Edición mensual - Junio 2007 - Puertollano Universitario

Esta titulación, diseñada por la Escuela de Ingeniería Industrial de la UCLM, constará de 240 créditos

La Ingeniería de Mantenimiento Industrial en marcha el próximo curso

Con toda probabilidad, el próximo curso académico entrará en funcionamiento la Escuela Superior de Ingeniería de Mantenimiento Industrial. Una licenciatura de grado, adaptada al nuevo marco educativo de Bolonia para la universidad, cuyo plan de estudios es de 240 créditos y estructurados en cuatro años.

Así lo aseguraba Luis Pizarro, Concejal de Universidad, en la visita que al nuevo edificio realizaba con los medios de comunicación locales. Aunque Francisco Alía, Vicerrector de la UCLM, dejó entrever meses atrás la dificultad de poner en marcha la titulación para el curso 2007-08, la situación ha dado un viraje tal y como reconocía Pizarro; “las conversaciones que estamos manteniendo tienen como objetivo que esta titulación comience en el siguiente curso académico”.

Consolidará la presencia universitaria en Puertollano

El comienzo de estos estudios supondrá un avance significativo de la presencia universitaria en la ciudad. De ello es consciente Pizarro quien recordaba que la nueva titulación “viene a sumarse a las dos existentes en la actualidad, Gestión Aeronáutica y Antropología Social”, dos titulaciones que se vienen impartiendo en el Centro de Estudios Universitario. El concejal recordó que la intención del Equipo de Gobierno no es otra que materializar estudios universitarios que no sean los de siempre. “A Puertollano tienen que venir estudios técnicos preparados para hacer frente a la potencialidad industrial que tiene esta ciudad y con un objetivo claro como es la empleabilidad”, señalaba Pizarro.

Una titulación diseñada a la carta

La nueva Ingeniería de Mantenimiento Industrial presenta como principal característica su originalidad, ya que el plan de estudios ha sido diseñado exclusivamente por Vicente Feliú, Director de la Escuela de Ingenieros Industriales de la UCLM. Esta confección a la carta posibilita el contar con unos estudios universitarios específicos que cubrirán unas necesidades tanto de investigación como industriales. Inicialmente, el edificio que acogerá la titulación tenía como objetivo albergar un centro de Metrología dirigido al ámbito industrial “pero gracias al esfuerzo de Feliú y los catedráticos Octavio Armas y Magín Lapuerta, el edificio se han convertido en un aula universitaria”, destacaba Pizarro.

6 millones de euros en inversión

El concejal calificó el edificio “como la joya de Puertollano en materia universitaria”. De hecho, ya se han culminado las dos primeras fases de su construcción que han supuesto un desembolso de 4 millones de euros financiados en gran parte por los fondos MINER “y falta una tercera fase en la que se invertirán otros dos millones de euros”, aseguraba Pizarro. En total, más de 6 millones de euros para completar la construcción de un centro de dos plantas que ocupa una superficie de 4.000 metros cuadrados.

José María Bosch, uno de los responsables del diseño, comentaba que en el edificio se aúnan perfectamente funcionalidad y exigencias industriales. “Para el apartado de metrología se han habilitado espacios donde acometer toda la cuestión investigadora”, en clara referencia a los diversos laboratorios para mediciones con que cuenta el centro. Asimismo, y pensando en los estudiantes que cursarán la titulación, “existe una zona universitaria con espacios de circulación y aulas suficientes para su adaptabilidad a cualquier tipo de circunstancia”. Por este motivo, se han empleado materiales resistentes al desgaste combinados con un afán estético como la presencia de muros-cortina en las aulas, acabados interiores, suelos de granito y terrazo pulido, aspectos que diferencian al centro de ser exclusivamente para uso industrial.

Características del edificio

El Centro de Mantenimiento Industrial dispone de dos espacios diferenciados, el destinado a los alumnos que cursen la titulación y el propio centro de Metrología. Este último está estructurado en diferentes laboratorios donde se pueden llevar a cabo todo tipo de mediciones relacionadas con la ingeniería industrial.

Así destacan el laboratorio de caracterización de combustibles, el laboratorio de motores donde se medirán aspectos como la potencia, rendimiento y consumo. Según confirmaba Bosch, en dicho lugar también tendrán cabida los motores aeronáuticos que en la actualidad se están empleando en los cursos impartidos por Virtus.

Dos de los laboratorios más significativos con que contará el Centro de Metrología son los dedicados a mediciones mecánicas y radiológicas. El primero de ellos presenta como característica el estar aislado del resto a través de un sistema de refrigeración propio para evitar el cambio térmico de los productos objetos de medición. Mientras, en el laboratorio radiológico, situado en una planta subterránea del edificio se llevarán a cabo análisis de productos radioactivos. Debido a la peligrosidad de estos productos, las paredes del laboratorio están diseñadas con hormigón, tienen más de 70 centímetros de espesor, y cuentan con medidores Geiger para detectar en todo momento los niveles de radioactividad.

Ya en la segunda planta, el apartado de Metrología se completa con otros laboratorios como el Electromagnético, el Eléctrico y Lumínico.