Edición mensual - Junio 2008 - Puertollano Universitario

La jornada informativa se celebró en el IES Virgen de Graciaa

El ámbito docente da a conocer la nueva reforma universitaria

El IES Virgen de Gracia de Puertollano se convirtió por un día en foro de reflexión y debate acerca de las nuevas competencias que el docente ha de asumir una vez entre en funcionamiento la reforma educativa aprobada en los acuerdos de Bolonia.

En lontananza se vislumbra el nuevo Espacio Educativo Superior (EES), entiéndase el nuevo marco educativo que regirá el sistema de enseñanza a partir del próximo curso académico, y como se hace necesario informar a la población estudiantil así como al entramado del profesorado, diversos miembros de la comunidad educativa castellano-manchega asistieron en calidad de ponentes para tener un encuentro con el afán de explicar y dar a comprender qué va a suponer la nueva reforma educativa en el sistema de la enseñanza pública.

División entre estudios de Grado y Posgrado

La tentativa no es otra que detallar con pelos y señales que consecuencias acarreará Bolonia tanto en la metodología del docente como en el ámbito del alumnado. Antonio Moreno, Director del Instituto Superior de Formación del Profesorado del MEC, calificaba la reforma incipiente como “un momento crucial” que transformará las titulaciones actuales en estudios de Grado y Posgrado. Señaló que la principal novedad será la obligación que tendrán los docentes incluidos en las enseñanzas regladas de la LOE de cursar un Master pedagógico. Será el sustituto del obsoleto CAP (Curso de Aptitud Pedagógica) al que estaban obligados a realizar algunos titulados en licenciaturas enfocadas principalmente a la docencia en Secundaria, y que ahora desaparece para dar entrada a un master que presuntamente capacitará a todos los docentes del sistema de enseñanza para impartir clases.

La administración pública sabe que la nueva reforma educativa apenas es conocida en el seno estudiantil, de ahí que Antonio Serrano, Director General de Personal de la JCCM, incidiera en la importancia de que los Institutos de Secundaria celebren estos foros de difusión y debate. Según Serrano, el nuevo Espacio Educativo Superior supone un reto apasionante y conlleva a que las distintas administraciones públicas estén a la altura, algo que ya se ha producido en Castilla-La Mancha a través de un acuerdo que la Consejería de Educación suscribió semanas atrás con los cinco principales sindicatos de la enseñanza pública; “con este acuerdo se dará un impulso educativo importante a través de nuevos recursos humanos y materiales” apunta Serrano.

A su juicio, la irrupción de este marco educativo tendrá que abordar tres cuestiones fundamentales: los docentes tendrán que actualizarse para implementar nuevas herramientas pedagógicas, la educación de “calidad”, como califica Serrano a la reforma educativa, trae aparejada una modificación de la función pública docente y por último, debe seguir primando la voluntad de enseñar y la vocación entre los profesores.

Nuevas formas de dar las clases

La entrada en vigor de la reforma educativa, que cuenta con el consenso de la Unión Europea, impone una nueva directriz pedagógica que los docentes deben incorporar para modificar su manera de dar las clases. En ese sentido, Pedro J. Pérez, Presidente del Consejo Escolar de Castilla-La Mancha, sacaba a relucir que a partir de ahora “se evaluará a los alumnos en competencia”. Y este objetivo requiere una reconversión del perfil del docente “que no sólo transmita conocimientos sino que modele herramientas e instrumentos para esta finalidad de competitividad”. Guste o no, Bolonia se diseñó con la intención de formar a alumnos competentes y en esa pretensión de obtener a los mejores, “exigirá una metodología adaptada para el docente”.

Por último, y a modo de reflexión, Lorenzo Sánchez, Catedrático de la UCLM, afirmaba que el éxito de la nueva reforma educativa “dependerá de la capacidad emocional de los docentes”.