Edición mensual - Contraportada - Junio 2008

La Rincona

El otro Toledo

Víctor Morujo

Nº 200 - Contraportada

Imprimir

Es este Ohio un estado curioso porque, pese a estar tan al norte de los Estados Unidos, en la región de los grandes lagos, tiene dos vínculos con la cultura española tan casuales como reveladores de lo poco que les enseñan a los ciudadanos americanos sobre nosotros. En mi viaje a estas tierras he podido comprobar que la leyenda de que esta gente sigue pensando que América la descubrieron los italianos es una lamentable realidad, sin que ninguna de nuestras autoridades parezca haber hecho nada para cambiarlo, pese a tanto Instituto Cervantes y hermanamientos varios.

Para comenzar, su capital se llama Columbus, aunque en sus comienzos nació como un villorrio llamado Franklinton, fundado por un admirador de Benjamin Franklin llamado Lucas Sullivant. Estas tierras boscosas, antes dedicadas a la madera y la caza, están en la confluencia de dos grandes ríos, que se desbordaron en las tremendas inundaciones que en 1798 borraron el lugar del mapa. No obstante, la población fue reedificada y, cuando se firmó su acta fundacional, el 14 de febrero de 1812, se le dio el nombre de Columbus, sin mayor explicación que en honor de Cristóbal Colón.

Esta falta de rigor histórico no fue inconveniente para que Columbus celebrara por todo lo alto el V Centenario del Descubrimiento, instalando en su puerto fluvial una réplica exacta de la Santa María que se ha convertido en una de sus principales atracciones turísticas. Sin embargo, la fachada principal de su ayuntamiento la preside un gigantesco bronce del almirante genovés… ¡obsequio del gobierno italiano!

Pero hay más: la cuarta ciudad en población e importancia de Ohio se llama Toledo, aunque por razones nada eruditas explicadas en varias leyendas y teorías. La versión más aceptada, y la más decepcionante para quienes buscamos parentescos, es que el nombre lo propuso un comerciante llamado Willard J. Daniels por estas tres razones “de peso”: es fácil de pronunciar, es agradable al oído, y no hay ninguna otra ciudad en Estados Unidos que se llame así.

Esta circunstancial Toledo, que se abre a orillas del Lago Erie, muy cerca del estado de Michigan, en la amplísima desembocadura de un río, está hermanada con nuestra capital regional, de lo que da fe una placa, presidida por las cuatro banderas (USA, España, Ohio y Castilla La Mancha), y puede que estos toledanos, a pesar de todo, crean que su ciudad hermana está en Italia, porque no tienen “ni papa” de banderas. A esta Toledo la llaman Glass City (la ciudad del cristal), pero no por alguna metáfora basada en las cristalinas aguas del lago al que se asoma, un extraño mar sin olas: antes de que la cercana Detroit se convirtiera en el motor, nunca mejor dicho, de la industria automovilística estadounidense, Toledo era famosa por su industria del vidrio: ventanas, botellas, artesanía en cristal y materiales de construcción para rascacielos… Aquí se construyó, en 1935, el primer edificio recubierto completamente de dicho material, la sede de una importante empresa cristalera (¿quién si no?)

Ahora es la capital mundial de los componentes de automóviles y buena parte de sus más de 300.000 habitantes, casi 800.000 contando su área metropolitana, se dedica a fabricar bombillas, amortiguadores, baterías, zapatas de freno y demás elementos que luego son ensamblados en los coches de Detroit. El único que se fabrica completo en Toledo es el Jeep.

Vistosos y modernos rascacielos conviven, en sus limpísimas calles, con edificios coloniales, pero en su centro no hay tiendas, ni bares, ni supermercados, es decir, no hay nada que hacer en el “downtown” en horario laboral, todos están metidos en sus oficinas y las calles están deshabitadas, como la de una Nueva York fantasma. Tampoco en esto se parece siquiera a otras ciudades americanas… y no digamos a las españolas.

LAS GUINDAS

La UD Puertollano sigue preparando la próxima temporada y ya hay fecha para la presentación oficial ante los medios de comunicación y aficionados de la UD Puertollano, será el día 15 de julio en el auditorio municipal de Puertollano. Al día siguiente, todos los jugadores pasarán el correspondiente reconocimiento médico para tener un informe detallado de cada uno de ellos. Y el 17 de julio comienzan los entrenamientos.

---------

¿Recuerdan las espadas y puñales de la edad del bronce que fueron hallados recientemente en nuestra comarca? Pues bien, según nos comentaban desde el Museo Municipal, volverán a Puertollano cuando las obras previstas en estas dependencias municipales finalicen. Por el momento, se pueden ver en el Museo Provincial de Ciudad Real.

---------

La concejalía de medio ambiente del ayuntamiento de Puertollano ha ampliado el número de expendedores de bolsas de plástico, para el problema de las heces de los “perritos” en la vía pública, que ya habían sido instalados con anterioridad en Puertollano. Esperamos dos cosas: la primera, que todos nos concienciemos con este problema y los expendedores sirvan para, al menos, paliarlo; y la segunda: que no se lleven las bolsas para otros fines y respeten los expendedores.

LA GUINDILLA

Y una buena noticia para cerrar esta edición: el director general de Ciudad Real Aeropuertos ha afirmado que el aeropuerto estará operativo a partir del 25 de septiembre con vuelos diarios a Barcelona. Después llegarán los vuelos insulares a Palma y Tenerife. Y la próxima primavera-verano comenzarán los vuelos internacionales.