablo Higueras se haya mostrado receptivo a la propuesta del presidente de la RSEHN, celebrar la reunión bianual en cuya programación se incluirán ponencias impartidas por investigadores del ámbito de la Biología y la Geología, principales disciplinas que componen la Historia Natural. Además, y así lo confirma Higueras, los asistentes tendrán la oportunidad de realizar una visita al patrimonio geológico y natural del entorno puertollanense, caso de la mina ENCASUR así como zonas de Sierra Morena “para conocer a fondo la situación geológica y biológica del entorno industrial y natural de Puertollano” agrega el director del CEUP.

Estas jornadas contarán, además, con el apoyo del Ayuntamiento de Puertollano y ya tienen el visto bueno del Vicerrectorado del Campus de Ciudad Real de la UCLM como confirma Pablo Higueras. Aunque él no es socio de facto de la RSEHN sí participará en el comité organizador y científico de esta reu-nión y con toda probabilidad, así lo asegura, impartirá alguna conferencia sobre unos estudios recientes que junto a tres profesores del departamento de Botánica de la Universidad Complutense de Madrid han realizado para comprobar la distribución y problemática de los líquenes en la sierra de Puertollano y Almadén.

Un estudio demuestra la ausencia de líquenes en las rocas y árboles de Puertollano

A raíz de una visita que los tres profesores mencionados realizaron a la localidad, cayeron en la cuenta de que las rocas cuarcíticas ubicadas en la sierra de Puertollano estaban completamente desprovistas de líquenes. Algo que les motivó iniciar un estudio aproximativo para comprobar que la contaminación atmosférica del entorno industrial es el principal causante de esta aniquilación de líquenes. El liquen, una simbiosis de hongo y alga, es un organismo muy resistente, que se adapta con tremenda facilitad a condiciones extremas y que precisa de muy poco para sobrevivir. Pero en Puertollano lo tienen crudo, como así puso de manifiesto dicha investigación; según Higueras llevaron a cabo un transepto desde la falda de la Chimenea Cuadrá hasta la sierra donde se ubica el castillo de los calatravos “y comprobamos que la biodiversidad de líquenes cambiaba drásticamente, es notoria la ausencia de los mismos en la rocas cuarcíticas próximas a Puertollano y a medida que atravesamos el valle del Ojailén la diversidad de líquenes es amplísima” relata Higueras. Al parecer, las concentraciones de óxido de azufre y óxido de nitrógeno, principales emisiones en el tejido industrial de la localidad, actúan como elementos exterminadores de estos organismos. “Es algo que hemos documentado fotográficamente y se puede ver como la cobertura de líquenes va aumentando progresivamente a medida que nos alejamos del entorno de Puertollano” señala el director del CEUP.

La no presencia de líquenes también se aprecia en la masa arbórea del casco urbano de Puertollano y así lo comprobaron los estudios llevados a cabo por Higueras y su equipo. Apenas hay “y los que sí aparecen está claro que son muy resistentes a la contaminación atmosférica” agrega. Como contrapartida, hicieron estudios similares en el entorno de Almadén para corroborar si la contaminación causada por el mercurio de las minas de cinabrio también era un factor letal para los líquenes de esa zona, tanto en las rocas como en los árboles. Y se puso de manifiesto, a través de un estudio de captación del mercurio por parte de los líquenes almadenenses, “que nos les afecta en su pervivencia, que sobreviven bien a las concentraciones de mercurio”. Sin embargo, la elevada acidez de la atmósfera puertollanense no es tan benigna para estos curiosos organismos y Pablo Higueras desvela que próximamente harán un estudio detallado de la distribución y problemática que sufren los líquenes en el entorno de Puertollano, aunque es obvio que el talón de Aquiles se debe a las concentraciones de azufre y nitrógeno que estos estudios aproximativos han arrojado a la luz.

Tender puentes a la colaboración científica internacional

Ésta será la ponencia que Pablo Higueras presentará en la XVIII reunión bianual de la RSEHN. Una oportunidad para “tender puentes entre las investigaciones científicas que se hacen en nuestro país y otros continentes” asegura Higueras para quien congresos de este tipo sirven para ampliar miras y erradicar la miopía académica que acusan muchos profesores universitarios. “El haber asistido a congresos es algo que me ha ayudado a salir del provincianismo” añade el director del CEUP, que también es profesor de la Politécnica de Almadén, para dejar claro que el principal peligro del entramado docente universitario es caer en el ombliguismo “porque cuando uno sale conoce a otra gente que trabaja en temáticas parecidas y de ahí salen colaboraciones que te ayudan mucho en diversificar tu desarrollo profesional”. A tenor de sus afirmaciones, el que un investigador o docente universitario se acote a un territorio acarrea estrechez de miras.

A nivel científico, la RSEHN posee relevancia en el campo de las Ciencias Naturales, principalmente en los ámbitos de la Geología y Biología. Según Higueras “esta entidad es una de las sociedades científicas más antiguas de España y es un honor que celebren en Puertollano su reunión bianual”.

Y es que la Real Sociedad Española de Historia Natural, RSEHN, se constituye en 1871 bajo la denominación de Sociedad Española de Historia Natural, SEHN. Siendo la decana entre las sociedades científicas de España de carácter privado. Tiene como fines el fomento de la investigación y el estudio de la naturaleza en todos sus campos, la difusión de estos conocimientos, la defensa del patrimonio natural y contribuir a la formación del profesorado a todos sus niveles en lo que a estas materias concierne. Actualmente está presidida por el puertollanense José Luis Viejo Montesinos.